*

Review | Code Vein busca cautivar con su aspecto visual y atrapa con su jugabilidad

4 OCT 2019 / Reseñas

Review | Code Vein busca cautivar con su aspecto visual y atrapa con su jugabilidad

El título de los desarrolladores de God Eater cuenta con un atractivo estilo visual y jugabilidad, aunque no logra atrapar con su historia.


Tras una serie de retrasos, Code Vein finalmente ha salido a la venta. El juego publicado por Bandai Namco, y desarrollado por el mismo equipo que se encuentra tras God Eater llega buscando cautivar tanto con su estilo visual, como por su jugabilidad aunque con sus pro y contra.

La historia que nos relata el juego es la de un mundo post apocalíptico en el cual existen unos seres llamados Vein, sujetos que a cambio de dejar atrás su humanidad y sus recuerdos continúan viviendo, a la vez que se convierten en una especie de vampiros que se alimentan de sangre.

Al comenzar el juego tendremos la posibilidad de crear a nuestro propio Vein, el protagonista de la historia, que despierta en este mundo en ruinas sin recordar nada de su pasado y con una chica a su lado.

A medida que vayamos descubriendo este mundo, nos enfrentaremos a los “perdidos”, aquellos que perdieron su consciencia en su deseo por sangre y se convirtieron en feroces y terribles criaturas.

Hay que admitir que aunque la historia en un comienzo llama la atención, no es uno de los puntos más fuertes del juego. A lo largo de esta, conoceremos a una serie de personaje, que la verdad poco llaman la atención más allá de su aspecto visual.

Uno de los puntos que llama la atención de este juego es el diseño de los personajes, -y si te gustó God Eater sin duda te agradará el diseño utilizado en este juego-. Los personajes cuentan con una estética de anime, todos con aspectos que los diferencian bastante del resto y que los vuelven llamativos en su propio estilo.

Como ya mencionamos tu personaje podrás personalizarlo y dejarlo tu propio estilo, con una gran cantidad de opciones, que abarcan tanto los aspectos físicos como la vestimenta.

En cuanto a los villanos, aunque los que no son jefes sin duda se ven un tanto genéricos, diferente es lo que ocurre con los jefes, cada uno con su propio estilo, haciéndolos muy atractivos a la vista. Lo mismo ocurre con los escenarios, que cautivan con su visual.

Un elemento que llama la atención en Code Vein, es que aunque el juego apunta a ser de una dificultad elevada, en ocasiones no lo logra principalmente debido a los compañeros de equipo. En todo momento tendrás un compañero en el juego, ya sea otro jugador o controlado por la computadora, este podrá salvarte en caso de que pierdas toda tu vida y por supuesto también combatir.

Dependiendo del compañero será como te apoyen en el combate, sin embargo, estos pueden resultar determinantes en los combates con los jefes. Es así como, aunque puedan ser debilitados, sin varias ocasiones son los encargados de llevar adelante el combate, disminuyendo considerablemente la dificultad del título.

Por poner un ejemplo, en ocasiones este atraerá todos los ataques del enemigo, con lo cual sólo tendrás que preocuparte de atacar o curar a tu personaje, sin tener que temer por ningún tipo de peligro.

Sobre la jugabilidad tendremos diferentes opciones al momento de combatir, partiendo por las clases, cada una especializada en cierto tipo de armas y con su propias habilidades, tanto pasivas como activas.

Con el pasar del tiempo y a medida que vayamos progresando, podremos utilizar estas habilidades aunque no utilicemos la clase indicada, lo que nos permite personalizar aún más a nuestro personaje para convertirlo en el guerrero que más nos acomode.

En cuanto a los controles, estos se sienten bastante cómodos y bien adaptados para el título. De la misma forma los ataques y diferentes habilidades luces bastante bien visualmente, y no hay ningún tipo de problema una vez que te acostumbras a ellos.

Finalmente Code Vein es un gran juego para todos los que quieran dar sus primeros pasos en los juegos de este estilo, y que tan populares se volvieron con sagas como Dark Souls. Sin duda es así como sus puntos más fuerte son la jugabilidad y estilo visual -si es que eres un fan del anime-, pero que cojea un tanto en su historia y dificultad.

Seguir leyendo