*

La macabra patente de Amazon para que sus trabajadores no pierdan el tiempo

1 FEB 2018 / Tecnología

La macabra patente de Amazon para que sus trabajadores no pierdan el tiempo

El gigante de las ventas en línea diseñó una pulsera capaz de detectar el movimiento y la posición de las manos de sus trabajadores en cualquier momento


Una de las cosas que más nos gusta de Amazon es cómo nos permite saber en cualquier momento en qué parte del mundo va nuestro pedido. Pero al parecer, los paquetes no son lo único a los que el sitio le interesa conocer su paradero exacto, sino que pronto podrían ser también sus propios trabajadores.

Esto, gracias a una patente que la empresa presentó durante el 2016 pero que le fue otorgada esta semana y que da cuenta del uso de unas tétricas pulseras capaces de saber qué es lo que está haciendo cada trabajador en cualquier momento.

El sistema, como se aprecia en el diagrama de arriba, consta de tres partes: una unidad ultrasónica colocada en la muñeca del trabajador, una serie de dispositivos ultrasónicos puestos alrededor de del área de trabajo y un módulo central que maneja todos los datos. En teoría, este sistema está diseñado para saber en qué lugar se encuentran las manos del trabajador en relación a los estantes de la bodega y así saber con exactitud si es que está colocando bien o no las cajas en su lugar, incluso pudiendo indicar a través de una vibración en la pulsera si se está colocando en un sitio equivocado.

Pero en la práctica, los datos entregados por las pulseras pueden ser usados de muchas otras cosas, entre otras, para saber en qué momento del día se está trabajando y en cual se está sacando la vuelta. Por el momento, la patente solo está otorgada y no se conocen planes públicos para comenzar a utilizarlos, pero también es cierto que por algo Amazon se dio el tiempo de diseñar y crear este sistema, que ahora, es de su propiedad intelectual.

Y aunque la compañía trate de convencernos de que su creación está motivada solo para mejorar la productividad, cuando hablamos de una compañía que podía hacer esperar casi media hora en filas de seguridad para verificar que sus trabajadores no se robaran nada de las bodegas, la verdad es que de los locos genios de Amazon se puede esperar cualquier cosa.

Seguir leyendo