*

Por qué deberías parar, respirar y pensar (mucho) antes de comprar el iPhone X

14 SEP 2017 / Tecnología

Por qué deberías parar, respirar y pensar (mucho) antes de comprar el iPhone X

Además del elevado precio por este gama alta, varios entendidos en la materia afirman que las novedades son bien escasas.


Esta semana Apple golpeó la industria con el lanzamiento de sus nuevos iPhone; el iPhone 8, iPhone 8 Plus y el iPhone X. Como era de esperar, la locura se desató entre los fanáticos de la marca, que religiosamente siguieron la presentación y alabaron sus novedades.

Los medios no nos restamos de aquello y llenamos de titulares los feed de sus lectores, con los detalles del lanzamiento. Algunos señalaron que se trataba del iPhone más arriesgado hasta ahora de Apple, mientras otros reconocían que era bien aburrido, incluso más el iPhone 8.

El lanzamiento del nuevo teléfono, que llegaría a Chile a finales de octubre mediante empresas importadoras –y noviembre por telcos–, genera la pregunta de si vale la pena comprar el iPhone X. Y es que más allá de si eres el más fiel seguidor de la manzana, las características y precio del último modelo invitan a analizar bastante antes de llegar y pasar la tarjeta. ¿Por qué?

Como ya sabrás, el iPhone X es el más caro de la familia. Su precio parte desde los 999 dólares y todo indica que en Chile su valor (liberado) rondará el millón de pesos (unos 1.600 dólares). Así nos enteramos en Mouse según diversas fuentes consultadas en la industria. Según éstas, el iPhone X de 64GB estaría sobre los 720.000 pesos (1.152 dólares), mientras que el de 256 GB sobre los 920.000 (1.472 dólares).

Además del elevado precio por este gama alta, están sus novedades que para entendidos en la materia, son escasas. “No trae novedades, más allá del 3D. Solamente se renovaron con lo que tienen las demás marcas”, afirma Sergio Palacios, encargado de la tienda importadora Promovil.

Más categórico es Jorge Pavez, docente de la Universidad Mayor y experto en tecnología. “Hace ya varios años que Apple no hace nada nuevo con sus iPhone. No hace nada más que mejorar el almacenamiento interno, la RAM, forma de cargar, pero ninguna propuesta a la gente que lo sigue y espera un cambio revolucionario”.

Si bien ambos coinciden en que el FaceID y su apuesta por la realidad aumentada son un avance, declaran también que no son determinantes para una renovación.

“Cuando leí del iPhone X, pensé que sería una gama más baja, ya que se eliminaba el Touch ID, una tecnología bastante cómoda para el usuario porque puedes desbloquear el celular desde el bolsillo, sin tener que mirar tu celular. Imagina estás en la nieve, antes (con el lector de huella) te sacabas el aguante para desbloquear. Ahora (con el Face ID) es el gorro, las gafas y la bufanda para que se vea tu rostro. Entonces no es algo muy útil”, dice el académico.

“Acá hemos tenido la experiencia de trabajar con esa tecnología y son incómodas y hasta ridículas”, apunta.

La tecnología Face ID representa la mayor novedad del iPhone X. Foto: Reuters / Stephen Lam
La tecnología Face ID representa la mayor novedad del iPhone X. Foto: Reuters / Stephen Lam

Pero si no es trae tanta tecnología, ¿por qué tan elevado el valor? Defensores de Apple, citados por la agencia AFP, señalan que es el costo de la investigación lo que elevó los precios, pues para poner todo este sistema de reconocimiento facial y de realidad aumentada, se requiere de mucho desarrollo e inteligencia detrás.

Aun con esa defensa, el presidente de Stallych Consulting, Stéphane Dubreuil, en declaraciones a la misma agencia cuestionó el argumento. “Hablamos de un alza del 40% para el modelo más caro, eso no puede estar relacionado con la investigación y el desarrollo. Hay una falta de correlación entre el precio y el aporte de nuevas funciones”, comentó.

“Apple no se rige por los códigos de la tecnología sino por los del lujo y la moda. Muchos tienen una fijación irracional por este objeto”, añadió.

Los nuevos iPhone 8 y iPhone X tienen un cuerpo de vidrio que los hace más delicado a golpes. Foto: Reuters / Stephen Lam
Los nuevos iPhone 8 y iPhone X tienen un cuerpo de vidrio que los hace más delicado a golpes. Foto: Reuters / Stephen Lam

Desde Promovil, Palacios insta a la cautela antes de comprar el equipo. “El llamado es que la gente se haga la pregunta de si realmente lo necesita. Nos gustaría que nos compren mucho pero es verdad que lo adquieren más por impulso que por necesidad”.

“Por la misma cantidad de plata -continúa- te puedes comprar dos teléfonos gama alta. Hay personas que se enceguecen y se endedudan por meses”, cuenta.

Pavez apunta a lo mismo. “Existe una gran cantidad de marcas como Huawei, LG, Motorola, que tienen un sistema operativo más limpio y además más barato, con buena experiencia y otras especificaciones que compiten. La gente debiera preguntarse qué puede comprar con un millón de pesos para darse cuenta si vale la pena”.

No me aguanto, quiero el iPhone X

Los más fieles seguidores de Apple querrán sí o sí el equipo. A ellos también hay un consejo para no abandonar esa marca que tanto aman.

“Si están con el iPhone 7, les sugeriría no cambiarse por ahora. Si se quieren cambiar igual, que sea el iPhone 8 o esperar un poco a ver cómo es la experiencia real del Face ID en el iPhone X. Si vas a gastar un millón de pesos en un celular, quizás en plan sale más barato, esperen un poco y vean cómo reacciona la gente. Qué tal les ha funcionado, infórmense, vean comentarios en Youtube”, dice el profesor de la U. Mayor.

Si no aguantas renovar tu antiguo iPhone, cambiarse al 7 es una gran opción ya que presta similares prestaciones que el iPhone 8 y bajará su precio una vez llegado el iPhone X. Foto: AFP
Si no aguantas renovar tu antiguo iPhone, cambiarse al 7 es una gran opción ya que presta similares funciones que el iPhone 8 y bajará su precio una vez llegado el iPhone X. Foto: AFP

Por su lado, Palacio adelanta que con la llegada del iPhone 8 y iPhone X, los iPhone 7 bajarán inmediatamente de precio. “Una vez llegado, los precios de los iPhone se descomprimen. Incluso el iPhone X a los tres meses también baja”, asegura.

Seguir leyendo