*

Piñera Papers: Una historia de memes

28 SEP 2018 / Actualidad

Piñera Papers: Una historia de memes

A lo largo de su carrera política, Sebastián Piñera ha tenido varios momentos memorables que involucran papeles. Estos son los mejores.


Cada vez que Sebastián Piñera quiere llamar la atención, siempre cuenta con un as bajo la manga. O en realidad, más que una carta, se trata de algún pedazo de papel.

A lo largo de su extensa carrera política, ya sea en la presidencia o en campaña para llegar a la Moneda, el mandatario siempre ha sabido valerse de una serie de escritos que saca en los momentos más inesperados para volcar toda la atención de la opinión pública hacia sus manos.

Habiendo conocido hoy el último capítulo de una saga que no tiene fin, en Mouse recordamos la extensa historia que ha tenido el recientemente apodado “señor de los memes” con papeles de diferentes tamaños, colores y contenidos y el impacto que causaron en el mundo de los virales chilenos.

El papel de los mineros

El milagroso rescate de los 33 mineros atrapados en la mina San José el año 2010, trajo consigo el papel más importante en la historia de este presidente. El papelito con el que Mario Sepúlveda y sus compañeros anunciaban que estaban con vida, fue recibido por Piñera y su equipo de trabajo como una verdadera señal del cielo.

Resguardado tras una lámina de plástico, Piñera acarreó el mensaje de vida y esperanza a cuánto lugar pudo acudir, aun cuando sus voces más cercanas le advertían de lo tedioso que podía resultar.

Pero nada importaba. Para Piñera el papel de los 33 mineros era su certificado de popularidad y tenía que mostrarlo lo más posible. Fue también el meme más recordado de su primer gobierno y probablemente el origen de toda su relación futura con este regalo de la industria forestal.

El voto traicionero

Año 2012. Elección Municipal y como anfitrión de la llamada fiesta de la democracia, Piñera acudió a votar para, como siempre, dar el ejemplo a toda la ciudadanía para ejercer su derecho a sufragio bien temprano.

El problema es que al salir de la urna, Piñera, la mesa y todos los periodistas que estaban allí presentes se percataron que el voto de Piñera estaba mal doblado, por lo que tuvo que hacer un curso express en la misma mesa, devolverse a la urna y finalmente poder entregar su elección.

En ese momento, Piñera se excusó diciendo que “el voto era más grande que nunca” y que “es parte de lo que tenemos que aprender sobre cómo se vota en nuestro país”.

Curiosamente el error se volvió a repetir en 2016 y 2017, cuando el mandatario olvidó sacar la colilla con el que el Servel lleva la cuenta de los votos emitidos.

El gráfico sospechoso

Saltamos al 2017, cuando Piñera estaba en pleno debate televisivo en miras de las elecciones presidenciales. Y en un momento, cuando comienza a hablar sobre la delincuencia, Piñera se ayuda nuevamente de uno de sus clásicos papeles, el cual tenía un gráfico muy particular, que mostraba el porcentaje de victimización de la ciudadanía.

Lo curioso de este papel, es que los gráficos estaban un tanto exagerados, sin respetar ninguna lógica matemática. Claramente Piñera quería dejar en claro que en su gobierno había menos victimización, aunque no sabemos si daba como para que un 27% fuese el doble de un 23%.

El papel perdido

Ya en su segundo mandato, Piñera no quiso olvidarse de su larga tradición, y en julio pasado protagonizó una clásica Piñericosa, cuando los papeles de su discurso se desordenaron, lo que causó un silencio incómodo por varios segundos.

Un silencio que fue roto con la ya inmortal frase “¿Quién metió mano aquí? Si no es mi mujer, es el diablo“.

Un momento insuperable ¿o no?

Memes en la Casa Blanca

La cumbre entre Donald Trump y Sebastián Piñera tenía muchas expectativas y no decepcionó. Sorprendiendo incluso a los más optimistas, Piñera decidió esta instancia para entregar su meme definitivo, una imagen tan increíble por si sola que ningún Photoshop le hará justicia.

Ignoramos si este papel será tan paseado alrededor del mundo como el de los mineros, pero claramente pasó a la historia como uno de los papeles más famosos de una larga y extensa historia que está muy lejos de escribir su última hoja.

Seguir leyendo