*

Review | Samsung Gaming Curved Monitor y el poder de la inmersión

24 ABR 2017 / Tecnología

Review | Samsung Gaming Curved Monitor y el poder de la inmersión

Con su mira en el público gamer este ,monitor busca potenciar al máximo la experiencia del jugador. Con una alta tasa de refresco busca aumentar al máximo la fluidez y respuesta para que nada te detenga en los diferentes videojuegos.


Si eres un acérrimo gamer, fanático de los shooter y los RTS, esto definitivamente te va a interesar. Samsung desde hace algunos años que se encuentra en el mundo de pantallas, pero con el lanzamiento de la línea de monitores curvos especializados en juegos se hace más que necesario probarlo y contarles como nos fue.

Tuvimos en nuestro poder el Monitor Curvo Samsung CFG70, el cual antes de comenzar a analizar su desempeño, hace bien mencionar que se centra en la fluidez, el tiempo de respuesta y una gran calidad de imagen, por lo que se vuelve un gran compañero para aquellos que siguen juegos competitivos o de gran acción donde cada milésima de segundo cuenta.

Diseño

Uno de los puntos altos es su diseño. Con una base que permite ajustar fácilmente altura y rotación que le queremos dar al monitor, sólo bastan unos segundos para acomodarlo y dejarlo en la posición que más nos acomode. El monitor cuenta sólo con una luz en la parte baja de la pantalla lo que no distrae ni molesta al momento de jugar las luces apagadas, como sabemos que a muchos les gusta.

A esto hay que sumar que en la parte trasera tiene un espacio desde donde podemos colgar nuestros audífonos y por donde mismo podemos pasar los cables para evitar enredos.

Pasemos a los puertos y el control que se encuentra en la parte trasera del monitor. Puertos HDMI y DisplayPort, así como una entrada para audífonos de 3.5mm. Esto permite tener conectado tanto el computador como alguna consola a la vez y pasar entre uno y otro rápidamente.

En la esquina inferior derecha se encuentra la palanca que permitirá acceder al menú y configurar la pantalla -aquí uno de los elementos más destacados de este monitor-. Al presionar la palanca ingresamos al menú, donde podemos configurar la imagen, luz y colores del monitor a nuestra manera, o elegir una de las configuraciones predeterminadas las cuales vienen adaptadas para diferentes tipos de juegos.

Una vez configurado el monitor nos permitirá guardar la configuración y con tres botones que se encuentran en la parte inferior podremos rotar entre las diferentes opciones que dejemos guardadas. De esta manera, con sólo un click pasaremos de nuestra configuración para jugar en el PC a nuestra configuración para jugar en la consola o quizás para ver películas.

Velocidad de reacción

Llegamos al punto fuerte de este monitor la velocidad de respuesta. Con una tasa de refresco de 144Hz este monitor se convierte en toda una experiencia que mejora la inmersión tanto en los juegos individuales, como en los juegos competitivos online donde es requerida la mayor concentración para quedarse con la victoria.

Esta tasa de refresco combinado con la curvatura del monitor provoca una inmersión tal que es difícil que se te pase algún detalle. Quizás ésta es la mayor diferencia con un monitor ultra widescreeen, donde en ocasiones el mirar de un costado de la pantalla al otros cuesta valiosas milésimas de segundo.

A esto, hay que sumar el tiempo de respuesta de 1ms, lo cual lo vuelve ideal al momento de probar algún shooter. En nuestro caso  probamos en ultra Battlefield 1 y Star Wars Battlefront los cuales se veían simplemente increíbles. Jugar estos juegos en ultra y con el modo FPS del monitor, el cual resalta al máximo cada detalle y explosión que ocurre en la pantalla, lo transforma en toda una experiencia.

Acá pasamos a otro de los puntos altos, la tecnología “Quantum dot” ocupada en el monitor que aputna a que mejora la calidad de la imagen sin duda suma puntos, ya que con esto cada rincón de la pantalla se ve con colores vivos.

Lo que no nos gustó

A pesar de que es sin duda un gran monitor para jugar, hay un pequeño detalle que quizás a la mayoría no le afectará. No cuenta con sonido propio. Es decir tendremos que conectar unos audífonos o unos parlantes si es que queremos escuchar directamente del monitor.

Sabemos que esto es algo menor ya que la mayoría de los gamer utilizan headset para comunicarse y escuchar cada sonido del juego, pero de todas formas este es el punto más bajo que tiene este monitor, ya que en caso de querer ver una película o serie en este, no te queda otra opción que conectar algún dispositivo para poder escuchar.

 

Seguir leyendo