*

Review | PES 2019 apuesta por el dinamismo

5 SEP 2018 / Reseñas

Review | PES 2019 apuesta por el dinamismo

Exclusividad con clubes de Sudamérica y Europa para competir con Fifa, mecánicas más pesadas, nueva interfaz, MyClub renovado, aunque el juego mantiene el motor gráfico empleado desde su edición 2014. ¿Vale la pena? Acá intentamos determinarlo.

Comienzan las temporadas del fútbol europeo y consigo, también los videojuegos del mismo deporte van publicando sus lanzamientos anuales. Eso sí, a diferencia de años anteriores en que salían sincronizados FIFA y Pro Evolution Soccer, esta vez PES se adelantó considerablemente a su competencia.

Lanzado el 28 de agosto para PlayStation 4, Xbox One y Steam, Pro Evolution Soccer 2019 promete suplir carencias como las licencias de ligas europeas con contenido enfocado a zonas geográficas específicas: así países como Chile, Perú, Argentina y Brasil se han visto con un mayor énfasis en esta edición del juego.

Si bien PES2019, como todo juego de fútbol del último tiempo, no supone ninguna revolución respecto de su entrega anterior, sí hay cambios que notarán los que llevan años jugando títulos de la franquicia de Konami.

¿Qué trae de nuevo, bueno y no tan bueno PES2019? A continuación lo repasamos.

Nota: tanto la prueba del juego, como el uso de comparativas de PES2018, fueron realizadas desde una consola PS4 fat, usando la “edición David Beckham” en PES2019.

Dinámica: la máxima de todo

De entrada, una de las cosas que más llama la atención es el cambio de interfaz. De un tablero con los modos, que llevaba varias versiones, se pasó a una disposición de elementos similar a las de una app de teléfono inteligente.

Menú en PES2018.

 

Menú inicial en PES2019.

El desplazamiento en el menú es rápido, así como el pasar de una opción a otra, tanto en la selección de equipos, como en la formación o en el partido mismo. Todo se hace bastante más fluido respecto de su predecesor.

Las imágenes estáticas de ediciones anteriores fueron sustituidas por fondos con movimiento y por animaciones muy buenas en modos como MyClub (que repasaremos más adelante).

Eso también es llevado al juego en sí, donde las interrupciones por los saques laterales son considerablemente menores. Además, se incluye la opción rápida para hacer cambios sin estar saliendo al menú.

Probamos los cambios rápidos en un partido entre los dos primeros del torneo chileno.

Las plantillas del torneo chileno están actualizadas, por lo que podemos ver a jugadores como Luis Jiménez en Palestino, Ángelo Henríquez y Gonzalo Espinoza en Universidad de Chile, Lucas Barrios en Colo Colo; mientras otros ya no están, como Jean Meneses en U. de Concepción ni tampoco Brian Fernández en U. La Calera.

Plantillas actualizadas en el torneo chileno. Ni Meneses ni Fernández, estrellas en U. de Concepción y U. La Calera durante el primer semestre, aparecen ahora.

Mecánicas

PES2019 tiene una física más pesada. Se percibe desde el primer toque al comenzar los partidos. La velocidad del juego es más lenta, con una precisión de pases que obliga al jugador a darse el tiempo de perfilarse bien.

En equipos de menor valoración, sea de 4 estrellas hacia abajo, se percibe mucho el cambio, sobre todo al dar pases largos a modo de habilitación. En muchas ocasiones el jugador objetivo del pase no llega, ya sea por cansancio, por la mala precisión del pase inicial o por ambas.

Los arqueros mantienen la mejora que se percibió en PES2018. Da la impresión de que son menos estáticos que antes, además de que cuesta un poco más anotar de globo/vaselina.

Los tiros libres y lanzamientos de esquina mantienen la ejecución implementada en el PES anterior, algo que se agradece.

La Inteligencia Artificial, al momento de jugar en semiasistido, está algo mejorada, pero por momentos vuelve a tener los problemas de entregas anteriores, en donde no siempre selecciona al jugador más cercano al balón, lo que termina generando jugadas en contra innecesarias (y donde se hace necesario usar el análogo derecho o pasar al modo manual, derechamente).

Gráfica

Konami decidió emplear para PES2019 el mismo motor que vienen usando desde PES2014: Fox Engine. Si bien su primer uso en la franquicia fue terrible, han sabido mejorarlo en el camino. Sin embargo, en los últimos juegos no se ha visto un salto de calidad enorme.

Sí, vimos un par de bugs.

El césped del terreno de juego es uno de los puntos que más nos llamó la atención (para mal). Desde el demo, la cancha lucía horrorosa, aunque al percibirla más de cerca, sea con repeticiones o con la celebración de goles, uno podía ver un gramado con buen detalle. De todas formas, la mayor parte del tiempo uno ve el pasto desde lejos y, en esa perspectiva, no se ve agradable.

Dicho lo anterior, nuestra deuda es haber revisado este apartado desde un dispositivo con mayor potencia, como PS4 Pro, Xbox One X o un PC, pues una de las nuevas características es la compatibilidad con 4K HDR.

Sin embargo, el punto que sí llama la atención (para bien) en el apartado gráfico es el escaneo de rostros en equipos exclusivos. Por ejemplo, en Colo Colo llaman la atención de entrada el parecido de jugadores como Orión, Opazo, Paredes, pero por sobre todo Jorge Valdivia.

En la selección chilena hay rostros bien logrados, mientras otros, como el de Paulo Díaz, distan de su parecido.

Así se ve la selección de Argentina en PES2019.

Y este es el resultado de los rostros de la selección del Perú.

A su vez, PES2019 presenta gráficas nuevas en sus competencias, sea en marcadores como en información de los partidos.

