*

Pikachu es el último: Las historias detrás de los apodos de jugadores brasileños

8 FEB 2018 / Deportes

Pikachu es el último: Las historias detrás de los apodos de jugadores brasileños

Como una especie de "nombre artístico", muchos futbolistas del país de la samba escogen su apodo. El último de ellos es Yago Pikachu, delantero que le anotó a U. de Concepción en la Copa Libertadores. Conoce otras fascinantes historias.


Para el delirio de quienes son fanáticos de Pokémon y del fútbol, ya existe un jugador que podría representarlos a cabalidad: Yago Pikachu, delantero brasileño de Vasco da Gama que hizo sufrir a Universidad de Concepción en la actual Copa Libertadores.

Como hasta en Saturno lo saben, muchos futbolistas brasileños deciden ocupar su apodo como “nombre artístico” para sus carreras. En el caso de Pikachu, la historia cuenta que Glaybson Yago Souza Lisboa (25) era apodado así cuando niño debido a su bajísima estatura pero extrema rapidez. Sólo le faltó el color amarillo y atacar con electricidad a sus adversarios…

Pikachu anotándole a Cristián “Tigre” Muñoz.

La del atacante carioca no es la única historia curiosa detrás de los apodos de los jugadores brasileños. A continuación, presentamos algunos ejemplos:

El enano mudo

Cualquier ñoño de la pelota sabe que Eduardo “Dunga” Pinto (ex volante de Rangers) debe su apodo a Carlos Caetano Bledorn Verri, Dunga, ex capitán y entrenador de la selección brasileña. Pero lo que no se sabe ¿Por qué Dunga hizo que en su camiseta pusieran “Dunga”? La respuesta: Un tío lo bautizó “Dunga” porque “Dunga” es el nombre en portugués de “Mudito”, el séptimo enanito de Blancanieves.

Dunga y Dunga

O sea, y en el fondo, Eduardo “Dunga” Pinto debe su apodo a un enano.

Este Dunga también era enano… pero capaz de trancar con la cabeza.

Un pájaro amazónico

Manuel Francisco dos Santos no suena ni en pelea de perros. Sin embargo, ese es el nombre real del mítico Garrincha, uno de los máximos ídolos del fútbol brasileño y de quien incluso se han hecho películas.

Garrincha, el jugador

Garrincha es un ave que vive en el amazonas brasileño. Cuando niño, el jugador fue apodado así por sus hermanos debido a un presunto parecido.

Garrincha, el pájaro. No parece tener las patas tan chuecas…

 

Herencia del padre

Givanildo Vieira de Souza es un corpulentísimo delantero brasileño. Se trata de Hulk, cuyo apodo no se debe a su parecido con el personaje animado. El sobrenombre es heredado de su padre.

Hulk y Hulk

Fue por algo…

“El apodo me lo pusieron de joven. Por algo será. La verdad es que la potencia de mi disparo con las dos piernas es grande”, declaró hace un tiempo Carlos Roberto de Oliveira. En el mundo del fútbol lo conocen como Roberto Dinamita.

Dinamita fue un delantero explosivo. Gracias, no se molesten.

Cara de guagua

José Roberto Gama de Oliveira, campeón del Mundo con Brasil en 1994, es conocido en el universo como Bebeto. La explicación de su apodo es bastante sencilla: cara de bebé.

Bebeto, cara de bebé.

Mala pronunciación 

Ricardo Izecson dos Santos Leite decidió dejar su apodo “Kaká” para su carrera futbolística: cuando niño, uno de sus hermanos menores no podía pronunciar “Ricardo” y sólo balbuceaba “Kaká”.

Un centavo

Uno de los jugadores más grandes en la historia de Brasil fue Eduardo Gonçalves de Andrade, más conocido como Tostão. Cuando pequeño, su familia lo encontró similar a la moneda de un centavo, la que en su país se conoce como “un tostão”.

Tostão también fue conocido como el “Pelé blanco”.

Seguir leyendo