*

Review | MUSYNX es el tenedor libre de los juegos de música

28 JUN 2018 / Reseñas

Review | MUSYNX es el tenedor libre de los juegos de música

La edición para consolas del popular juego móvil es un juego que va directo al hueso, con mucho contenido aunque poca motivación para revisitarlo.

Cuando abrí por primera vez MUSYNX, la bienvenida al juego fue bastante más directa que lo acostumbrado. En vez de ser recibido por un tutorial, infinitos modos de juego que muchas veces ni siquiera revisas o una gran cantidad de contenido escondido, el nuevo juego publicado por PM Studios decide ser mucho más sincero con el jugador y te entrega todo su contenido de una. Sin anestesia.

Y hay que admitir que eso abruma un poco. Llegar y encontrar un repertorio de más de 90 canciones desde el minuto 1 es algo que solo una experiencia arcade podría imaginar. Pero MUSYNX tiene contenido de sobra y quieren demostrarlo. Lanzado hace ya tres años como un juego para celulares, MUSYNX es la adaptación del clásico título para la PS4, la PS Vita y la Nintendo Switch -versión que me tocó revisar en esta oportunidad-.

Pero así como abruma, MUSYNX te invita a recorrer por su tremendo repertorio de música evidentemente asiática, pero con inspiración de diferentes géneros: hay pop, hay rock, hay mucha electrónica, hay vocaloids, hay canciones en chiptune y mucho más. No esperes encontrar temas famosos pero sí de esos que los fanáticos de los juegos de ritmo sabemos apreciar: rápidos, intensos, variados y muy, pero muy oreja.

Es obvio que de los 90 temas habrán muchos que no te gustarán -a mi por ejemplo las reversiones de temas de música clásica me tienen algo aburrido- pero también habrá muchos que te encantarán y es que MUSYNX opera igual que un buffet de casino: muchas canciones disponibles para disfrutar, las suficientes como para que cada uno pueda armarse su propio playlist favorito y quien sabe, tratar de experimentar un poco.

Pero la pregunta que cabe hacerse es ¿no me conviene más bajar el juego en mi celular, considerando que es gratuito? Bueno, hay dos ventajas que posee la versión de consola, independiente de la plataforma. La primera, muy evidente, es el uso de botones. Si bien la versión de Switch es combatible con controles táctiles al usarla en modo portátil (y suponemos que la Vita también), la verdadera gracia está en jugarlo con el método superior, las viejas y confiables teclas.

Por defecto puedes usar la cruz direccional y un par de botones tradicionales para lugar, pero en las opciones puedes editar a tu gusto que botones quieres usar, lo que me parece muy bien, sobre todo en la Switch, donde la posición asimétrica del control hace que para muchos sea más fácil usar los gatillos en algunas circunstancias. La idea es que el juego sea lo más cómodo posible para tí en cualquiera de sus modos de juegos: 4K (cuatro botones) y 6K (6 botones), los que a su vez se dividen en Fácil y Difícil. Sumando, cada canción tiene cuatro variantes para jugarla y todas desbloqueadas desde el inicio.

Y la jugabilidad en sí también entrega poco para preocuparse, ya que hay solo dos tipos de notas: notas simples y notas largas, y nada más. Nada de poderes, ni activaciones, ni menos una barra de energía. Juegas hasta que termina cada canción y listo, si te fue bien o mal aparecerá recién en la pantalla final. Esto implica, eso sí, algo muy extraño. En la canción solo puedes ver cómo va tu combo, y la ausencia de un puntaje hace que sea difícil saber si efectivamente lo estás haciendo mejor o peor.

Es fácil saber al final con el reporte, pero hay cierta información que no hace sentido. ¿Qué es eso de Sync.Rate 118,09%? ¿Cómo puedo superar el 100%? Sinceramente, un sistema de puntaje habría sido más informativo que saber si saqué cierto ranking.

Pero fuera de esos detalles, Musynx coloca todo su juego en servicio de la comodidad del jugador, para que juegue a su pinta, y eso se agradece. Es quizás el juego de ritmo más amigable que ha salido en el último tiempo, por su sencillez pero también por las opciones que da para personalizarlo: desde la velocidad de las notas hasta los efectos de sonido que se generan al presionar los botones o que tan estricto quieres que sea el timing. Todo puede ser meticulosamente cambiado para tu gusto.

Y ni siquiera el aspecto visual se interpone tanto. Dependiendo del tipo de canción que elijas, podrá tener alguno de los diferentes sistemas de visualización, que van desde muy futuristas y tecno hasta otros un tanto más alocado, como el de las canciones chiptune, el cual posee un track de notas estilo pixelart que de lejos se ve bastante extraña, pero en realidad funciona muy bien en movimiento. En serio.

Y la segunda razón por la cual este juego es superior a la versión móvil (sí, no crean que me olvidé de esto) es porque puedes disfrutarlo offline, en una pantalla grande, y a la larga recibirá todo el DLC aparecido en la versión de celular, que hoy solo la supera por el número de tracks. Es más que una versión deluxe, es un sistema que realmente reemplaza al móvil, y repito, sobre todo si lo eliges para Switch o para la Vita, ya que gana mucho siendo portátil.

En definitiva, MUSYNX es un excelente juego de ritmo pero solo para los que ya están acostumbrados al género y solo viven buscando nuevos desafíos. El juego no hace nada por intentar atraer nuevos jugadores y se nota por su falta de tutoriales o de un modo de juego que simplifique las opciones para descubrir canciones.

Este enfoque en hacer sólo un gran juego de ritmo hizo que al desarrollador se le olvidaran ciertas cosas, como un sistema de favoritos para poder hacer la navegación entre tus canciones algo más fácil -navegar por 90 temas se hace bastante tedioso si buscas sólo uno- o algún tipo de ranking online para quizás haber dado un incentivo extra para tratar de jugar las canciones.

Pero fuera de eso, MUSYNX es una colección impresionante de música que los fans del género no querrán dejar pasar, sobre todo por su precio.

Seguir leyendo