*

Los nuevos dueños de POW! Entertainment desmienten la acusación de Stan Lee en su contra

17 MAY 2018 / Actualidad

Los nuevos dueños de POW! Entertainment desmienten la acusación de Stan Lee en su contra

El autor demandó a sus asociados por supuestamente haberlo engañado para vender los derechos de su nombre junto con la compañía .


Los últimos meses no han sido tranquilos para Stan Lee, el co-creador de varios personajes de Marvel Comics ha sido noticia por el robo de su sangre, dinero y por acusaciones que apuntaban a un comportamiento abusivo de su hija, J.C Lee, en su contra. Ahora el co-creador de los X-Men enfrenta otro problema por su compañía POW! Entertainment.

El lunes pasado se reveló que Lee había demandando a sus asociados en POW! Entertainment por supuestamente haberlo engañado para que firmara un documento que otorgaba los derechos exclusivos sobre su nombre y apariencia a la compañía Camsing International, que adquirió POW! Entertainment en 2017.

Según la demanda, que originalmente fue informada por TMZ, Lee sostiene que no le leyeron el documento de la venta, algo que él no podría haber hecho solo por sus problemas a la vista. Por lo que en consecuencia nunca autorizó la venta de los derechos sobre su imagen y nombre a Camsing International.

La demanda por mil millones de dólares pretende regresar al co-creador de Spider-Man los derechos sobre su nombre, que según la declaración es “la posesión más importante y preciada que Lee y su familia han tenido durante toda su vida”.

Ante la atención mediática entorno al tema, el holding de inversión Camsing International publicó una declaración negando las acusaciones de Lee, donde también aseguraban que no han recibido formalmente la demanda.

“La queja es completamente sin mérito. En particular la noción de que el Sr. Lee no concedió a sabiendas los derechos exclusivos de sus obras creativas o su identidad a POW! Entertainment, es tan absurdo que la Compañía tiene que preguntarse si el Sr. Lee está personalmente detrás de esta demanda”, señala la declaración publicada por el sitio Variety.

“No hay duda de que el Sr. Lee, quien junto con su hija fue y sigue siendo uno de los principales accionistas de POW! Entertainment, entendió claramente los términos de los acuerdos que firmó”, añade la declaración. “La evidencia, que incluye las siguientes declaraciones y conductas del Sr. Lee, es abrumadora y la compañía espera presentarla ante el tribunal. Cuándo y si la queja se atiende adecuadamente, POW! Entertainment responderá de manera oportuna y apropiada a través de los canales legales”.

Esta no es la primera demanda que el ex-editor de Marvel Comics emprende contra sus antiguos asociados, anteriormente Lee había presentado una demanda similar contra Jerardo Olivarez, su ex publicista y gerente comercial a quien acusaba de haber gastado $ 1.4 millones de dólares de sus cuentas  y haber usado sin consentimiento su sangre para crear un sello conmemorativo.

Seguir leyendo