*

Aquí tienen un orden para ver la nueva temporada de Black Mirror

28 DIC 2017 / Reseñas

Aquí tienen un orden para ver la nueva temporada de Black Mirror

Antes de que termine el año, Netflix nos presentará la cuarta temporada de la popular serie antológica que vuelve con grandes episodios.


Este viernes 29 de diciembre debutará la nueva temporada de Black Mirror, presentando seis sólidas nuevas historias que nuevamente nos presentarán, salvo las excepciones habituales, una oscura revisión sobre la condición humana y cómo podemos generar nuestra propia condena.

Tomando como base diversos avances tecnológicos, que dan rienda suelta a que salga a flote lo peor del ser humano, esta nueva temporada de la serie de Charlie Brooker incluye episodios que pueden dar la pelea como lo mejor visto en la serie, teniendo como una guía similar lo que implica tener todo el conocimiento en la nube y los riesgos que implica estar conectados en exceso.

Ahora, considerando el carácter antológico de la serie, no existe un orden definitivo para ver los episodios. Pueden avanzar en cada historia de la forma más aleatoria posible, comenzando con el episodio que todos comentarán o dejarlo para el final.

Tras ver la temporada completa, sin embargo, hacemos la siguiente recomendación para saborear de mejor forma lo que nos pondrán sobre la mesa.

EL APERITIVO

Hang The DJ, dirigido por Tim Van Patten (Game of Thrones)

Es, por lejos, el episodio menos deprimente de la nueva temporada, por lo que es ideal para comenzar sin bajonearse de inmediato. A grandes rasgos, nos presentan a una nueva aplicación de citas, algo así como un súper Tinder, que permite encontrar con precisión al match indicado. Sin embargo, existen algunas reglas, ya que la aplicación determina cuánto debe durar una relación.

En esa línea, la historia se centra en una pareja que inicialmente tiene una breve cita, pero desarrollan una conexión especial en poco tiempo. A partir de ahí, de forma paralela vamos viendo cómo ambos tienen otras relaciones y experimentar todos los alcances de la aplicación. Pero claro, algo está mal, ya que poco a poco se dan señales de que todo el entorno es distópico.

El capítulo cuenta con un gran giro final, que es algo que siempre se agradece en Black Mirror, y logra transmitir la química entre sus dos personajes principales, lo que es una fortaleza para un episodio que en primera instancia parecería como una mera revisión de lo ya hecho en ese capítulo tipo Instagram de la temporada anterior.

LA ENTRADA

ArkAngel, dirigido por Jodie Foster

En una historia que aborda diferentes tiempos en la relación entre una madre y su hija, desde que esta última nace hasta ya entrada en su adolescencia, este es el episodio probablemente más dramático de toda esta nueva oferta de historias.

Centrándose en una mujer que pierde de vista a su hija, el foco de este capítulo es el sentimiento de sobreprotección, llegando a un nivel insano. La madre invierte en una nueva tecnología que le permite rastrear cada movimiento de su hija en una tablet. No solo eso, también existen opciones que le permiten ver todo lo que su hija ve. Y cosas como esas le quitan un montón de experiencias, ya que su madre siempre está ahí, casi 24-7.

Obviamente los problemas llegan al siguiente nivel con el paso del tiempo, con la adolescente experimentando la vida, adaptándose de mejor forma al mundo, pero siempre teniendo el ancla que representa la madre. Es una gran historia, especialmente potente por cómo se entrelaza la sobreprotección en una relación madre/hija, aunque para mi fue solo un tentempié.

LOS PLATOS DE FONDO

Black Museum, dirigido por Colm McCarthy (Sherlock: The Sign of Three, The Girl With All The Gifts).

Es el episodio más relleno de de la nueva temporada, representando en si su propia apuesta antológica. Son cuatro historias en un solo capítulo, desarrollándose luego de que una mujer visita una atracción perdida en medio de la nada.

Dicho lugar es el Museo Negro, un lugar que reúne a diversos artefactos tecnológicos involucrados a tragedias. Por ejemplo, un artículo tiene relación con un dispositivo que permite experimentar todas las sensaciones de otra persona, lo que lleva a un médico a su propia perdición, mientras que otra historia aborda una tecnología que permite agregar la conciencia de una persona en un oso.

El giro del episodio es tan bueno, más allá de que cada historia solo se construyan como pretextos para esa resolución, que eviten conocer más detalles sobre esta historia. Es algo así como un grandes hits de Black Mirror condensado en un solo capítulo.

USS Callister, dirigido por Toby Haynes (Sherlock: The Reichenbach Fall, Doctor Who)

El mejor episodio de la nueva temporada. Eso es esta verdadera joya, que en primera instancia podría parecer una mera parodia de Star Trek, pero no es ni cerca algo como eso. Un homenaje, una revisión al fanatismo, los problemas del aislamiento y cómo los individuos de apariencia más dócil pueden guardar en el fondo al más oscuro de los resentimientos.

USS Callister cuenta con un par de caras conocidas para los fans de algunas de las series más populares del último tiempo, como Jesse Plemons (Breaking Bad, Fargo) y Cristin Milioti (How I Met Your Mother), pero lo que realmente destaca es el amor hacia la ciencia ficción más clásica, la cual es embutida por conceptos novedosos que dan un gran giro a la idea de la existencia de una nave y las propias relaciones laborales.

Si ven este episodio al inicio, tengan claro que nunca verán algo que llegue a cotas tan altas en el resto de los episodios, por muy buenos que estos igual sean.

EL POSTRE

Metalhead, dirigido por David Slade (Hard Candy, 30 Days of Night, Breaking Bad, Hannibal)

Es el único episodio que no tiene relación con la idea de la nube, pero en si mismo representa una experiencia novedosa. Filmado en blanco y negro, y contando con la menor duración, este capítulo es un thriller apocalíptico con muchos paralelos a Terminator.

Todo el foco es un mundo distópico, en donde se desató un apocalipsis relacionado a la inteligencia artificial. El foco es un grupo de sobrevivientes que intenta escapar de unos dispositivos que solo tienen una misión: matar.

Es una gran experiencia, pero probablemente es mejor que la dejen más para el final que para el comienzo de su revisión de esta temporada. Y tengan en claro una cosa: tiene la mejor advertencia final sobre el desarrollo tecnológico envuelto en una apariencia atractiva.

EL BAJATIVO

Crocodile, dirigido por John Hillcoat (The Proposition, The Road)

Este es otro gran episodio de la nueva temporada, y probablemente es un plato de fondo en toda su regla, pero al mismo tiempo es por lejos el más deprimente de todo. En una primera capa está una historia sobre una mujer que realiza investigaciones sobre accidentes, accediendo a los recuerdos de los testigos. Por otro lado, está el fondo del asunto, otra mujer que cometió un error en el pasado que la atormenta.

Crocodile es un salto al vacío, a lo más oscuro que nos puede presentar Black Mirror, permitiéndonos dar una mirada a lo peor del ser humano. Es un salto a una madriguera llena de malas decisiones, destapando un tema recurrente: las apariencias engañan.

Si terminan con este episodio, esta temporada no se les olvidará tan fácilmente.

Seguir leyendo