*

PewDiePie defendió su donación a un grupo anti-discriminación tras las teorías conspirativas de sus seguidores

12 SEP 2019 / Tendencias

PewDiePie defendió su donación a un grupo anti-discriminación tras las teorías conspirativas de sus seguidores

Al parecer los fanáticos del youtuber no creen que sea capaz de aportar voluntariamente a una organización con esos fines.


Felix Kjellberg, el youtuber más conocido como PewDiePie, decidió celebrar su récord de suscriptores en YouTube mediante un video publicado en la plataforma el pasado martes.

En ese registro, que se extiende por poco más de 10 minutos, Kjellberg no solo reveló la placa conmemorativa que le otorgó YouTube por llegar a los 100 millones de suscriptores, sino que también anunció que donará $50 mil dólares a la Liga Anti-Difamación (ADL por sus siglas en inglés), una organización judía que se dedica a luchar contra el antisemitismo y otras formas de discriminación.

La donación de Kjellberg no pasó desapercibida para sus fanáticos ya que no solo marca uno de los primeros gestos de este tipo del youtuber, sino que también es un aporte a una agrupación que previamente había condenado de manera pública algunas de sus controversiales acciones.

A modo de repaso, en 2017, Jonathan Greenblatt, el CEO de ADL, felicitó a Disney por cortar su relación con Kjellberg luego de que este le pagara a dos hombres en Fiverr para que levantaran un cartel que decía “muerte a todos los judíos”.

“ADL elogia la decisión de Disney de cortar los lazos con PewDiePie tras su publicación de videos en YouTube que contienen esvásticas y otro contenido antisemita”, dijo Greenblatt en un comunicado en ese momento. “Esto claramente cruza una línea, pero se está volviendo demasiado común en las redes sociales”.

Un año después, en 2018, ADL incluyó a Kjellberg en la sección “Huracán de odio en las redes sociales” en medio de su recuento de los “11 momentos de odio más importantes en las redes sociales de ese año”.

“Pewdiepie generó críticas generalizadas por su promoción de videos de YouTube que difunden temas antisemitismo y supremacistas blancos”, dijo la organización en esa oportunidad.

La historia entre PewDiePie y la Liga Anti-Difamación es precisamente lo que motivó a algunos fanáticos del youtuber a buscar un “significado oculto” en su donación. Así, luego de que Kjellberg anunciara el aporte,  varios seguidores del youtuber comenzaron a llenar plataformas como 4chan, Twitter y Reddit con teorías conspirativas que a grandes rasgos plantean que supuestamente Kjellberg habría sido “chantajeado” para donar dinero a la ADL. Algo que la organización descarta.

“ADL se enteró de la posible donación de Felix Kjellberg cuando todos los demás lo hicieron: cuando hizo el anuncio en su canal ayer (martes)”, dijo el grupo a Kotaku. “No hemos recibido ninguna comunicación de él más allá de eso”.

Pero los seguidores de Kjellberg no creen que la donación del youtuber sea voluntaria y siguen clamando – sin mayores fundamentos- que PewDiePie habría sido obligado a hacerla. Una situación que motivó al propio Kjellberg aclarar un poco el panorama.

A través de su cuenta de Twitter, PewDiePie comentó que si bien su donación a la Liga Anti-Difamación puede parecer sorprendente, es una forma de demostrar que está listo para dejar atrás el pasado.

“Los titulares tergiversados sobre mí me han llevado por un camino de vueltas con los medios de comunicación tradicionales durante años. Pero después de la situación de Christchurch hace unos meses, mi propio enfrentamiento con los medios de comunicación tradicionales fue manipulado como una herramienta para la destrucción”, escribió Kjellberg.

“Ya no estoy de acuerdo con esta situación y he sentido responsabilidad para hacer cambios”, añadió. “Hacer una donación a la ADL no tiene sentido para todos, especialmente porque han hablado abiertamente en mi contra. Quería mostrar públicamente que puedo superarlo y seguir adelante. Creo que es importante, esta ya no es mi pelea”.

La carrera de PewDiePie no ha estado libre de controversias, de hecho, estas han marcado profundamente su historia con situaciones que van desde dichos racistas y antisemitas hasta que la campaña “Suscríbete al pewdiepie” fuera mencionada durante los ataques en Christchurch, Nueva Zelanda.

Así, si bien Kjellberg asegura que sus acciones son nobles y habría aprendido de los errores de su pasado, no deja de ser preocupante la imagen que el youtuber proyecta para algunos de sus seguidores. Después de todo, algunos fanáticos están convencidos de que PewDiePie es tan discriminador y fascista como ellos, al punto de que la única explicación que ven ante una donación para combatir los discursos de odio sería un supuesto chantaje.

Seguir leyendo