*

Review | Los Freebuds 3 son comodidad y tecnología que sorprende

29 ENE 2020 / Reseñas

Review | Los Freebuds 3 son comodidad y tecnología que sorprende

La nueva edición de los auriculares bluetooth de la compañía destacan por su cancelación de ruido, única en su tipo y que solo promete crecer.


Mucho tiempo ha pasado desde la aparición de los AirPods de Apple allí por el año 2016. Un producto que en su momento levantó bastantes dudas sobre la necesidad de un producto así: que son muy pequeños y se van a perder, que donde está la el cable para que no se pierdan, que voy a tener que andar todo el día con una caja para cargarlos, que donde están mis malditos cables por favor.

Pero lo cierto es que pasó el tiempo y el formato de auriculares inalámbricos es uno de los más populares hoy en día. No, no se caen de los oídos y en un mundo donde efectivamente el puerto dedicado para los audífonos es cada vez más prehistórico, el bluetooth ha demostrado ir mejorando cada vez más y las baterías ya no sufren como antes.

Y sin embargo, a pesar de lo que las ventas indicaban y lo que veía en los oídos de mis amigos, yo también era un escéptico de este tipo de audífonos. Sí, uso bluetooth, pero preferí siempre la seguridad del cable para colgarlo en mi cuello antes del misterio de los audífonos que flotan en tu oído.

Por eso mismo, cuando llegaron a mis manos los Freebuds 3 de Huawei, los miré con la misma distancia que un boomer mira un video de TikTok o trata de entender el meme de moda. Pero, sorpresa sorpresa, terminaron siendo uno de esos productos que uno despide con una lágrima en la garganta al tener que devolverlos.

La tercera versión de estos audífonos de Huawei son los más avanzados e innovadores que ha presentado la compañía, ya que no son solo la presentación de un formato, sino que dentro de ellos hay innovación en prácticamente cada aspecto. Lo más llamativo es su sistema de cancelación de ruido activa, los primeros del mercado que la presentan en este formato miniatura. La cancelación de ruido se activa presionando tocando dos veces seguidas el auricular izquierdo y siempre está apagado por defecto, para conservar batería.

El efecto es sorprendente, funciona como uno lo esperaría, aunque claramente la cancelación de ruido es mucho menos efectiva que cuando se utilizan dispositivos que cubren todo el oído. Probado en diferentes circunstancias, funciona muy bien en oficinas, donde realmente desaparecen desde las conversaciones de tus compañeros hasta el sonido del aire acondicionado. Pero en aviones, si bien se reduce el sonido ambiente de manera importante, no fue lo suficiente como para poder conciliar sueño, por ejemplo. Tampoco cuando hay demasiado viento.

Pero lo cierto es que raras veces lo utilicé sin esta característica y la verdad es que es su principal atractivo, por sobre la competencia. La calidad del sonido también es superior comparada con otros audífonos bluetooth de la misma marca, con un especial foco puesto sobre los bajos. De cualquier forma, pueden ecualizarse desde la aplicación que debe bajarse para hacer la conexión con el celular.

La sincronización funciona tal como uno lo espera: mientras están en su cajita, los audífonos se cargan, pero apenas se abre la puerta superior, la conexión se hace automáticamente con el teléfono, mostrándote datos como la carga tanto del case como de ambos audífonos.  Y estos no empezarán a reproducir sonido sino hasta que los coloques en tu oído.

Sobre el case, debo decir que es bastante pequeño y cómodo para llevar, en mi caso me acostumbré a portarlo en mi bolsillo trasero durante todo el día y nunca fue una molestia. De hecho, se convirtió en una especie de mejor amigo ya que si bien el tiempo de vida de los audífonos es de unas 4 horas de reproducción de música -variable dependiendo del volumen y del uso de cancelación de ruido- la verdad es que solo debía cargarlos una vez a la semana ya que la caja tiene unas 16 horas de batería, lo que extiende la experiencia de uso a unas 20 horas de uso real.

Así que en realidad lo que te preocupará es que el case esté cargado más que los auriculares, y para ello tendrás dos opciones: puedes cargarlo a través de un cable USB-C o bien, usar un cargador inalámbrico. Y considerando que hay teléfonos de la marca como el Mate 20 Pro o el P30 Pro que tiene carga inversa, eso quiere decir que ni siquiera tienes que andar con un cargador extra. Cárgalo con tu celular y listo.

Y es que los Freebuds 3 funcionan bien por si solos pero mucho mejor dentro de un ecosistema que ni siquiera tiene que ser necesariamente de la marca que los fabricó, sino que con cualquier equipo Android. Por supuesto, con carga inversa hay pocos modelos fuera de la oferta de Huawei, pero desde la sincronización sencilla de los auriculares -una vez y nunca más- hasta el control de sus opciones pasan por una sola app que si no tienes un equipo de la marca, puedes descargar fácilmente.

Por supuesto, los Freebuds 3 no son perfectos, pero van en buen camino. Las cosas que extrañé, además de la ya mencionada cancelación de ruido activa que sin duda puede mejorar, fueron mejores controles inalámbricos. La gracia, siento yo, de los equipos bluetooth es poder usar el teléfono sin tener que sacarlo de donde está. Y los Freebuds 3 son capaces de hacer tan solo dos comandos: un doble tap a la izquierda que activa la cancelación de ruido y un doble tap a la derecha para una acción que puede ser cambiar de canción o pausarla (tu eligen qué) llamar al asistente cuando no estás usando nada y sería. No hay control de volumen por ejemplo, lo que rompe el efecto de poder escuchar tu música sin depender de tu equipo. O en mi caso, que tenía configurados los audífonos para cambiar la canción con el toque doble, tenía que sacarlos de mis oídos cada vez que tenía que hablar con alguien, ya que es la única forma de “apagarlos”.

Pero también es cierto que esos son defectos del formato más que faltas del producto en sí. En ese sentido, los Freebuds 3 son una excelente alternativa si quieres entrar sin miedo al mundo de los audífonos portátiles e inalámbricos, que si bien tienen mucho por mejorar en el futuro, actualmente ya son bastante buenos.

Y no, por si aun querías saberlo, no se caen al usarlos. Aunque el miedo a que eso pasara estuvo constantemente en mi mente. Como todo cambio en la industria, es cosa de costumbre.

Seguir leyendo