*

El Pentágono tiene un láser que puede identificar a las personas por sus latidos

27 JUN 2019 / Tecnología

El Pentágono tiene un láser que puede identificar a las personas por sus latidos

El prototipo llamado Jetson es capaz de registrar esta marca única de las personas con una distancia de hasta 200 metros.


En los últimos años la identificación biométrica ha pasado de ser algo que solo se veía en el terreno de la ciencia ficción a un elemento que podemos encontrar en nuestra vida cotidiana, ya sea en el lector de huellas de nuestros teléfonos o en el reconocimiento facial que también está en esos dispositivos e incluso en los aeropuertos.

En ese escenario, un nuevo reporte de MIT Technology Review indica que el siguiente paso de esta tecnología será aprovechar el registro único de los latidos de nuestros corazones para identificarnos. Una apuesta que comenzaría a hacerse realidad de la mano de nuevo dispositivo desarrollado por el Pentágono.

De acuerdo al medio, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos desarrolló un láser que puede identificar a las personas en base a sus latidos. Esta tecnología denominada “Jetson” funciona gracia a la vibrometría con láser, lo que le permite identificar el movimiento de la superficie de la piel causado por un latido del corazón.

Sin embargo, pese a que el registro cardíaco es algo único de cada persona y no se puede alterar, todavía hay varios desafíos pendientes para “Jetson”. Primero el dispositivo funciona como máximo con una distancia de 200 metros, lo que no tiene  del todo satisfechos a sus responsables, y por el momento solo es capaz de hacer su trabajo con personas que no visten prendas muy gruesas.

Por otra parte, “Jetson” necesita 3o segundos para recopilar toda la información que necesita, así que por el momento solo solo funciona con personas que están quietas, ya sea sentadas o paradas. Y, más importante aún, su verdadera efectividad dependería de una base de datos cardíaca para comparar los  registros. Aunque claro, con todo eso resuelto , Jetson tendría una precisión de más del 95%.

Este dispositivo fue desarrollado con fines de seguridad, pero sus responsables indican que eventualmente podría tener otros usos como ayudar a los médicos a detectar arritmias y otras afecciones de forma remota o permitir que los hospitales puedan monitorear a los pacientes sin tener que conectarlos a máquinas.

Seguir leyendo