*

La historia de la película que nunca fue de Black Panther

30 ENE 2018 / Cine

La historia de la película que nunca fue de Black Panther

En los '90 Wesley Snipes hizo una gran campaña para llevar al cine al héroe africano, sin embargo, no tuvo éxito.


En el marco de la premire de Black Panther en Estados Unidos, no solo surgieron las primeras impresiones de algunos críticos , ya que en The Hollywood Reporter hablaron con Wesley Snipes sobre la película que nunca fue sobre el rey de Wakanda.

Durante la década de 1990, y antes de protagonizar Blade, Snipes inició una campaña para llevar al cine a Pantera Negra.  En ese tiempo, el actor tuvo que enfrentar un panorama difícil, donde los estudios temían hacer películas basadas en un cómic y aún no habían los medios tecnológicos para darle vida a Wakanda.

Black Panther fue creado en 1966 por Stan Lee y Jack Kirby, convirtiéndose en el primer héroe africano de los cómics. Tres décadas más tarde, Marvel le propuso a Snipes y su manager Doug Robertson, un proyecto para llevar al cine al personaje.

“Creo que Pantera me llegó porque el era noble, y era la antítesis de todos los estereotipos con que son presentados e interpretados los africanos, la historia de África y sus reinos”, declaró el Snipes. “Tenía una relevancia cultural y social. Era algo que la comunidad negra y la comunidad blanca nunca habían visto”, agregó.

La producción de la película logró avanzar, se escribieron muchos guiones, el mismo Snipes encarnaría a T’Challa y Mario Van Peebles  y John Singleton eran considerados para dirigir.

Pero la producción comenzó a complicarse. Todo el potencial que el interprete de Blade veía en la representación de los países africanos, era considerado irrelevante por otros como Singleton que querían darle otra dirección.

“John estaba como ‘Nah, mira el tiene el espíritu de Black Panther, pero está intentando que su hijo se una al movimiento por los derechos civiles. Y su hijo tiene un problema, y ellos tienen algunas diputas porque el está tratando de ser políticamente correcto y su hijo quiere ser un idiota'”, recordó Snipes.

“Estoy parafraseando vagamente nuestra conversación. Pero finalmente, John quería tomar el personaje y ponerlo en el movimiento por los derechos civiles“, añadió el actor “Y yo estaba como, ‘¡Amigo! ¿Donde están los juguetes? Ellos son una nación muy avanzada tecnológicamente, y sería fantástico ver a África de esa forma, opuesta a como se la representa tradicionalmente.’ Yo quería ver esa gloria y belleza de África.”

En esos años, Marvel no gozaba de las buenas ganancias que hoy tiene de la mano de Disney. La compañía había vendido los derechos cinematográficos de algunos de sus personajes para evitar caer en la quiebra.

La propuesta de Hayes comenzaba con una batalla en Wakanda y un bebé T’Challa abandonado en el río en un canasto para ser salvado.  Años después  T’Challa ya es adulto y vive en otro lugar, siguiendo adelante con su vida. Pero repentinamente es atacado en un ascensor y se desata una pelea muy coreografiada desde donde comienza el resto de la historia.

Tom DeFalco, editor de Marvel en ese fecha, recuerda que  Hayes  “tenía un asombroso manejo del personaje, la acción, la intriga y todo lo demás”. Sin embargo, la idea nunca se concretó.

“Finalmente no pudieron encontrar la combinación adecuada de guión y director“, concluyó Wesley Snipes . “También en esa época estábamos muy adelantados en el pensamiento, la tecnología aún no permitía materializar lo que se había creado en los cómics.”

La tecnología que señala Snipes, jamás habría permitido hacer un traje como el que hoy tiene el Pantera Negra de Chadwick Boseman. “En realidad, creo que hubiera utilizado un spándex. Uno con orejitas de gato. Tendría que haber estado en forma porque habría sido muy ajustado a mi cuerpo” especuló el actor.

T’Challa  hizo su debut en la pantalla grande en Capitán América: Civil War, pero la nueva película de Marvel Studios es su primera aventura en solitario. Black Panther se estrena el 15 de febrero.

 

 

Seguir leyendo