*

La leyenda del “Tío Aceite”, el inmortal viral que remece a internet

30 SEP 2019 / Investigación

La leyenda del “Tío Aceite”, el inmortal viral que remece a internet

Un mítico puesto culinario de La Serena ha inundado las páginas de memes y ha transformado a su anfitrión en figura legendaria. Esta es la historia del hombre tras ese deseable "churrasco" marino.

John Alfaro trabaja de lunes a lunes en La Serena. Cuando anochece en la ciudad, avanza con su carrito varias cuadras hacia el centro, donde en la esquina de Cienfuegos con Avenida de Aguirre, se instala hasta altas horas de la madrugada.

Con 15 años de experiencia bohemia y siempre con su icónico gorro de lana, el tío tiene una que otra historia para contar.

Tal como Don Ramón, Alfaro ha tenido varios oficios en su vida. Fue panificador durante 35 años, trabajó en las salitreras del norte y, en las escasas entrevistas que ha brindado, recuerda su pasado como eximio futbolista. A sus setenta años, dice ser un hombre felizmente casado y padre de dos hijos.

Comenzó a vender en la calle el año 2004 y entre su menú permanente se encuentran las chaparritas, empanadas de queso (con harto queso) y churrasco marino, aquel delicioso sandwich típico de la cuarta región que prepara con “pescado fresco, que compro todos los días”.

Por las dudas: aquellos que hemos tenido el placer de degustar su sabor damos fe de aquello. El tío no miente.

Durante los últimos meses, Alfaro ha saltado -nuevamente- a la fama cibernética debido a un “comercial” que la productora Rendermax grabó  hace diez años.

“¿El bajón del carrete te atrapó en plena madrugada?, ¿el hambre te remueve las tripas y quieres comer algo sano y nutritivo? ¡No esperes más! Ven a compartir un rico pan con pescado donde tu amigo, el Tío Aceite”, reza la voz en off mientras suena “Entre el odio y el amor”, en la voz de Américo.

El clip, realizado por el periodista Charly Rivera (que luego de este video saltó a trabajar en matinales de La Red y Mega) suma más de 200.000 visitas en Youtube y es parte de las sugerencias en la plataforma apenas escribes la palabra “el” seguida de una sola “t”. Algo digno de los videos más populares de la historia.

Su fama, además, se ha traspasado a Facebook e Instagram donde circulan centenares de memes que aluden al comercial.





Cuando el año 2014, el tío contrajo un peligroso cuadro viral y se ausentó durante 15 días de su habitual puesto de trabajo, en La Serena se encendieron las alarmas. Dijeron que había muerto y aquel triste rumor se esparció por todo el norte. Como si fuera la más grande de las figuras bíblicas, Alfaro reapareció y tuvo que aclarar que seguía vivo por la prensa. “Yo trabajaba como todo chileno pero un día sábado no aguanté más y no vine a trabajar. De ahí salió el rumor, pero estoy alentado (sic) gracias a Dios”, sentenció.

Aunque también es llamado Mick Jagger por su indudable parecido con el cantante de los Rolling Stones, el apodo que más lo ha marcado es el de “Tío Aceite”, por el rumor de que reutiliza tan noble material para la elaboración de sus productos. Incluso, han llegado a consultarle de forma directa -o algunos cobardes a través de difamatorios memes-, si ha ocupado “aceite de motor” en sus exquisitas preparaciones. Él, con la grandeza de una estrella -de mar-, se toma el apodo y la leyenda con humor.

“Sé que me dicen así, pero me gusta y me sirve. Así todos me conocen y me vienen a comprar”, sentenció.

Su figura ha traspasado la calle y la banda local La Korrupsion inmortalizó a aquel buen hombre con una canción homónima que le hace honor a su humana labor. “Su pan con pescado lo vende caliente, esas son promos sólo pa’ valientes”, dice la letra.

Escucha el tributo a continuación:

Ha sido llamado “McDonald’s ambulante”, se ha cuestionado las veces en que ha utilizado el bendito combustible que acompaña su apodo para siempre, pero jamás se ha amilanado. Ya sabemos que lo dieron por muerto. Que han querido reírse de él. Pero si alguien recorriera la calles de la IV Región con hambre a altas horas de la madrugada, seguramente no tendrá otra opción: visitar al único e inigualable Tío Aceite, que cual Ave Fénix, domina internet una vez más con su emocionante historia de esfuerzo y fidelidad. Amor a la tarea.

Seguir leyendo