*

Review | Call of Duty: Black Ops 4, un juego pensado en los nuevos y clásicos jugadores

1 NOV 2018 / Reseñas

Review | Call of Duty: Black Ops 4, un juego pensado en los nuevos y clásicos jugadores

Con un nuevo modo battle royale y la acción de siempre Call of Duty: Black Ops 4 busca encantar a todos los jugadores.


Call of Duty es una de las sagas de disparos en primera persona más populares y es que Treyarch,. la compañía desarrolladora se ha encargado de que cada entrega sea lo suficientemente atractiva innovando en varios de sus aspectos pero a la vez manteniendo su esencia en el modo de juego.

Call of Duty: Black Ops 4 no es la excepción a esta regla, un juego que en esencia se mantiene fiel a lo que ha sido la saga, pero que cambia adecuándose a los tiempos modernos, principalmente con la inclusión de un modo battle royale llamado Blackout.

Blackout,  es que es sin duda el gran caballito de batalla de esta nueva entrega, ya que este tipo de juego es el que ha dominado la escena gaming durante los últimos meses, con ya infinitas versiones y con todos intentando robar algo del éxito de Fortnite.

En esencia, Blackout sigue la misma línea que el resto de los juegos del género, 100 jugadores son abandonados en un enorme mapa y deben buscar armas y equipo para acabar con los otros jugadores.

Este modo sin duda está enfocado en el público más joven o más nuevo en Call of Duty, ya que del juego tradicional poco tiene, vamos recorriendo el mapa en espacios por lo general muy amplios, tomando armas e intentando acabar con todos.

La jugabilidad se adecua tanto a lo que son los battle royale como a lo que es CoD, por lo que no es un problema en ningún momento, si ya jugaste con anterioridad Call of Duty o si eres nuevo no tardarás más de unos minutos en entender los controles y acostumbrar a ellos.

El juego se desarrolla de forma bastante rápida y resulta extrañamente satisfactorio correr tras los muros y luego deslizarse para evitar cualquier tipo de ataque. Pero aunque la jugabilidad de este modo es bastante buena, un punto bajo sin duda es la calidad visual.

Apenas uno ingresa al mapa se da cuenta que esta tiene los colores saturados, el pasto brilla de una forma y tiene unas texturas que pareciera que fuera el caricaturesco mapa de Fortnite pero con armas de Call of Duty. Sumado a esto, existe un problema con el renderizado del mapa, que deja mucho que desear.

En cuanto a la distribución tanto del loot, como de los edificios en el juego, estos sin duda se encuentran bien hechos, varias de las edificaciones cuentan con lugares estrechos ideales para los veteranos de Call of Duty que están acostumbrados a estos, mientras que el aire libre está para aquellos que prefieren un combate más abierto.

El loot de la misma forma se encuentra bien repartido por lo que resulta difícil que pases gran mucho tiempo sin encontrar como defenderte, otro punto es que alguien que caiga cerca se quede con todo y acabe con tu vida de inmediato.

 

Modo Zombies

No podemos hablar de Call of Duty sin hablar del modo zombie, el cual en esta entrega nos llevará a pelear a lugares poco habituales por decirlo de alguna forma, como el Titanic, o un lugar similar al Coliseo Romano.

Guerreros antiguos tomando armas de fuego para acabar con hordas de zombies resulta del todo satisfactorio y a la vez muy atractivo a la vista, por lo que este modo cautiva desde un comienzo.

El modo zombie, está pensado para cuatro jugadores y si no tienes un equipo con el cual practicar pasarás unos minutos buscando antes de que te asignen una party.

Lo malo de esto y que ocurrió en más de una partida fue que al encontrar otros tres jugadores, uno de estos se encontraba AFK, por lo que finalmente quedamos tres contra las hordas de zombies y destinados a no poder avanzar mucho.

Multiplayer y su clásica acción

Tenemos que hablar finalmente del modo multiplayer, la mayoría de los que adquieren este juego es por esto, no por un battle royale, ni por acabar con zombies, es por la acción que caracteriza a la saga y puntualmente el estilo desenfrenado de Black Ops.

Con todo lo que la saga se ha desarrollado a lo largo de los 15 años que tiene Call of Duty y los 8 de Black Ops, este nuevo título da todo lo que el jugador puede estar esperando en materia de multiplayer.  Mapas rápidos, una visual increíble y diversos modos de juego para los diferentes gustos. 

Entre los puntos que los diferencian de lo anterior es la curación automática con el pasar del tiempo, este sistema de regeneración nos hacia que con tan sólo escondernos unos segundos pudiéramos recuperar nuestra vida.

Esto fue sustituido por unas inyecciones a las cuales se pueden acceder en cualquier momento pero tienen una animación durante la cual no podemos disparar, esto sin duda le da un elemento más de estrategia al juego, ya que aquella pequeña ventana en que se produce la acción puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

En cuanto al resto del modo, esto sigue bastante fiel a su saga, por lo que todos los clásicos fanáticos podrán encontrar lo que andan buscando. 

Por último, sólo queda hablar de Headquarters, el modo para un jugador, el cual más que ser un modo historia propiamente tal, es un tutorial para los diferentes especialistas, junto con aprender cada una de sus habilidades especiales, irás conociendo un poco de su pasado. Esto sin duda deja un gusto a poco para los que esperaban una campaña propiamente tal, pero dado que la mayoría se centra en el modo online no resultará en muchos problemsa.

 

Seguir leyendo