*

Review | Diablo 3 para la Nintendo Switch es solo para novatos

6 NOV 2018 / Reseñas

Review | Diablo 3 para la Nintendo Switch es solo para novatos

La llegada de Diablo 3 a la Nintendo Switch es una maravilla técnica, sobre todo a nivel portátil pero que no ofrece mucho para los que ya probamos el juego


Es difícil pararse en el 2018 y hacer un review de un juego cuya base salió el año 2012. Un juego que en su momentó me desveló, me hizo odiar el tener que conectarme a un servidor pero que al final de todo, terminé disfrutando como prácticamente todo producto que pasa por la manufactura de Blizzard.

Pero en seis años ha pasado mucha agua bajo el puente, incluso para Diablo 3. Dos expansiones -Reaper of Souls y Rise of the Necromancer- cambiaron las dinámicas del juego, convirtiéndolo en una aventura mucho más competitiva, sin dejar de lado lo social. Dos clases nuevas han llegado, un sistema de temporadas y nuevos terrenos para competir.

En este tiempo también vimos el paso de Diablo a las consolas y con un tremendo éxito. Los jugadores intuían que los controles más sencillos y la menor personalización del juego comparado con la de Diablo 2 se debía a que Blizzard preparaba su salto a los equipos de sobremesa. Y tenían razón. Diablo 3 ya ha aparecido en cuatro consolas y desde la semana pasada ya podemos contar con una quinta: la edición de Nintendo Switch de Diablo 3: Eternal Collection.

La Eternal Collection es la edición definitiva de Diablo 3, con todas las mejoras, expansiones, y contenido agregado después de su lanzamiento. Es la misma versión lanzada el año pasado para Xbox One y PS4, pero ahora en una consola de Nintendo.

Y si, estamos viviendo la realidad en donde un juego de Diablo puede estar en una consola de Nintendo, que además, es portátil.

Pero el juego es literalmente lo mismo que jugamos el 2012, con las mejoras agregadas hasta el año pasado y con un par de regalos cosméticos basados en la Leyenda de Zelda.

Y eso, dependiendo de como lo mires, puede ser un halago como también una condena.

Es un halago considerando que el juego corre tanto en modo portátil como en modo TV en sólidos 60 cuadros por segundo, incluso cuando estás en multijugador, ya sea en modo local u online. Y el sistema de juego se mantiene tan fácil de jugar como siempre.

Para los no iniciados, Diablo 3 es un dungeon crawler, un explorador de mazmorras, en donde cada persona tendrá su propio personaje basado en alguna clase. Si bien puede jugarse en solitario, la idea es siempre colaborar para que cada clase de personaje se complemente y así se logren pasar los desafíos. Cada calabozo posee monstruos, jefes y misiones que dejan cofres con los que podemos obtener armas y equipamiento para ir mejorando el rendimiento de nuestros personajes por si queremos más ataque, más defensa, más vida, más magia. Un juego de rol bastante convencional.

Y un juego de rol que funciona. A pesar de que gráficamente se nota el paso del tiempo -y la razón por la cual no sorprende que el rendimiento del juego en la Switch sea tan correcto- mecánicamente sigue siendo un juego que opera bien. Pero eso no significa que vaya a recomendarlo.

Y es que a pesar de tener toda la calidad de un juego de Blizzard, lamentablemente no hay muchas razones para recomendar esta versión de Diablo 3 por sobre las otras que existen. De partida, el precio. Diablo 3 Eternal Collection fue lanzado con precio de juego completo, es decir, los 60 dólares que cuesta un juego completamente nuevo, en la misma consola. Algo que no se justifica, sobre todo considerando que el mismo juego, para Xbox One o PS4 está a la mitad.

Un juego que además, por el tipo de online que tiene la consola, es la que menos jugo le saca. Jugando en las otras al menos tengo chat de voz para conversar con mis amigos. ¿En la Switch? Obligados a abrir el Discord.

Y además, tampoco te permite vincular tu cuenta de Battle.net como para, al menos, mantener tus personajes. Para jugarlo tendrás que comenzar de cero y desbloquear todos los actos, uno a uno. Algo que obviamente es entretenido, considerando que el juego base si lo es, pero estando en un año donde hay muchos otros juegos que requieren de nuestro tiempo para mostrar experiencias frescas, no creo que valga la pena repetirlo.

En fin, Diablo 3 sigue siendo un excelente juego, de eso no cabe duda, pero la versión de Switch es solo para quienes nunca tocaron el original. Todo el resto al menos querrá buscar opciones más baratas y con mejor conectividad.

Seguir leyendo