*

Una demanda obligará a los creadores de Pokémon Go a hacerse responsables de las Poképaradas y Gimnasios

15 FEB 2019 / Actualidad

Una demanda obligará a los creadores de Pokémon Go a hacerse responsables de las Poképaradas y Gimnasios

Niantic tendrá que tomar varias medidas para asegurar que el funcionamiento de estos hitos del juego no afecte a otras personas.


Por allá en 2016, en medio del boom de Pokémon Go, varios vecinos de Villas of Positano, un condominio ubicado Hollywood, Estados Unidos, presentaron una demanda ante el estado de California contra la empresa Niantic, acusando que los cientos de jugadores que se congregaban a jugar a fuera de sus residencias alteraban el curso cotidiano de sus vidas.

En la acción legal, los vecinos señalaron que se despertaban temprano por la mañana por culpa de cientos de jugadores que “eran como zombies y chocaban con las cosas”. Todo para conseguir los beneficios de la Poképarada ubicada cerca de sus hogares.

Pero eso no era un consuelo para los vecinos quienes, incómodos por esta situación, impulsaron una demanda contra Niantic. Dicha acción legal levantó una serie de interrogantes respecto a la relación del mundo virtual y el derecho en el mundo real.

Por ejemplo, se plantearon dudas como si efectivamente la aparición de pokémon en lugares privados o la instalación de Poképaradas y Gimnasios era una traspaso de propiedad, o si Niantic tiene alguna responsabilidad sobre comportamiento de los jugadores al situar las criaturas en determinados lugares.

Lamentablemente esas interrogantes todavía no son resueltas de manera categórica por el juicio, pero el proceso legal estaría llegando a su fin. Este viernes Niantic decidió aceptar los términos ofrecidos por el juez a cargo y llegar a un acuerdo con los afectados.

Evidentemente la compañía tendrá que desembolsar varios millones por esta costosa Poképarada en el condominio.  Así, aquellas personas que apreciaron nombradas en la demanda recibirán compensaciones por mil dólares cada una. Mientras los demás propietarios e inquilinos que viven a menos de 100 metros del hito de la discordia solo verán las medidas de mitigación.

En ese sentido, THR destacan que Ninatic modificará algunas de su políticas. Ahora “ante las quejas de molestia o allanamiento y las demandas de la eliminación de Poképaradas o Gimnasios, la compañía hará los esfuerzos comercialmente razonables para resolver las quejas y comunicar una resolución dentro de los 15 días”.

Además la empresa detrás del popular juego pretende mantener un registro de los lugares que han enviado estas quejas, para evitar que los pokémon vuelvan a presentarse en esos lugares y propicien los mismos problemas que las Poképaradas y Gimnasios.

En ese sentido, los propietarios de recintos residenciales unifamiliares podrán solicitar la remoción de estos lugares virtuales si están ubicados en un radio de 40 metros de sus propiedades.

Finalmente, en algo que afectará directamente a los jugadores, Niantic informó que “cuando detecte una concentración de más de 10 jugadores aparecerá un mensaje de advertencia en sus pantallas que les recordará que deben ser corteses y respetuosos con el entorno”.

Seguir leyendo