*

La última temporada de Game of Thrones será una de las más caras de la historia de la TV

27 SEP 2017 / Series

La última temporada de Game of Thrones será una de las más caras de la historia de la TV

Cada episodio del cierre de la historia tendrá un presupuesto de 15 millones de dólares. Pocas series han invertido tanto en su producción por capítulo.


Los presupuestos televisivos en la denominada “edad de oro” de la televisión han provocado que diversas series disparasen sus presupuestos. En Variety realizaron una revisión profunda a este fenómeno, explicando que uno de las factores es que ahora hay showrunners y equipos de producción con menos experiencia que no han sabido manejar los costos pero que se mantienen en posiciones altas debido a que hay más de 500 series siendo emitidas al año.

Asimismo, como existen tantas series, los equipos de producción también han tenido que viajar a otros lugares para usar locaciones nuevas que no hayan sido usadas previamente, mientras que los equipos para concretar las series se han vuelto más costosos, no solo porque uno de los objetivos es darle una apariencia más cinematográficas a las series, sino porque al haber más producciones, los costos por la renta de cámaras y otros implementos se han elevado por la demanda.

En ese escenario, el sitio da a conocer que cada uno de los seis episodios de la última temporada de Game of Thrones tendrán un costo de $15 millones de dólares. Y sumando los costos de marketing, HBO destinará más de 100 millones de dólares para el cierre de la historia de Westeros. Pero el éxito ampara ese nivel de gastos.

Dicho presupuesto instalará a Game of Thrones como una de las series más costosas de realizar por episodio. No obstante, el récord para un capítulo lo sigue teniendo Boardwalk Empire, cuyo piloto dirigido por Martin Scorsese costó $18 millones de dólares. En la misma cadena, series como Rome ($9 millones) y Westworld ($10 millones) también eran de costo elevado.

En tanto, en series que marcaron época en su momento, el primer episodio de Lost tuvo un presupuesto de entre $10 y $14 millones de dólares, mientras que una serie como E.R. llegó a los $13 millones por capítulo en el peak de la época con George Clooney.

En cuanto a Netflix, la serie histórica The Crown tuvo un costo de poco más de $14 millones de dólares por episodios, mientras que la cancelada The Get Down costaba $11 millones y Sense8 bordeaba los $9 millones por capítulo debido a que se filmaba alrededor del mundo.

Aún así, hay dos casos particulares que elevaron su costo sencillamente por el excesivo pago que realizaban a sus actores. Friends, una serie relativamente barata de hacer en términos de producción, tenía un costo de $10 millones por capítulo debido a que sus seis actores principales ganaban sueldos de $1 millón por capítulo. Lo mismo sucede con The Big Bang Theory, otra sitcom que no debería costar mucho, pero que dispara su prepuesto a los $10 millones de dólares por episodio debido a que cinco de sus actores ganan más de $900 mil dólares por capítulo.

Seguir leyendo