Licencias

Una de las constantes críticas que recibe la franquicia PES respecto de su competidor directo Fifa, es que el título de Konami ha perdido en el terreno de las licencias (“oh, ¡qué entretenido jugar con el MD White!”, es comentario común). Así, la Premier League, el Calcio italiano y La Liga española, sumado a la UEFA Champions League, son reemplazadas por “Liga inglesa”, “Liga italiana”, “Liga española” y así sin parar.

Ejemplo de ligas licenciadas y no licenciadas.

Por ello, en Konami han apostado por concentrarse en nichos de mercado más específicos, mejorando el contenido ofrecido para Sudamérica, además de contar con ligas europeas menos comunes, como las de Rusia, Dinamarca y Portugal, sumándole estos últimos días un acuerdo con la competición de Tailandia, que llegará vía DLC.

Sin embargo, no deja de verse extraño el intentar jugar con selecciones sudamericanas, ya que la mitad está con licencias y la otra mitad no (Uruguay, quien está actualmente quinto en el ranking Fifa, no tiene su uniforme original). Inclusive, está el caso puntual de Brasil, en donde pese a contar con los derechos para usar escudos y uniformes, no los tienen para emplear los nombres de los jugadores (algo que se corregirá en las próximas actualizaciones).

Esta es la plantilla de Brasil, de momento.

Punto aparte: las selecciones de Centro y Norteamérica no están licenciadas.

¿Cómo atraer entonces a los jugadores de Sudamérica, uno de los lugares más futbolizados del planeta? Llevando la experiencia más allá de las licencias de un plantel. Para ello, incluyeron 13 estadios del continente, apareciendo por primera vez uno de Perú (Alejandro Villanueva, de Alianza Lima), además del Monumental David Arellano (Colo Colo), que son parte de la oferta para atraer a nuevos jugadores. En tanto, hay otros 11 de Europa y solo uno de Asia (Saitama Stadium 2002 de Japón), además de 18 ficticios.

El Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos, que fue sumado en PES2018 vía DLC, se mantiene en esta nueva edición.

A su vez, las ligas de Colombia, Argentina, Brasil y Chile están licenciadas, incluyendo en este último país el balón oficial del torneo 2018.

Sí, el balón del torneo chileno está en PES2019.

MyClub: el punto más alto

Donde más se percibe el cambio de interfaz es en MyClub. De hecho, el fichaje de jugadores bajo la dinámica de los balones dorados, negros o plateados circulando se acabó. En su lugar, ahora aparecen transiciones bien elaboradas que muestran la procedencia del jugador. ¡Y vaya qué mejora la experiencia!

David Beckham aparece como uno de los jugadores leyendas, el cual viene como préstamo o jugador fijo dependiendo de la edición del juego. Otros jugadores que aparecen en PES2019 con la categoría de leyenda son Figo, Maradona, Maldini, Roberto Carlos, Gerrard, Ronaldinho Gaúcho y Romário, por mencionar algunos, a los que se suman Iván Zamorano y Marcelo Salas.

Beckham es bastante menos anómalo que tener a Usain Bolt en el equipo de MyClub.

A su vez, la compra de jugadores se realiza en packs de a tres, algo que recuerda a los sobres de FUT en Fifa. También hay espacio para los jugadores destacados de la semana, los que MyClub les otorgará una valoración mayor por un periodo de tiempo.

Ziyech, el jugador destacado en la primera semana de MyClub en PES2019.

De paso, en PES2019 han decidido aumentar considerablemente el espacio permitido para fichajes, dejándolo en 1000, así como también poder tener 50 DTs, algo más que suficiente, considerando que hay jugadores que pasan a ser entrenadores.

Cada fichaje tiene una presentación adicional en una especie de sala de prensa.

Haciendo comparativas con otros modos, como la legendaria Master League o Ser una leyenda, MyClub corre con ventaja, pues da la impresión de que la gran mayoría de los cambios implementados son para mejor.

Música y audio al debe

El dinamismo de la nueva interfaz pierde la sensación de fluidez por la elección de la música. Las canciones que disponía PES2018, con Bruno Mars y Coldplay incluidos, le daban una sensación agradable, generando que incluso los tiempos de carga fuesen menos tediosos. Esto no pasa acá, ya que PES2019 tiene una música más plana.

Por otra parte, lo primero que percibimos al comenzar nuestro primer partido fue el pésimo balance del audio, especialmente con los relatos que quedaban muy escondidos en relación al audio ambiente.

Para cerciorarnos, hicimos una prueba desde la misma consola con PES2018. Los parámetros en ambos juegos eran los que vienen por defecto, con todos los elementos al mismo nivel (15). PES2018 sonaba balanceado. En PES2019, no: en un principio probamos con Christian Martinoli (relator mexicano que viene por defecto), luego con Claudio Palma y si bien con este último algo mejoró el volumen, no fue suficiente.


Lo bueno: la interfaz renovada, MyClub, el trabajo con los equipos partners y exclusivos.

Lo malo: el césped, la banda sonora y el balance del audio.

Lo que podría mejorar o incluir con actualizaciones: sería ideal que PES2019 incluyera a futuro estadios como el Centenario (Uruguay); el Cilindro de Avellaneda o el Libertadores de América (Argentina); el Metropolitano Roberto Méndez (Colombia); el Nacional de Perú; San Carlos de Apoquindo y Ester Roa (Chile), por mencionar algunos. Además, actualizar algunos rostros de selecciones.

El escaneo realizado con Beckham está bien logrado.

Si aún no has probado Pro Evolution Soccer 2019, puedes descargar su demo en PlayStation Network, Xbox Live o Steam.

Seguir leyendo