*

¿Por qué el Black Friday se llama así?

17 NOV 2018 / Tendencias

¿Por qué el Black Friday se llama así?

El nombre del día en que el comercio baja sus precios antes de la Navidad ha sido objeto de varios rumores para ocultar su origen.


Cada año el cuarto jueves de noviembre, un día después de la celebración del Día de Acción de Gracias, en Estados Unidos se celebra el denominado Black Friday. Un día en el que las tiendas bajan sus precios desatando el caos entre los compradores ansiosos por adquirir ciertos objetos por un menor costo.

Este evento ya se a expandido por el mundo y hoy son muchos los países que cuentan con su propio Black Friday, una instancia que por su cercanía a la Navidad además marca el inicio de la temporada de compra de regalos.

Pero ¿Por qué el Black Friday se llama así? Ante todo la traducción literal del término es “Viernes Negro”, lo que claramente a tiene una connotación negativa.

En ese sentido, muchos han asumido que el nombre se debe al escándalo que se produce en algunas tiendas de Estados Unidos por las rebajas, donde  las personas se golpean por televisores, consolas, juguetes y otros productos en oferta.

De hecho, según el sitio Black Friday Death Count desde 2006 la locura provocada por este evento ha provocado la muerte de 10 personas y ha dejado a 111 heridos.

Pero aunque los videos de compradores violentos demuestran que si hay algo oscuro en este día, los orígenes del término son anteriores a las batallas campales por las ofertas de las tiendas. 

Uno de los mitos más populares sobre el origen del término Black Friday  indica que se llama así porque es el día en el que los comerciantes logran remontar las ventas del año.

De acuerdo a esa creencia, después de pasar todo un año con cifras rojas, las empresas ven con esperanzas las compras después del Día de Acción de Gracias porque la gente gasta mucho dinero comprando cosas con descuento durante esa fecha, lo que les permite obtener ganancias y llevar sus números de rojo a negro.

Pero ese origen del término fue difundido por las mismas tiendas y no hay nada que indique que esa es la razón tras el nombre Black Friday.

En realidad el término Black Friday fue establecido en los años ’50 en Filadelfia, Estados Unidos, por los policías de esa ciudad para describir el caos que provocaban los cientos de compradores que llegaban a ese lugar el día después de la celebración de Acción de Gracias.

En esos días los policías se veían sobrepasados por la cantidad de personas y estaban tan ocupados que no podían tomarse días libres, tenían que trabajar más y además hacer turnos extra largos para contener el desorden provocado por los comparadores que ya se comenzaban a preparar para la Navidad.

Así, en 1961 el término se había popularizado en esa ciudad como una forma de describir la vorágine ocasionada por los compradores.

Según muestra un reporte de 1975 de The New York Times (vía BBC), ese año “Black Friday” era usado por “policías y conductores de buses” para indicar el día entre Acción de Gracias y el juego entre el Ejército y la Armada de Estados Unidos.

Dada la popularidad del término los comerciantes de Filadelfia trataron infructuosamente de cambiarlo a “Big  Friday” (El Gran Viernes), para remover su connotación negativa. Pero finalmente el término Black Friday persistió y a los vendedores no les quedó más remedio que impulsar el mito del alza en las ganancias. Algo que ahora, a la luz de las recaudaciones de las tiendas después de estas fechas, tiene algo de verdadero, aunque no es le origen del nombre.

Por lo tanto el Black Friday no fue bautizado así por las tiendas de retail, sino que tiene su origen en el caos ocasionado por el inicio de las compras navideñas.

En ese sentido, ha quedado descartado que el origen del nombre Black Friday esté ligado a la venta de esclavos e incluso, absurdamente, a la cantante Rebeca Black y su tema “Friday” como sugerían algunos rumores de internet.

Seguir leyendo