*

De AJ Styles a Orton: La noche de Smackdown en Chile

22 OCT 2017 / Wrestling

De AJ Styles a Orton: La noche de Smackdown en Chile

La WWE presentó un gran show durante la primera jornada en el país.


Una de las mejores jornadas de la WWE en Chile. Así podría ser considerado lo que se vivió este sábado en el Movistar Arena, recinto en el que nuevamente se presentó un show de la compañía de lucha libre más importante del mundo.

Enfocado en las superestrellas de la marca Smackdown, el show azul  demostró en vivo por qué cuenta con los luchadores más talentosos, en una jornada que entregó una de las mejores peleas que ha presentado la compañía en el país.

Con un público nuevamente prendido, respondiendo con entusiasmo en cada pelea de la sólida cartelera que presentó la WWE, la presentación no resintió la forzada ausencia de Kevin Owens y apagó de inmediato las dudas existentes sobre la presencia de un grande como AJ Styles, sin duda el mejor luchador de la actualidad.

Tras un mensaje grabado de Daniel Bryan, que multiplicó los “Yes! Yes! Yes!” en el lugar, comenzó una jornada de lucha libre en la que no hubo espacio a los reproches.

AJ STYLES & THE NEW DAY derrotaron a RUSEV & THE USOS

Tal como ha sucedido con las presentaciones en que luchadores han tenido que viajar de imprevisto a Estados Unidos con prontitud, el encargado de abrir la jornada fue AJ Styles. El Fenomenal hizo equipo con el popular trío de The New Day, para ser parte de un six man tag team match contra el trío compuesto por el villano Rusev, quien se irritó cada vez que le recordaron a Lano, y los actuales campeones en pareja, The Usos.

En un encuentro en el que el corpulento Big E y Xavier Woods entraron en acción, con Kofi Kingston alentando desde el ringside, la pelea fue tan rápida que a cada momento surgía el recordatorio de que AJ Styles necesitaba estar rápido en el aeropuerto para abordar el vuelo que lo llevaría de regreso a Estados Unidos, ya que este domingo será parte del evento de Tables, Ladders and Chairs.

Aún así, AJ Styles pagó con creces estando en el ring, en un combate que comenzó con una fiesta de poleras hacia la audiencia, pero los villanos impidiendo que Woods lanzase la polera del Fenomenal hacia la audiencia. Un cheap pop para comenzar una pelea corta, en la que casi toda la acción se centró en Styles y Rusev,.

En el cierre, luego de que AJ Styles le dio la victoria a su equipo con un Phenomenal Forearm, el Fenomenal se calzó una versión chilena de su propia polera, The New Day se sumó a la fiesta y todos quedaron contentos. Fue un buen comienzo para no dejar deudas pendientes. Styles estuvo, ganó y mostró su respeto hacia la audiencia, incluyendo una bandera.

TYLE DILLINGER derrotó a AIDEN ENGLISH

La siguiente pelea de la noche se enfocó en Aiden English, el cantante de la WWE quien inevitablemente recibió las burlas de la audiencia al ser calificado de “Lucho Jara”. English, el ex Vaudevillain cuya carrera es impulsada en solitario por la WWE, habló en contra del público hasta que fue interrumpido por el perfecto 10, Tye Dillinger.

Con la audiencia siendo participe de gran parte del combate, sumándose a cada cantico que eleva a Dillinger como uno de los midcards favoritos de la audiencia, gran parte del combate se enfocó en las diversas formas en que Aiden English recibió castigo. Aún así, el villano logró tomar la delantera hacia el final del combate, demostrando un buen arsenal técnico, pero su derrota estaba sellada desde el minuto en que intentó cantar sobre el cuadrilátero.

Tras la derrota de English, quien saltó desde el esquinero directo a una super patada que Dillinger conectó en la quijada del villano, el odiado cantante no quiso retirarse del cuadrilátero dando pie a un nuevo desafío.

AIDEN ENGLISH perdió ante SIN CARA

El siguiente rival fue Sin Cara, quien entró, ejecutó sus movidas aéreas en un santiamen e hizo caer a su rival en menos de un minuto.

Obviamente esa situación sacó nuevamente de quicio a English, quien se negaba a salir del cuadrilátero. Pero aunque quería una pelea más, y la gente comenzó a corear para que así se concretase, el villano dijo que la audiencia no se lo merecía.

BECKY LYNCH & NAOMI vencieron a CARMELLA & TAMINA

El siguiente combate fue una lucha en parejas en el que la audiencia mostró su favoritismo hacia Becky Lynch, aunque la despampanante Carmella también cautivó a los fans, que sin embargo continuamente le recordaron a James Ellsworth.

En ese sentido, mientras Naomi presentó su agilidad y Tamina hizo gala de su poderío, inevitablemente el combate se centró en Lynch y Carmella, qien en definitiva terminó rindiéndose ante el poder de la diva del cabello de fuego que llegó, conquistó y celebró.

BOBBY ROODE derrotó a SAMI ZAYN

Antes de la pausa de la mitad del show, la audiencia chilena fue testigo de una de los mejores combates que ha presentado la WWE en este territorio. Aunque difícilmente podrán eclipsar alguna vez a la cátedra que presentaron Shawn Michaels y Chris Jericho en el pasado, tanto Bobby Roode como Sami Zayn tuvieron una perfomance que pudo esquivar tamaña sombra.

