*

Ragnarok Online: Un juego de otra época

10 AGO 2017 / Videojuegos

Ragnarok Online: Un juego de otra época

Hoy recordamos uno de los juegos online más populares que han existido, un título que supo cautivar con su música y diseño.

Hablar de Ragnarok Online es hablar más que de un juego online, es hablar de una parte de la historia de los títulos en línea, de una época que podríamos llamar los años dorados de los MMORPG, con juegos como Lineage 2 y Mu Online.

Corría el año 2003 y los MMORPG comienzan a ganar popularidad en Asia y el resto del mundo, nadie se quería quedar fuera de este fenómeno y el título coreano Ragnarok Online era sin duda uno de los referentes. 

Antes de hablar de la jugabilidad, los gráficos, los ‘jobs’ y todo lo que envuelve el mundo de RO, hablaremos de uno de los elementos más recordados del juego: su música.

Inolvidables melodías acompañaban cada región del juego y entre todas destacaba una en particular el tema de Prontera, la ciudad principal de Ragnarok Online y capital del reino de  Rune-Midgart. La melodía hoy forma parte de la historia de los videojuegos y es imposible escucharla sin recodar las horas y horas jugando RO.

Uno de los factores mas destacables de Ragnarok Online fue su diseño, ya que a diferencia de otros títulos como L2 y Mu que contaban con gráficos en 3D, RO optó por un estilo de dibujo en 2D y que se asemejaba mucho más a un anime en un entorno tridimensional.

Este diseño de personajes fue el que llamó la atención a muchos de los jugadores, que veían un título que no se lucía tan “serio” como Lineage 2, que era el otro grande de la época.

Uno de los factores que ayudó a la popularidad de Ragnarok Online fue la cantidad de servidores que tuvo a lo largo del mundo. Algunos eran de pago mientras que otros gratuitos pero todos aportaron a su masificación.

Al comenzar la partida el juego nos permitía crear a nuestro personaje, pudiendo cambiarle el peinado y el color de este. Ya una vez creado  uno ingresaba al mundo donde comenzaban las aventuras y la vida virtual de nuestro personaje.

Podías realizar las primeras quest (misiones) para poder subir de nivel y luego acceder a las diferentes clases disponibles o simplemente recorrer este mundo y conocer sus diferentes secretos

Espadachín, mago, ladrón, acólito entre otras eran las clases disponibles para los jugadores de RO, cada una con sus propias habilidades y características,  estas luego podían tener un ‘upgrade’ a una segunda clase obteniendo de esta forma más habilidades y poder.

Todo lo anterior llevó a RO a tener más de 2 millones de jugadores en el mundo, alcanzando a tener un máximo de 770 mil jugadores conectados el año 2004. Esto provocaba que lugares como Prontera se vieran atestados de gente, vendedores y aquellos que querían comprar diferentes accesorios para sus personajes, nada que envidiarle a una ciudad del mundo real.

Y acá llegamos a uno de los elementos que convirtió a RO, en el gran juego que es y en uno de los recordados con más cariño: Su comunidad.

Antes de que las comunidades de los juegos online fueran lugares llenos de trolls, haters y flamers, estas solían ser lugares donde la gente se llevaba bastante bien. Es así como en el caso de RO las Guilds se convertían en verdaderos grupos donde muchas veces más allá de entrar para jugar para una Quest o WoE, uno podía entrar a conversar con esas personas que con el pasar del tiempo se convertían en verdaderos amigos virtuales.

Sentarse en una ciudad  con otros miembros de la guild a conversar y compartir un rato agradable es uno de los elementos que hacían de Ragnarok un gran título, y donde la gran mayoría buscaba sólo pasar un buen rato en el mundo virtual.

En esos tiempos las guilds se armaban por la ‘buena onda’ al conocer a alguien que ya pertenecía a una y no todo era requisitos de “jugar tantas horas” o “tener tal nivel”, como ocurre hoy en ciertas comunidades online.

Sin duda Ragnarok es un juego que salió en el momento adecuado, cuando las comunidades recién descubrían el mundo online y donde todos compartían el mismo anhelo por explorar este mundo que cautivaba con su música e historia y que buscaba hacer que los jugadores trabajaran juntos y pasaran un buen rato, sin el sentido de competencia que prima hoy en día.

Aún existen servidores activos de Ragnarok Online, aunque claro no con tanta popularidad como antes, pero sin duda a pesar del tiempo es un juego que se mantiene vivo y pareciera ser un lugar donde todo se mantiene tal como hace más de 10 años, aunque claro el mundo mucho ha cambiado fuera de este.

Es probable que si alguien nunca ha jugado Ragnarok Online hoy en día no le llame mucho la atención, ya que no es un juego tan rápido como los que actualmente se producen y como ya mencionamos era un título de otros tiempos, pero que todos aquellos que disfrutaron guardan con cariño en su corazón.

Seguir leyendo