*

Las papas fritas serían la clave para encontrar la cura a la calvicie

5 FEB 2018 / Ciencia

Las papas fritas serían la clave para encontrar la cura a la calvicie

Un estudio de la Universidad Nacional de Yokohama descubrió que un elemento clave en la confección de las papitas puede hacer crecer el cabello

Ni frutas, ni verduras, ni cremas hechas con alguna planta de una isla exótica. La cura contra la calvicie, ese mal que azota de manera despiadada frente a la autoestima de millones de personas alrededor del mundo estaría oculta en el alimento que menos esperaríamos que nos pudiera generar un beneficio: las papas fritas.

Este increíble hallazgo fue realizado por un equipo de investigación de la Universidad Nacional de Yokohama, quienes descubrieron que una sustancia llamada Polidimetilsiloxano pudo ser usada para ayudar a volver a crecer pelo de un grupo de ratones de laboratorio.

Esta sustancia que parece un trabalenguas, es un tipo de silicona que utilizan cadenas como McDonalds Kentucky Fried Chicken para evitar que el aceite usado para freír los alimentos produzca espuma.

El Polidimetilsiloxano fue clave para la creación en masa de gérmenes de folículos pilosos, los que fueron colocados en la espalda de roedores calvos, a quienes en cuestión de días ya comenzaron a crecer sus propios cabellos. Evidentemente la razón de por qué usaron este compuesto no estuvo en su presencia en las papas fritas, sino que porque hallaron que fue el que mejor podía conservar las condiciones de funcionamiento para sus folículos artificiales.

De todas formas, esto no significa que la sustancia ahora tenga libertad de uso, ya que el PDMS, como también se conoce, se usa para conservar lentes de contacto y artículos médicos y su utilización en alimentos ha estado puesta siempre en duda, ya que podría estar vinculado a aumento en el riesgo de cáncer.

Así que ya lo sabes, quizás en el futuro la vida nos de dos opciones: tomar el camino donde debamos aceptar nuestra calvicie u otro en donde seamos gordos, pero con frondosas cabelleras.

Seguir leyendo