*

Patty Jenkins responde a James Cameron por críticas a Wonder Woman

25 AGO 2017 / Cine

Patty Jenkins responde a James Cameron por críticas a Wonder Woman

El director de Terminator señaló en una entrevista que La Mujer Maravilla le parecía "un paso atrás" en la representación de la mujer en el cine


En un mundo lleno de críticos, la conducta más sabia siempre termina siendo escuchar y no tener que responder necesariamente a cada provocación que se hace desde la tribuna de las redes sociales, desde un blog o un video de YouTube. Pero cuando esa crítica viene de una voz autorizada y de prestigio, las ganas de responder se convierten en una necesidad.

Eso es precisamente lo que pasó con Patty Jenkins, la directora de Wonder Woman –la película de orígenes de un superhéroe más exitosa de la historia-, quien fue el blanco de las críticas de uno de los directores más experimentados y respetados de la industria del cine: James Cameron.

En una entrevista con The Guardian, Cameron señaló que, a pesar de haber disfrutado con el film de Wonder Woman, la representación de la heroína interpretada por Gal Gadot le pareció “un paso atrás” en lo que respecta al rol de la mujer en el cine. El director de Terminator señaló que el personaje principal de la película es tratado como un objeto y que no se diferencia del rol que un héroe masculino tendría en pantalla.

El director fue un paso más allá y haciendo gala de su mejor mansplaining, decide comparar la película de Jenkins con una de sus propias películas, Terminator.

“Sarah Connor no era un ícono de belleza. Ella era fuerte, tenía problemas, era una madre terrible y se ganó el respeto del público con puro coraje”.

Y fue quizás esta parte de la crítica la que motivó a Jenkins a defenderse a través de la red social favorita de los descargos: Twitter. A través de un texto compartido como pantallazo, Jenkins dedicó palabras no solo para defenderse de Cameron, sino que para señalar que su visión de Wonder Woman no resta, sino que suma a la representación del género femenino en el cine.

El principal problema de Jenkins con el argumento de Cameron es que simplifica al rol de la mujer fuerte en el cine a una sola dimensión: la de la mujer dañada que aun así logra superar sus problemas. Pone como ejemplo a una de sus anteriores películas, Monster, donde su protagonista era una ex prostituta que se convierte en una asesina en serie y que si fue alabada en su momento por Cameron.

Pero eso no significa que todas las mujeres en el cine deban ser iguales, y que el punto de Wonder Woman es que se puede también entregar una fantasía de empoderamiento al público femenino de la misma manera que han existido héroes de este tipo para los hombres.

“Si no somos libres de ser multidimensionales o celebrar a una mujer porque es atractiva y querible, entonces no hemos llegado muy lejos. Yo creo que las mujeres pueden y deben ser DE TODO, lo mismo que para los roles masculinos. No existe una forma correcta y una equivocada de mostrar mujeres poderosas”, sentencia Jenkins en la defensa a su obra y también, de la audiencia femenina que ha convertido a la película en un éxito tanto para DC Comics como para el avance del género femenino en las grandes taquillas de Hollywood.

Seguir leyendo