*

El creador de Rambo odió a la nueva película: “Estoy avergonzado de que mi nombre sea asociado a ella”

22 SEP 2019 / Cine

El creador de Rambo odió a la nueva película: “Estoy avergonzado de que mi nombre sea asociado a ella”

David Morrell, autor de la novela que inspiró a toda la saga cinematográfica, aseguró que "Last Blood" es "un desastre".


First Blood, el título original de la primera película de la saga cinematográfica de Rambo, estuvo basada en una novela escrita por el canadiense David Morrell.

Aquella entrega original, que profundizaba en las consecuencia de la Guerra para los veteranos de Vietnam y el trato que tenían por parte de un país que no soportó la derrota bélica, contaba con un final muy diferente a lo que estaba escrito en el libro. A diferencia de la obra fuente, el Rambo de Sylvester Stallone sobrevivía, no moría a manos de Trautman y eso permitió que el héroe fuese el foco de múltiples secuelas.

La última de ellas, Rambo: Last Blood, se estrenará la próxima semana en Chile y las críticas de los especialistas en Estados Unidos han sido bastante negativas y solo ha congregado un 29% de reseñas positivas según el compendio de Rotten Tomatoes.

En ese escenario, el propio David Morrell ahora lanzó sus dardos contra la última película de la versión cinematográfica inspirada por su obra literaria. “Concuerdo con estas reseñas de Rambo: Last Blood. La película es un desastre. Estoy avergonzado de que mi nombre sea asociado a ella“, afirmó en su cuenta de Twitter.

En otros mensajes, Morrell no fue más generoso con la nueva producción. “Odié la película“, respondió a una persona que quería ver la nueva Rambo. “No hay propaganda en la película. Está mal hecha con un lamentable tema deshumanizante”, respondió a otra persona que cuestionó el fondo que pone a Rambo batallando contra mexicanos de un cartel.

El autor, a través de sus mensajes, precisamente criticó los villanos hechos como estereotipos de “notas de post-it”, criticando que: “ni siquiera es lo suficientemente inteligente como para explotar la demonización de Trump del ‘otro'”.

Esta es una película de explotación de grindhouse de la década de 1970“, agregó.

Más aún, reconociendo que Rambo 4 tenía problemas con escenas de acción demasiado largas, sí contenía mejores diálogos como aquél que definía a las guerras: “Los viejos los comienzan. Los hombres jóvenes luchan contra ellos. Nadie gana“.

En ese escenario, para el autor, es donde la película peor sale parada. Reconociendo que tuvo conversaciones con Sylvester Stallone antes de su realización, y que el plan original era concretar algo profundo en la línea de la primera, en definitiva considera que la última aventura de Rambo “no tiene alma“.

Seguir leyendo