*

Review | Battlefield V, la gran batalla entre un buen juego y los bugs

29 NOV 2018 / Reseñas

Review | Battlefield V, la gran batalla entre un buen juego y los bugs

Un juego con una jugabilidad y atractivo visual increíble, pero que presenta una serie de bugs que pueden afectar la jugabilidad


Battlefield siempre ha sido uno de mis  FPS (First Person Shooter) favoritos. El hecho de que las batallas sean verdaderos combates entre una gran cantidad de jugadores, con enormes escenarios abiertos y todo tipo de vehículos es algo que cautiva y lo diferencia de los otros juegos de guerra.

En este sentido Battlefield V que salió recientemente se mantiene fiel a lo que es la saga, con unos escenarios simplemente magníficos y diversos. Montañas nevadas, pueblos, campos y ciudades, componen los diferentes escenarios de Battlefield V, todos llenos de elementos, pero que tienen como punto en contra la cantidad. Esto ya que no son tantos, por lo que no pasará mucho antes de que comiences a repetirlos.

En total son 8 mapas disponibles con el lanzamiento del juego, todos enormes y llenos de detalles que los vuelven atractivos visualmente. 
Cuando fue lanzado Battlefield 1, el juego presentaba escenarios que sin duda se lucían con gráficos de última generación, ahora Battlefield V no se queda atrás y presenta un nivel de detalle en cada escenario que te sumerge completamente en el juego.

Probamos el juego utilizando una Nvidia GeForce 1070  y este no tuvo ningún problema y funcionó a la perfección en lo que respecta a detalles gráficos –aprovechamos de agradecer a Nvidia por facilitar el código para esta reseña-.

Otro de los puntos atractivo de los escenarios es la gran cantidad de elementos que se van destruyendo a medida que avanza el combate, es así como un pueblo al comienzo de una partida tendrá todas sus casas en perfectas condiciones pero cuando ya van 15 o 20 minutos el lugar lucirá completamente diferente con la mayoría de los edificios destruidos.

El atractivo visual de este juego es simplemente increíble y cautiva desde un comienzo con su introducción donde utilizas a diferentes soldados en algunos de los combates más importantes de la Segunda Guerra Mundial. 

En cuanto a la jugabilidad Battlefield V presenta una serie de nuevas características principalmente en cuanto a lo que significa el trabajo en equipo.

Entre estos destaca el hecho de que cuando seas derribado cualquier aliado de tu escuadra podrá ponerte de pie sin necesidad que sea un médico, por lo que el trabajo en equipo se vuelve fundamental para poder avanzar sin perder. De igual forma cada jugador sólo puede portar un botiquín, por lo que una vez que lo uses deberás buscar un punto de recarga de salud o no durarás mucho en combate.

Dada la limitada cantidad de salud y que tus aliados puedan ayudarte vuelve de vital importancia a tu escuadra, para las cuales los jugadores podrán escoger entre cuatro clases, las cuales tendrán diferentes especializaciones. Esto llevará a pasar bastante tiempo buscando la clase que más te acomode, si ya sea apoyando al equipo como médico (los cuales pueden revivir no sólo a su escuadra), especializándose en el el combate cercano con la clase de asalto o desde lejos con los de reconocimiento.

Sumado a los intensos combates online, Battlefield V cuenta con un atractivo modo historia, que presentan cuatro historias (tres por ahora disponibles), las cuales aunque son bastante cortas, alrededor de 5 horas, permiten un acercamiento diferente al juego, sobretodo porque no otorga tanta libertad como los diferentes combates en línea.

Pero como no todo es perfecto, hay que hablar de los problemas de Battlefield V. El mayor de estos es la gran cantidad de bugs que ocurren en el modo multiplayer, algunos de los cuales causan gracia y otros que molestan e interfieren con la experiencia de juego.

Fueron varias las partidas donde personajes asesinados comenzaban a retorcerse en el aire antes de caer o volaban varios metros hacia arriba por un disparo, problemas que no son del todo extraño en los juegos, siendo bugs que no afectan del todo la jugabilidad… si fuera sólo esto no habría mayor problema.

Quizás el mayor bug es que en ocasiones el arma se queda trabada en el centro, y aunque apunte a una esquina, esta no se mueve pero la mira sí,  por lo que se vuelve casi imposible apuntar de forma correcta. Aunque este bug no me obligó a cerrar el juego y se podía arreglar al cambiar de clase al morir, sin duda es bastante molesto.

Lo bueno de estos bugs es que se pueden ir arreglando con actualizaciones, pero el punto es que no deberían llegar con el juego en su lanzamiento.

Finalmente Battlefield V no deja de ser un gran juego, las batallas son más emocionantes que nunca, los escenarios lucen fantásticos -aunque son pocos por ahora-, la jugabilidad está muy bien, pero los bugs… los malditos bugs… sin duda le restan bastante al que pudo ser uno de los mejores juegos de la saga.

Seguir leyendo