*

Un psicoanalista evaluó a Batman, Superman y Wonder Woman

5 SEP 2018 / Comics

Un psicoanalista evaluó a Batman, Superman y Wonder Woman

DC contrató a un especialista para analizar a sus héroes más notables además de Harley Quinn y Booster Gold en la previa de Héroes en Crisis.


En su próximo evento titulado Héroes en Crisis, DC pondrá el foco en los problemas psicológicos que aquejan a sus personajes. Por lo que de cara al incio del evento en octubre, la editorial decidió hacer una evaluación preliminar a algunos de los personajes llamados a protagonizar la historia.

Para ello la revista DC Nation invitó al psicoanalista, guionista, músico, autor de libros de fantasía y autoayuda, John Foster Elliot a hacer una evaluación de Batman, Superman, Wonder Woman, Harley Quinn y Booster Gold.

Como era de esperar ninguno de estos personajes goza de buena salud mental y como pueden leer en sus evaluaciones personales enfrentan más de algún problema que no se puede solucionar con superpoderes u otras habilidades especiales.

Superman

Foster Elliot enfocó su diagnóstico del Hombre de Acero en su calidad de hijo adoptado de este planeta. En ese sentido, el especialista identificó en Kal-El un trastorno de adaptación con alteración mixta de las emociones y la conducta, trastorno de conversión con síntomas motores o trastorno de apego deficitario.

¿Qué significan esos términos? Como explica el psicoanalista básicamente son las consecuencias de la vida de Clark en la Tierra.

“Muchos de los que han sido adoptados tienden a experimentar un ‘trastorno de apego’“, explicó Foster Elliot. “La intimidad está bloqueada por patrones de comportamiento debido al temor a la pérdida. De esta manera, Clark ha compensado la herida original al crear la personalidad de Superman para protegerse de la inseguridad subyacente que siempre ha tenido inconscientemente. Tener que suprimir la fuerza y ​​el aporte sensorial de manera constante tiene un impacto emocional y fisiológico. Saber que uno es tan diferente, tan alien, vuelve a provocar una desconexión”.

Batman

El psicoanalista plantea que “la muerte de los padres de Bruce fue el desencadenante de su comportamiento compensatorio al convertirse en un ‘superhéroe'”, lo que para nadie es un misterio.

Pero Foster Elliot va más allá y planeta que en Bruce “su dolor reprimido condujo al mecanismo de defensa de formación de la reacción; su dolor se convirtió en ira y agresión“.

En ese sentido, el especialista advierte que “la negación continua de su vulnerabilidad emocional y necesidades de dependencia lo están llevando a una mayor alienación”, algo que se vería reflejado en que Bruce “aparta a cualquiera que pueda mostrarle compasión y empatía”.

Además de esos problemas, “Bruce también tiene dificultades para deferir a cualquier autoridad. Él puede trabajar en equipo, siempre y cuando sea el líder del equipo. De lo contrario, juega un papel fuera del grupo o de lobo solitario”.

Si se perdieron entre todos esos problemas, el especialista resume las afecciones de Wayne en un trastorno depresivo mayor recurrente y moderado, un trastorno obsesivo-compulsivo y rasgos disociativos.

Wonder Woman

Foster Elliot identificó un trastorno de adaptación con estado de ánimo deprimido (duelo complicado) en Diana, principalmente debido a las grandes pérdidas que la Princesa Amazona ha debido enfrentar.

“Diana ha sufrido grandes pérdidas en su vida y continuará haciéndolo por ser una semidiós”, advierte el especialista. “Sus compañeros humanos envejecerán y morirán frente a ella”.

“Sin embargo, al conocer a su hermano, Jason, tenía un compañero con el que podía pasar los siglos. Y ahora ella también lo ha perdido”, reflexiona el psicoanalista.  “Esto ha sacado a relucir todas las otras muerte que ha experimentado, y está llorando a TODOS ellos. Diana actualmente se está aislando de todas sus conexiones. Tendrá que pasar por el proceso de negación, negociación, depresión, enojo y aceptación, lo cual será difícil para ella”.

Booster Gold

De acuerdo a Foster Elliot, Michael Jon Carter tiene rasgos sociopáticos y narcisistas.

“Michael sufre de ansiedad generalizada, el síndrome ‘poser’, principalmente porque él es … solo eso”, explica. “Tiene poco respeto por la ley o los derechos de los demás y cree que tiene derecho a actuar porque el fin justifica los medios. Sin embargo, todavía tiene compasión por los demás y busca redimirse a sí mismo, principalmente a través de atajos que fallan a menudo”.

En ese panorama, el especialista advierte que “Michael necesita trabajar en su moralidad, respetar los derechos de los demás y aceptar sus limitaciones. Como la mayoría de los narcisistas, opera con un doble estándar y tiene miedo a la intimidad genuina”.

Harley Quinn

“Harleen experimentó el síndrome de Estocolmo definitivo al encontrarse con  el Joker en Arkham Asylum”, explica Foster Elliot.

“El hecho de que ella fuera susceptible a sus manipulaciones psicológicas implica un desorden preexistente. Algunos se unen a los cultos, algunos se vuelven fanáticos religiosos porque quieren las ilusiones de seguridad que estas entidades están vendiendo. Harleen se unió al Joker, convenciéndose de que él era de alguna manera infalible”, añadió. “Todavía necesita trabajar en su autonomía, su autodirección y su sentido de los valores”.

Para concluir Foster Elliot indica que cree que algo en la vida temprana de Harleen “la ayudó a conectarse con el Joker”, lo que le permitió identificar que ella padece un trastorno esquizoafectivo no especificado.

Seguir leyendo