*

Review | Return of the Obra Dinn, un imperdible en la Nintendo Switch

18 NOV 2019 / Videojuegos

Review | Return of the Obra Dinn, un imperdible en la Nintendo Switch

El aclamado juego de investigación llegó recientemente a la consola de Nintendo.


Return of the Obra Dinn es un juego de aquellos que cautiva desde el momento en que lo juegas por primera vez, y es que el título de investigación desarrollado por Lucas Pope (ex Naughty Dog), es una aventura visual que atrapa en todos sus sentidos.

Lanzado inicialmente en octubre de 2018, el juego llegó recientemente a la Nintendo Switch donde tuvimos la oportunidad de probarlo, y comprobar que llega con toda su mística a la paltaforma, con una jugabilidad bien adaptada, y una historia que sigue cautivando.

El juego es un título de investigación y lógica, donde el jugador interpreta a un experto en seguros de la Compañía Británica de las Indias Orientales, y quien debe inspeccionar el Obra Dinn, un barco donde por razones que se desconocen todos sus tripulantes han muerto.

Nuestra misión, es descubrir el destino e identidad de todos los tripulantes del barco, para esto contaremos con dos elementos, un libro donde se irán anotando las pistas que vayamos consiguiendo y una brújula o reloj de bolsillo, que nos permite ver el Memento Mortem o “Recuerdo Mortem”, es decir el momento en que la persona murió.

Con estas herramietnas es que comenzamos a explorar el barco y vamos descubriendo poco a poco que es lo que pasó, y la identidad de cada una de las personas.

Uno de los aspectos atractivos del juego, es que las identidades no las obtendrás darán directamente al utilizar tu reloj, en ocasiones sabrás la nacionalidad, edad, cargo u otra información y poco a poco tendrás que ir cruzando datos para dar con la identidad de cada uno de estos, incluso en ciertas ocasiones teniendo que recurrir al descarte.

De igual forma mientras más vayamos conociendo, es que más partes del barco se irán haciendo accesibles, por lo que podremos ir progresando con esta aventura, que cabe mencionar cuenta con varios finales, dependiendo de que tan acertados estemos con nuestro trabajo investigativo.

Todo esto hace que el juego en lo que respecta a su trama se vuelva una verdadera obra de arte, con un sistema que nos lleva a utilizar al máximo nuestras habilidades detectivescas y que sin duda se disfruta para todos los amantes de este género.

Aunque su historia llama la atención desde el comienzo, hay algo que capta la atención (para bien o para mal) desde el momento en que abrimos el juego, nos referimos al aspecto visual de este, para cual se optó con un estilo bastante particular en blanco y negro, y que le da un gran ambiente de misterio a lo que ocurre en el barco.

El estilo visual sin duda se luce, y recuerda a algunos juegos de antaño, ya que no es que sólo que se encuentre en blanco y negro, se trata de todo el arte construida para que pareciera que jugamos en un computador de hace unos años.

La razón tras este estilo, viene dado ya que Lucas Pope quería homenajear su primer ordenador un macintosh Plus de 1986 monocromo. “La motivación original detrás de Obra Dinn era sencilla: crear un videojuego moderno en 3D que se pareciera a los juegos antiguos de 1 bit que solía jugar en el Macintosh Plus que teníamos en casa cuando era niño”, señaló hace unas semanas Lucas Pope en el blog de PlayStation.

Si Obra Dinn tuviera un elemento que quizás lo aleje de cierto público, es que no es un juego del todo fácil, es un juego de puzzles que obliga al jugador a estar constantemente revisando su libreta, a revisitar ciertos momentos por nuevas pistas, a hacer conexiones e inferir varios elementos. Pero hay que ser honestos, en un juego de investigación, este es el atractivo, y es el elemento que nos llama a jugarlos.

Como conclusión, Return of the Obra Dinn, es un título que sin duda cautiva, una de aquellas obras que en ocasiones pasan desapercibidas, pero que sin duda vale la pena darles una oportunidad, un juego que nos saca de los géneros más comunes por una apuesta que sin duda se paga con creces.

Seguir leyendo