*

Proponen cambiar la definición de planeta

23 ENE 2018 / Ciencia

Proponen cambiar la definición de planeta

El investigador Kevin Schlaufman sugiere utilizar un criterio basado en el comportamiento cerca de estrellas metálicas para definir que es o no un planeta.


Actualmente la Unión Astronómica Internacional (IAU por sus siglas en inglés), define planeta como “un cuerpo celeste que está en órbita alrededor del Sol, tiene suficiente masa para que su propia gravedad supere las fuerzas de cuerpo rígido de manera que adquiera un equilibrio hidroestático (forma prácticamente redonda), y que ha limpiado la vecindad de su órbita.”

Sin embargo, los cuerpos celestes no están diseñados para encajar con las definiciones humanas y nuevos descubrimientos han levantado la interrogante sobre esta definición. Los planetas tienen estándar mínimo, para no ser calificados como planetas enanos como Plutón, pero ¿Cuándo un objeto es muy grande para dejar de ser considerado un planeta?

Hay una controversia sobre si los cuerpos más grandes, y que actualmente son denominados planetas, realmente califican como tales o, en cambio, en realidad son estrellas ultraligeras.

La IAU limita esas dos excepciones basándose en que una estrella debe ser lo suficientemente  grande para que el deuterio se fusione nuclearmente. Para eso la estrella debería tener aproximadamente de 13 veces la masa de Júpiter.

Según reporta Gizmodo, el investigador Kevin Schlaufman no está de acuerdo con esta definición. Él señala que este no es un punto de corte claro y que a veces objetos más pequeños simplemente flotan por sí solos, sin orbitar ninguna estrella como lo haría un planeta común.

El investigador sugiere que hay una mejor manera de definir el tamaño máximo del planeta y propone una actualización de la definición basada en cómo se forman los planetas.

“Los objetos más masivos que 10 veces la masa de Júpiter no deberían ser considerados como planetas”. declaró a  The Astrophysical Journal.

Shlaufman plantea que los planetas del tamaño de Júpiter tienden a preferir estrellas con mucho metal, como nuestro sol, pero que los objetos más grandes no repiten este comportamiento. El investigador propone usar esto para separar a los planetas.

“La masa máxima a la que los cuerpos celestes ya no orbitan estrellas enanas de tipo solar ricas en metales, puede usarse para separar planetas masivos de las enanas marrones, y establecer que la masa de los objetos más grandes que se pueden formar a través del acercamiento al núcleo”, declaró el científico.

Seguir leyendo