*

Review | El Nova 5T de Huawei es un nuevo punto de partida

3 DIC 2019 / Reseñas

Review | El Nova 5T de Huawei es un nuevo punto de partida

El debut de la marca Nova en Chile trae una relación de precio y calidad de producto que nos vuelve a reformular lo que debemos esperar de un gama alta.


La industria de los teléfonos funciona con el clásico tridente del bueno, bonito y barato en donde las compañías siempre sacrifican uno de esos elementos para mantener el equilibrio. Si es bueno y bonito no es barato, si es bueno y barato no es bonito y si es bonito y barato, no es bueno.

Es como si los diseñadores de celulares estuviesen siempre pensando en cómo decepcionarnos con alguna características, si es que no nos decidimos por los tope de línea premium, que por algo son los caballitos de batalla alrededor del mundo. Al final, uno termina o gastando de más por tener algo que quizás no vas a usar en su totalidad, o bien, quedándote con la sensación de que algo más podía mejorar.

Porque si bien la gama media y hasta la baja pueden ser perfectamente funcionales para ciertos tipos de público, el precio termina siendo siempre el principal factor que nos impide disfrutar de lo último en tecnología.

Para llenar ese vacío es que Huawei posee una línea de dispositivos llamados Nova, que hasta ahora habían estado ausentes del mercado chileno. Un vacío que incluso está presente en su propio mercado: sabemos que Huawei tiene una amplia gama de productos en todos los precios, pero el paso de un gama media a un gama alta, dentro de su propia línea, suele pedirnos desembolsar el doble de precio.

Y así es como llega el Nova 5T, un teléfono que más que un “media alta” podemos definirlo como un alta de entrada, un equipo que se deshace de lo necesario para poder entregar un producto a un buen precio y un rendimiento que no le falta el respeto a sus usuarios.

En su presentación, se trata de un equipo que se nota que está pensado para un público juvenil, o al menos que se preocupa bastante del diseño. Su cámara frontal en formato Punch Hole, es prueba de ello, como también su acabado trasero, en acabados metálicos brillantes, efectos tornasol y colores poco convencionales como el azul y el morado acompañando al siempre presente negro. Pero todos son metálicos, muy livianos, pero lo suficientemente robustos como para no sentirse baratos.

La cámara Punch Hole es una solución bastante eficaz al problema del Notch, sobre todo cuando estamos jugando, ya que mueve el punto ciego de la pantalla a una zona que, de cualquier manera estaría siendo tapada por tus dedos, por lo que se puede mostrar más, sin forzar las barras negras. En cuando a su tamaño, estamos frente a una pantalla de 6,26 pulgadas, un grosor de 7,87 milímetros y un peso de 174 gramos: bastante liviano y cómodo, sobre todo cuando pensamos que lo que más molesta a muchos sobre los equipos de gama alta es precisamente lo grandes que son.

Pero aun más decidor es todo lo que trae adentro, sus especificaciones que están prácticamente a la par de un P30: Procesador Kirin 980, 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. De hecho, tiene más RAM que su pariente lejano, por lo que en rendimiento, es un teléfono que no te hará sufrir, con el que puedes tener muchas apps corriendo en paralelo y disfrutar de apps exigentes como juegos. Hasta ahí, la apuesta del Nova 5T en comparación con el P30 es pura ganancia.

Pero por supuesto, para ofrecer un teléfono que rinda igual que un P30 a una fracción de su precio, es necesario contar con ciertos compromisos, lo cuales son claros pero la verdad, nunca tan graves.

El más notorio, al menos para mí, es la pantalla: en lugar de un panel OLED, la pantalla es LCD, con un nivel de brillo menor y un tono más azulado. Y se nota que, además, la tasa de refresco de la pantalla es menor, ya que los juegos si bien corren bien, tienen ese clásico efecto “fantasma” que se nota al moverse los personajes. De todas formas, este es un cambio que se nota viniendo del OLED hacia atrás y no al revés, y en ese sentido, si quieres pasar de un gama media a este equipo, notarás incluso la mejora de su resolución, que es FHD+.

