*

Review | My Hero One’s Justice y la oportunidad de convertirte en tu héroe o villano favorito

14 NOV 2018 / Reseñas

Review | My Hero One’s Justice y la oportunidad de convertirte en tu héroe o villano favorito

Un juego atractivo visualmente, con una rápida jugabilidad que tiene entre sus puntos más altos el modo online.


My Hero Academia o Boku no Hero Academia es sin duda uno de los mangas y anime más populares del último tiempo, siguiendo el camino que antes tuvieron publicaciones como Naruto o Bleach, esta franquicia busca convertirse en uno de los pilares del mundo de la animación japonesa actual.

Dado lo anterior los juegos basados en la franquicia no pueden faltar, y aunque con anterioridad ya había tenido uno para Nintendo 3Ds, su llegada a PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch de la mano de My Hero One’s Justice marca un punto de inflexión en su camino.

My Hero One’s Justice es un juego de peleas, y se une al listado de los pocos títulos de anime donde de verdad hay un interés en crear algo interesante, más que sólo satisfacer a los fans de la serie -si lo logra o no eso ya es otro tema.

De primera, el juego se presenta como precisamente un juego que apunta a los fans del anime o manga y que no podrá cautivar a muchos más, comienzas a jugar y aunque el modo por defecto se encuentra plagado de autocombos, la variedad y habilidades únicas de cada personaje le otorga un atractivo bastante grande.

Ya sea usando a Bakugo, Midoriya, Todoroki o All Might, cada personaje tiene una jugabilidad tan distinta que el juego se termina volviendo atractivo. A esto hay que agregar que el juego cuenta con un modo manual, que deja de lado los autocombos, dejando en las manos del jugador el mostrar su verdadera habilidad y acercándose mucho más a lo que son los juegos de pelea “de verdad”.

Modo Historia

Uno de las mejores cosas del manga y anime de My Hero Academia es su historia, esta que logró a cautivar a miles alrededor del mundo no se trasladó con el mayor de los éxitos al juego, el cual cuenta con un modo historia que a ratos se vuelve bastante tedioso.

En el modo historia se irán repasando algunos de los momentos y combates de la serie, todo intentando darle una estética de cómic, lo que lo vuelve atractivo visualmente, pero que cae al momento de relatar la historia donde es mayoritariamente texto e imágenes. 

Junto con el modo historia, se encuentran las misiones, un modo que nos hará jugar varias etapas y desde donde podremos sacar puntos que se pueden utilizar en la personalización de nuestros personajes. 

La personalización es uno de los elementos llamativos de My Hero Academia, nos permite transformar casi en su totalidad a los diferentes héroes y villanos, otorgándole diferentes elementos visuales como mochilas o gorros, o incluso artículos de otros héroes, esto sin duda le da mayor atractivo a las batallas, sobretodo en el modo online, donde si te toca un mirror-match, de todas formas los personajes tendrán su propio sello -aunque los ataques finalmente se mantienen igual-.

El modo online es sin duda el mayor atractivo del juego, con un sistema de combates por ránking y otro normal, los combates son rápidos y atractivos visualmente, además como ya comentamos si juegas de forma manual estos estarán plagados de emoción y no será en ningún caso el apretar todo el rato un sólo botón. 

El mayor problema con los autocombos de este juego, es que algunos de ellos son lo suficientemente fuertes para no necesitar tener que aprender a jugar de forma manual, por lo que los usuarios más ‘cómodos’ sin duda lo utilizarán en el online.

Entre los puntos atractivos del juego se encuentran el estilo visual, el cual cuenta con colores fuertes y que hacen resaltar constantemente los diferentes ataques y movimientos de los personajes, con lo que cada combate se convierte en un deleite visual. 

Lamentablemente uno de los puntos bajos son los escenarios del juego, los cuales a pesar de que se pueden destruir, se sienten muy cerrados y estrechos. Diferente es el caso de los escenarios en los que te puedes salir del “ring”, los cuales lucen bastante mejor y además agregan la dificultad de estar atento a no caer de la plataforma.

En conclusión, My Hero One’s Justice no deja de ser un juego pensado en los fanáticos del anime, pero que puede gustar a las personas que incluso no lo conocen gracias a su fuerte atractivo visual y rápida jugabilidad.

Seguir leyendo