*

Playboy también se suma a la campaña para borrar Facebook

28 MAR 2018 / Tecnología

Playboy también se suma a la campaña para borrar Facebook

La compañía de contenido para adultos anunció que, tras conocerse el escándalo que involucró a la red social, bajarán todas las páginas vinculadas a ellos.


El Facebookcalipsis sigue en curso, luego del escándalo conocido la semana pasada cuando se descubrió que la compañía Cambridge Analytica había tenido acceso a datos privados de los usuarios de la red social para utilizarlos en campañas políticas que ayudaron al triunfo del Brexit y de Donald Trump, todo esto, sin que Facebook lo supiera, lo cual claramente agrava la falta, ya que sólo significa que Facebook no sólo recolecta una gran cantidad de nuestros datos, sino que el uso que se le da termina siendo oscuro hasta para Facebook.

Toda esta crisis de confianza motivó la creación del movimiento #DeleteFacebook, que está instando a los usuarios a borrar sus cuentas y desinstalar la aplicación de sus usuarios, algo que las compañías también están haciendo. El ejemplo comenzó con Elon Musk, quien ya mandó a eliminar todas las páginas de sus compañías de la red social azul.

Y hoy fue el turno de Playboy, la compañía de contenidos para adultos, quienes a través de un comunicado señalaron que suspenderán sus actividades dentro de la página. 

“Por años, he sido difícil para Playboy expresar nuestros valores en Facebook, debido a sus políticas estrictas de contenido. Hemos tenido que alterar nuestra voz para adecuarnos a lo que Facebook cree que es apropiado en su plataforma”, expresó la compañía, quienes además explicaron que no quieren ser cómplices de exponer a los más de 25 millones de fans que había entre las diferentes páginas de Facebook que manejaba Playboy a las malas prácticas que han sido reportadas.

Playboy, eso sí, deja en claro que se trata de una desactivación de las cuentas, por lo que dejan abierta la posibilidad de, en cualquier momento darse vuelta la chaqueta y volver al sitio, siempre y cuando se asegure que los datos privados de sus usuarios estén en buenas manos. Algo que, por lo visto en las últimas semanas, es cada vez más difícil de asegurar.

Seguir leyendo