*

Los perros pequeños levantan más la pata al orinar para parecer más grandes

4 AGO 2018 / Ciencia

Los perros pequeños levantan más la pata al orinar para parecer más grandes

De acuerdo a un estudio, los perros de menor tamaño aprovecharían esta forma de comunicación por olores para engañar a sus pares.


Cuando los sacamos a pasear, los perros aman olfatear todo su entorno y adoran orinar en cuanto árbol o poste se cruce en su camino para “informar” a otros perros que ellos estuvieron allí.

Esto se explica porque cuando los perros orinan establecen marcas de olor que dejan una especie de mensaje basado en el aroma, el que sirve para comunicarle a otros perros la salud, el sexo y la edad de quien hizo la marca.

Hasta ahora el marcado de olor había sido considerado como una señal honesta entre los caninos, ya que transmite información precisa a los posibles competidores y compañeros sobre los atributos del animal.

Pero al parecer esta comunicación no sería del todo transparente, porque los perros más pequeños  serían deshonestos a la hora de “entregar sus datos”.

Según reveló un estudio efectuado por investigadores de la Universidad de Cornell, los perros más pequeños al orinan sobre objetos durante sus paseos podrían estar aprovechando esa oportunidad para engañar al resto de los caninos, alzando más sus patas para orinar más arriba y dar la impresión de que su marca fue hecha por un animal mucho más grande.

“Nuestros hallazgos proporcionan evidencia adicional de que el marcado de olores puede ser deshonesto”, señalaron los autores en el estudio publicado en el Journal of Zoology.

Para llegar a esta conclusión los investigadores primero establecieron la correlación entre el ángulo que un perro levanta su pata, con su tamaño y la altura en que su orina queda plasmada en los objetos.

Para ello, tomaron a un grupo de perros desde un refugio y los sacaron a pasear aprovechando de filmar como orinaban. Gracias a estos datos, registrados mediante teléfonos inteligentes y cámaras de alta velocidad, pudieron concluir que en base a la altura que el perro levantó la pata es posible predecir que tan alto llegará la orina, así como estimar la masa y altura del perro.

Con eso asegurado, los investigadores identificaron que los perros más pequeños levantaron sus piernas en ángulos más altos que los perros más grandes. Es decir, los perritos parecían estar tratando de dejar una huella de orina similar a la de un perro más grande.

“Por lo tanto, a pesar de que la altura de la marca de orina refleja solo en parte el tamaño, los perros pequeños parecen ‘hacer trampa’ usando ángulos más grandes al levantar más las piernas para efectuar marcas de orina más altas, exagerando así su tamaño”.

Pero esto no es una simple trampa de los perros más pequeños. Según los investigadores, este truco podría servirle a los perros pequeños para evitar conflictos con otros perros.

“Asumiendo que el tamaño corporal es un estimador de la capacidad competitiva, los perros machos adultos pequeños pueden colocar marcas de orina más altas, en relación con su propio tamaño corporal, que los perros machos adultos más grandes para exagerar su capacidad competitiva“, explica el estudio.

Sin embargo, el propio estudio acota que la investigación tiene limitaciones y otras posibles interpretaciones, como que los perros grandes simplemente no serían capaces de levantar sus patas tanto como los más pequeños.

De todas maneras, el artículo señala que el caso de los perros no es la primera evidencia de marcado deshonesto, ya que existen antecedentes en otras especies, como la mangosta enana cuyas marcas de olor aparecen en lugares inesperados según tamaño del animal.

Seguir leyendo