*

Logan Paul regresa a YouTube sin haber aprendido nada

8 FEB 2018 / Actualidad

Logan Paul regresa a YouTube sin haber aprendido nada

El polémico personaje volvió a la escena pública con una serie de videos y apariciones que demuestran que sigue teniendo su personalidad tóxica


Tan sólo un mes tardó Logan Paul de su pausa reflexiva para regresar a YouTube, su hábitat natural. Considerando la envergadura del error que cometió, al realizar un video burlándose de un suicida en un bosque japonés, los más optimistas pensábamos que la celebridad digital algo habría aprendido de toda esta situación en la que fue enjuiciado por prácticamente todo el mundo, perdiendo el apoyo del sitio, sus auspiciadores y sobre todo, de varios de sus fanáticos.

Pero claramente fue mucho pedir, y el Logan Paul que está de regreso sigue siendo igual de tóxico que la última vez que lo vimos, sobre todo por la mezcla de mensajes que ha estado entregando en las últimas semanas.

El regreso de Logan comenzó a cimentarse el 24 de enero, cuando el YouTuber subió un video llamado “Suicide: Be Here Tomorrow”, un video totalmente alejado del tono tontorrón e infantil que contiene toda su obra. Básicamente Paul se reúne con personas que intentaron cometer suicidio y expertos en la materia para tratar de dimensionar el tamaño de lo que significa algo tan complejo como el suicidio. 

Un video con buenas intenciones pero que también huele a lavado de imagen desde lejos. A Paul se le ve incómodo, distante, como si estuviese cumpliendo una suerte de condena. Probablemente una maniobra armada por un equipo de publicidad, pero que funcionó: 27 millones de visitas.

Debíamos asumir, entonces, que en todo este tiempo, Paul si había cambiado. No por nada viajó por todo el país a recolectar experiencias y cifras sobre el suicidio. Si le damos el beneficio de la duda, haber hecho que un video sobre la prevención del suicidio sea uno de los más vistos de su canal, es en cierta medida, un éxito.

Pero nada de eso sirvió con la llegada de su verdadero regreso, titulado LOGAN PAUL IS BACK. Sí, con mayúsculas. Si, así de autorreferente.

El video comienza con una suerte de parodia sobre si mismo, mostrándolo como un naufrago que había estado perdido durante todo este tiempo, y no en su supuesto proceso de crecimiento. OK, esto ya empezaba a oler mal. Pero a los dos minutos de transcurrido el video, vemos a Logan Paul mostrando su verdadera cara: dibujando un pene en la arena, mientras el narrador decía “Hoy, la era del contenido aburrido de YouTube ha terminado”.

A ver. ¿La era del contenido aburrido? Considerando que los dos videos anteriores a este en su canal habían sido el de petición de disculpas y el dedicado al suicidio, esos que supuestamente venían del corazón de Logan Paul, ¿es ese precisamente el contenido que él mismo llama aburrido?

Logan Paul no pudo pasar ni siquiera una semana sin volver a ser el mismo de siempre, dejando en claro que todo el arrepentimiento mediático fue forzado y para tratar de evitar la mayor cantidad de daño posible.

De hecho, gran parte de su video de regreso es una mezcla de culpar al resto por sus fracasos y de hablar de todas las cosas geniales que ha estado haciendo en este tiempo. Primero, el YouTuber se queja del corte de avisaje por parte de YouTube, diciendo a sus fans que deben preocuparse de comprar más de su línea de ropa ahora que no recibe plata de YouTube. O sea, es una víctima. Luego, señala que a pesar de todo lo que se dijo en los medios, en todo el tiempo que estuvo afuera sus subscriptores subieron casi un millón. De nuevo, victimizándose por el daño que habían hecho los medios que lo sacaron de contexto.

Luego coloca con letras gigantes que donará un millón de dólares y nos recuerda que no nos perdamos un video en donde casi pierde la vida por un accidente en paracaídas. De nuevo, usando la muerte como morbo.

Logan Paul usó un plan clásico para asentar su regreso: pedir disculpas y desaparecer un rato, luego victimizarse tanto en su canal como en entrevistas en TV y finalmente volver a ser el mismo de siempre, preocupado más por el dinero que por haber aprendido algo.

Será cosa de tiempo hasta que veamos a Logan Paul repitiendo alguna estupidez que lo hará repetir este ciclo con el que al parecer, todos los YouTubers zafan.

 

Seguir leyendo