*

Youtuber que humilló a mendigo fue condenado a no usar YouTube por 5 años

31 MAY 2019 / Actualidad

Youtuber que humilló a mendigo fue condenado a no usar YouTube por 5 años

En 2017 ReSet le dio galletas rellenas con pasta de dientes a un hombre que vivía en la calle y difundió el video a través de la plataforma.


La justicia española finalmente condenó al youtuber conocido como ReSet por darle galletas rellenas con pasta de dientes a un mendigo y difundir el video a través de YouTube.

Según recoge El País, el sujeto que en realidad se llama Kenghua R fue sentenciado a no usar YouTube en 5 años, pagar una multa de 20 mil euros y una pena de cárcel de 15 meses, la que no cumplirá porque no tiene antecedentes. Todo bajo los cargos de delito contra la integridad moral.

Los hechos que motivaron la sentencia ocurrieron en 2017, cuando Kenghua R tenía 19 años y 1,1 millones de suscriptores en su canal de YouTube, también llamado ReSet. En ese escenario, el youtuber aceptó un desafío para rellenar galletas con pasta de dientes, pero lo modificó y decidió entregarlas a mendigos como una “broma”.

Así, ReSet deambuló por Barcelona y encontró con Gheorge L, un hombre que vivía en la calle y pedía limosna frente a un supermercado. El youtuber le dio un billete de 20 euros al hombre y le ofreció el paquete de galletas rellanas con pasta dental. Todo mientras grababa la escena.

De acuerdo a la sentencia, Kenghua R hizo esto “para captar de forma efectiva la atención morbosa de sus seguidores” y, de paso, obtener “un apetitoso incremento de ingresos” por parte de Google. Algo que consiguió ya que el polémico contenido le reportó ganancias por 2 mil euros antes de que lo diera de baja algunos días después de su publicación.

Esta acción fue tachada como “un acto claro e inequívoco de contenido vejatorio” por la jueza Rosa Aragonés, quien indicó que la ingesta de pasta de dientes le provocó un “padecimiento físico” a Gheorge L.

“(Kanghua) humilló y vejó a una persona vulnerable, sin hogar, de edad muy superior, que no habla los idiomas oficiales y presenta deterioro por la vida en la calle y por alcoholismo”, dijo la jueza.

En su minuto el video de ReSet causó indignación y el youtuber optó por borrarlo para luego pagar 300 euros a la hija del hombre para evitar que lo denunciara. Sin embargo, la Fiscalía de delitos de odio impulsó la investigación contra que acabó en esta sentencia.

Ahora la condena del tribunal tiene como uno de sus principales puntos que ReSet no podrá seguir compartiendo contenido en YouTube, ya que ese fue considerado como “el lugar de los hechos”. Esto implica que Kenghua R deberá cerrar su canal en la plataforma y no podrá crear uno nuevo durante 5 años.

Finalmente, pese a que ReSet no contaba con antecedentes penales anteriores, la Fiscalía indica que este no es un “acto aislado” y que Kenghua R había mostrado más comportamientos crueles contra “víctimas fáciles o vulnerables”. De hecho, una vez ofreció sándwiches con excrementos de gato a ancianos y niños en un parque.

ReSet no negó estas acusaciones y señaló: “si me meto con gente más musculosa, me arriesgo a que me peguen, que la gente tiene muy mala leche”. Antes de añadir como sus últimas palabras en el juicio: “Hago cosas para dar show, a la gente le gusta el morbo”.

Seguir leyendo