Otra de las cosas que se perdió con respecto al P30 es el lector de huella digital en pantalla, el cual se cambió por un lector físico, ubicado en el costado del teléfono, justo donde está ubicado el botón de encendido y apagado. Y en este caso, debo darle la ventaja al Nova 5T, ya que el lector físico, tanto en su ubicación como por su eficacia, es mucho más veloz y certero que el lector en pantalla. De hecho, es una solución bastante inteligente que me gustaría ver en otros teléfonos de gama alta empecinados en tener la menor cantidad de botones posibles en pantalla. De todas sus funciones, es la que más extraño hoy.

Las cámaras también son diferentes, aunque en número se trata de configuraciones bien similares. El Nova 5T viene con cinco cámaras en total: cuatro traseras y una frontal, aunque como hemos aprendido, mayor número no significa mejor calidad. La principal diferencia entre las cinco cámaras de este teléfono con los de la serie P, es que las del Nova 5T no están diseñadas en conjunto con Leica, sino que son solo fruto del trabajo interno de la compañía. Lo cual, por supuesto, no significa que sean malas sino que la calidad es muy diferente, sobre todo cuando vienes de un serie P.

Las cuatro cámaras traseras del teléfono responden a diferentes tipos de imágenes que queremos sacar. Eso le da una versatilidad especial al equipo, y sí, hay números y cifras que respaldan a varios de estos lentes -los 48 Megapixeles de la cámara principal por ejemplo- y la mayoría tiene que ver con tipos de fotos: un Ultra Gran Angular, un lente para efectos bokeh y otro para sacar imágenes macro.

Acá compartiré algunos ejemplos de imágenes tomadas con toda la variedad de lentes posibles. La primera imagen es, exactamente el mismo punto, uno con la cámara principal:

y el otro con el Gran Angular.

En mi experiencia con el equipo, me quedé con la impresión que se trata de una cámara que funciona mejor tomando fotos de cerca, con detalles, donde se realzan tanto los colores como además, el cuidado del fondo.

Y para hacer las comparaciones hacia atrás, tenemos la prueba de los amiibos

Y de las fotos con poca luz

Y sí, aun cuando el teléfono viene con un modo noche que es bastante funcional, comparado con otros equipos, se nota sobre todo en el ruido que se aprecia en el cielo. En resumen, la cámara es superior al promedio, pero de nuevo, para ser la primera cámara que tenga que cuente con un gran angular, un modo retrato y un modo noche, es ideal sobre todo para redes sociales y pantallas más pequeñas.

Faltan dos compromisos: uno que no me importa y otro que sí se nota. El primero es el puerto de audífonos, que fue removido, dejando solo el puerto USB-C para escuchar nuestra música.

Pero sí noté que la batería, si bien puede durar todo el día, no llega con la holgura que el resto de los tope de línea de Huawei nos entregan. S0n 3.700 mAh, los que se van muy rápido sobre todo si usas mucho sus cámaras o terminas jugando. Y claro, por sus especificaciones es un juego que invita a usarlo a concho, porque rinde y no frustra, pero mientras la familia Premium de la compañía llega a mi hogar con un 40% de resto, el Nova 5T lo hace con 15 o 10%, y el efecto de ver la barrita en rojo, te preocupa.

Pero cualquier otro detalle puede quedar chico frente al hecho de que estamos ante una línea que, a un costo muy menor -$389.000 en este caso- entrega una experiencia que claro, si lo comparamos con lo que ha hecho Huawei con sus propios productos, no es tan sorprendente, pero con el resto de las compañías y a ese rango de precio, el modelo es formidable.

Y es que el debut de la marca Nova en Chile no pudo dejar más clara las intenciones de la compañía con este nuevo integrante de la familia: trazar la nueva línea que define lo que deberíamos considerar como un gama alta y establecerse en ese terreno impensado, en el que efectivamente es posible encontrar un equipo que sea bueno, bonito y barato.

Seguir leyendo