*

Un inesperado sacrificio marca el clímax de La Muerte de La Poderosa Thor

21 MAR 2018 / Comics

Un inesperado sacrificio marca el clímax de La Muerte de La Poderosa Thor

Marvel Comics finalmente presentó el desenlace de la batalla entre Mangog y Jane Foster, cerrando de este modo toda una etapa para la Diosa del Trueno.


La historia en los cómics del Dios del Trueno de Marvel Comics volverá próximamente al statu-quo, devolviendo a Odinson al protagonismo de la serie regular. Pero aquello será una consecuencia del fin a la etapa de Jane Foster como The Mighty Thor.

El número #705 de la serie, publicado este miércoles en Estados Unidos, precisamente marca el clímax de toda la historia que venía concretándose de la mano del guionista Jason Aaron, sellando con broche de oro todo lo que venían experimentando en los últimos meses.

Ante la amenaza imparable de un ser llamado Mangog, que sintetizaba todo el odio de una raza contra Asgard, finalmente nos presentaron el punto cúlmine de la historia llamada “La Muerte de la Poderosa Thor“.

En ese escenario, y una en la que los diez reinos han estado bajo amenaza constante, la poderosa Thor debe empuñar a Mjölnir sin descanso, posponiendo el tratamiento de Jane Foster contra el cáncer que la aqueja y dejando en claro que, si la héroe empuña vez más  a su martillo, simplemente no habrá vuelta atrás.

Spoilers a continuación.

The Mighty Thor #705 presenta el combate definitivo entre Mangog, Thor y una Asgardia al borde de la destrucción, cuando todo se dirige hacia el sol.

La historia no solo nos presenta la convicción de Jane Foster para dar su vida, con la certeza de que lo hace por amor, a diferencia del odio que representa su enemigo, sino que también da cuenta a cada momento de que solo ella puede hacer algo. El resto de deidades, incluido Odin, simplemente no son rival para la furia de Mangog, una entidad que se define como absolutamente imparable.

Por eso la última opción de Thor es atrapar a Mangog en cadenas mágicas, forjadas por los enanos para amarrar al lobo Fenris hasta el día del Ragnarok. No solo eso, Jane envía a Mangog directo al corazón del sol, siendo arrastrado por Mjölnir.

Claro, con esa jugada estratégica termina la amenaza, pero también de esa forma concluye otra historia mucho más importante.

Lo que viene a continuación es una sucesión de resoluciones lógicas. Al enviar a Mjölnir al sol, Jane Foster concretó su propia condena. No solo mató a Mjölnir, también se mató a si misma.

Obviamente Odinson hasta último minuto busca una solución, una salida, una cura que permita que Jane Foster pueda seguir con vida. Pero sin el poder de Thor, su muerte por el avance precipitado del cáncer es cosa segura.

De ese modo, Jane no desperdicia sus últimos minutos y se despide de su antiguo amor como corresponde.

El número clave de “La Muerte de La Poderosa Thor” también concluye con una imagen clara que viene a cerrar todo lo que ha sido el trayecto de esta historia, desde que Jane Foster empuñó el martillo luego de que Odinson dejó de ser digno.

Esta es la última imagen de una verdadera guerrera que dio su vida para salvar lo que importaba.

Asimismo, el cierre de la batalla también deja en claro por que en la anunciada nueva etapa Odinson ya no porta a Mjölnir. Y es que con el fin de esta historia, no solo se cierra la historia de Jane Foster como Thor, sino que también concluye una etapa para el martillo.

El héroe de siempre tendrá que afrontar su nueva etapa como guardián máximo de Asgard sin aquello que por mucho tiempo se pensó que definía a Thor. Otro punto llamativo es que tampoco se ha respondido aún por qué el personaje tendrá un brazo dorado.

¿Podrá existir Thor sin el martillo? ¿O solo eso lo define? Pero las respuestas a esa interrogante serán parte de una historia que comenzará con el nuevo Thor #1.

Seguir leyendo