A pesar de que el combate comenzó con un lento ritmo, la forma en que ambas superestrellas armaron el combate dio pie para una pelea que presentó la técnica y solidez de dos de los mejores luchadores de la compañía. Fue, simplemente, glorioso.

Durante el combate, en el que Zayn actuó como un villano que inevitablemente aún recibe el apoyo de la audiencia, Roode conectó el mejor superplex visto sobre un ring de la WWE en Chile y ambos hicieron gala de diversas llaves, antes de entrar en una sucesión de movimientos que extendieron el combate por sobre el tiempo habitual de una pelea de un live show.

Y a pesar de que Zayn dio la pelea, y nos vendieron la idea de que estuvo cerca de lograr el conteo de tres, inevitablemente todo se selló con un Glorious DDT.

NATALYA retuvo su título ante CHARLOTTE

Tras el intermedio, llegó la hora de los combates titulares y en primera instancia, en medio del apoyo de la gente que repitió los emblemáticos gritos de Ric Flair, Charlotte retó a la campeona de Smackdown, Natalya.

A pesar de que la campeona intentó tener el reconocimiento de la audiencia, inevitablemente todo se enfocó en Charlotte, en un combate en el que ambas hicieron gala de una idea: atrás quedó el tiempo en el que los combates femeninos eran mero relleno.

Hubo diversas llaves, bombazos y un magistran Moonsault que conectó la hija del Nature Boy. Pero en el cierre de la pelea, Natalya se ayudó de las cuerdas para retener y mantener su campeonato femenino.

BARON CORBIN retuvo su campeonato ante SHINSHUKE NAKAMURA

En un duelo en el que el japonés recibió una de las mayores ovaciones de la noche, y Baron Corbin hizo a la perfección su rol de villano, la pelea por el título de Estados Unidos fue una vitrina de las virtudes de ambos luchadores. No solo eso, también se pudo ver en vivo una de las mejores entradas de la WWE.

Pero aunque el campeón logró demostró su poderío, inevitablemente Nakamura se robó toda la atención al hacer gala de su llamativo estilo de lucha. Patadas y rodillazos fueron parte de un arsenal en el que el japonés demostró todo su talento.

Pero al ser una pelea titular, estaba claro cuál sería el desenlace, por lo que un fallo de Nakamura dio pie a que Corbin sellara su victoria, aplicase el final de los días, retuviese el título y cortase la fiesta de la audiencia.

Sin embargo, al final Shinshuke presentó sus respetos, se tomó una selfie utilizando el celular de un fan y mostró su respeto hacia el público portando una bandera chilena.

JINDER MAHAL fue el último hombre en pie para retener el WWE Championship ante RANDY ORTON

El evento principal de la jornada estuvo enfocado en uno de los peores campeones de la WWE del último tiempo, pero que hizo todo lo que tenía que hacer para ratificar que ha puesto todo de su parte, lo que no es mucho, para justificar su lugar como campeón máximo de Smackdown.

Todo comenzó con la presentación de los hermanos Singh, quienes dieron pie a Jinder Mahal, al auto-proclamado “Maharishi”, el experimento que durante más de cuatro meses ha estado en lo más alto.

Siendo resistido por gran parte de la audiencia, ya que es un luchador limitado y su trabajo en el micrófono tampoco debiese garantizar su lugar como campeón de la WWE, Mahal no tuvo problemas en recordarnos que nadie lo ha podido detener y ni siquiera lo podrá hacer a futuro Brock Lesnar, la bestia a la que retó para Survivor Series.

Pero el campeón fue detenido por Randy Orton, quien cargó durante todo el combate a un Mahal que a la larga igual dejó en claro que ha tenido una notable mejoría en sus perfomances durante todo este año. Ambos luchadores fueron parte de uno de los mejores eventos principales vistos en una cartelera de la WWE en Chile, en una entretenida Last Man Standing Match.

Durante la pelea, no solo la acción se centró fuera del ring, ya que Orton lanzó a Mahal contra las escalinatas, sino que también se dio pie a que ambos luchadores hicieran uso de armas.

Primero entró en acción un palo de kendo, con la audiencia acallándose para escuchar los golpes. Uno tras otro.

Además se hizo uso de una silla, pero no precisamente para descansar. Sillazo para Randy. Otro de regreso para Mahal.

La audiencia con todo sumándose al combate, con Randy Orton utilizando su DDT elevada con las cuerdas para mantener a la gente de pie.

Pero la gente quería más.

Así fue como entró finalmente en acción una mesa, que los hermanos Singh metieron al ring, para dar pie a uno de los finales más entretenidos para una pelea de la WWE en suelo chileno.

Pero aunque Randy Orton atravesó la mesa con el cuerpo del campeón de la WWE, la intervención de los escuderos de Mahal dio pie para que Orton fuese atacado  y quedase fuera de acción.

A continuación, Mahal logró recomponerse en un esquinero con ayuda de los hermanos, que fueron clave para que el antiguo asesino de leyendas no pudiese levantarse ante de la cuenta de 10.

En medio de los abucheos, el final obviamente dio pie para acallarlos. Aunque el trío de villanos intentó rematar a Orton, este último logró salir del entuerto para conectar un RKO.

Con la audiencia feliz, Randy Orton con bandera y todo mostró su respeto hacia la audiencia y de esa forma se cerró una gran jornada de la WWE, en un show sólido de principio a fin.

Ahora, este domingo, solo resta esperar al Juego.

 

Seguir leyendo