*

Review | SD Gundam G Generation Cross Rays un juego pensado en los fanáticos

20 DIC 2019 / Videojuegos

Review | SD Gundam G Generation Cross Rays un juego pensado en los fanáticos

Un título que permite revivir varias de historias de la popular franquicia.


Gundam es una de las franquicias más importantes que han existido en el mundo del anime, y es que la saga de robots gigantes japonesa ya lleva 40 años cautivando a los fans con series, mangas, novelas, modelos a escala y por supuesto, videojuegos. 

Con la gran cantidad de historias que cuenta la saga sin duda resulta difícil escoger una como favorita, y dado que en gustos no hay nada escrito, es que resulta aún más complicado llegar a un consenso.

Ante esto un juego que reúna varias de las entregas de la saga es que resulta ideal, y este es el caso de SD Gundam G Generation Cross Rays, juego que fue lanzado hace unas semanas, y presenta varias historias de diferentes entregas  de Gundam como lo son: Wing, Seed, 00 y Iron-Blooded Orphans. 

Este juego corresponde a un táctics clásico, donde el jugador puede escoger entre los diferentes robots de la franquicia para recorrer una vez más la historia de estas series y sus batallas más importantes. 

Con elementos de novela gráfica, gran parte de la jugabilidad se pasa leyendo los diálogos de los personajes y el desarrollo de la trama, esto hasta llegar al combate, que corresponde a una batalla por turnos, donde podremos desplegar nuestras naves con libertad, para luego enfrentar a los enemigos. 

Al ser varias las historias presentes, son diversas las líneas argumentales que se pueden seguir, ya sea Gundam Wing, Endless Waltz o Iron-Blooded Orphans, cada una de estas desarrolla su propia historia, con los altos y bajos que esto conlleva, y es que aunque Gundam es una exitosa franquicia, no todas sus series cuentan con atractivas tramas y desarrollo. 

En el caso de SD Gundam G Generation Cross Rays, puede que historias como las de Wing llamen la atención por la nostalgia que significa, mientras que Iron-Blooded Orphans por su trama y ser una de las series más recientes que ha tenido la saga. Como sea, hay para todos los gustos, -incluso para aquellos a los que les gusta la cuestionada Gundam Seed-.

Una vez pasada la introducción de cada batalla es que llega el momento de desplegar nuestras unidades, donde se pueden escoger tanto de la serie que uno está jugando como los que uno vaya adquiriendo, esto hace que las batallas se vean bastante diferentes a las del anime y con muchos más gundam dando vuelta por el mapa. 

Cada turno, el jugador podrá mover las diferentes unidades, atacar unidades enemigas, o activar habilidades especiales de sus pilotos. En este sentido aunque el juego tiene los elementos de estrategia clásicos de este estilo, a ratos se queda un tanto corto, y si tienes un robot que evada gran parte de los ataques, puede hacerse cargo de gran parte del combate por su cuenta.

De todas formas, este estilo de juego, al ser más lento y pausado que un juego de acción, incluso que un RTS, no es recomendado para todos, ya que en cada batalla pasarás bastante tiempo, pensando hacia donde avanzar, luego viendo si atacar, y finalmente viendo las animaciones de estos ataques.

Cabe mencionar que dado que las animaciones se repiten cada vez que ataques, después de unas horas de juego ya es probable que no te interese ver como dispara su blaster o pega con su sable, por lo que puedes saltarte esta escena con facilidad y pasar directamente al daño. Esto vuelve el juego más rápido pero le quita uno de sus puntos fuertes.  

Una vez finalizado tu turno, es el momento del rival de jugar, quien cuando te ataca te entrega tres posibles opciones, contraatacar, defenderse o evadir, dependiendo del personaje, y del momento de la batalla, es que unas serán más prácticas que otra, lo que te obliga a estar pendiente del flujo de la batalla.

De igual forma a medida que vas avanzando en el juego puedes ir mejorando diferentes aspectos de los Gundam o naves que poseas, por lo que mientras algunos los puedes centrar en el ataque otros pueden enfocarse en ‘tankear’ o tener alta movilidad, puedes ir armando el equipo como más te acomode.

En cuanto a los gráficos, el juego no es nada del otro mundo, pero los diseños de los Gundam y diferentes naves, se encuentran todos en formato SD (Super Deformed), con cuerpos pequeños y cabezas grandes, esto la verdad no molesta para nada, y si ya has jugado otros juegos del género como Super Robot Taisen, estarás más que acostumbrado. De todas formas los diferentes robots lucen bastante bien, con una gran cantidad de detalles.

Quizás uno de los puntos más altos, en este sentido son las animaciones de los diferentes ataques, los cuales cuentan con animaciones fluidas y diálogos de los diferentes pilotos. Mientras en batalla las escenas lucen bastante bien, uno de los problemas con los escenarios de estos juegos es que se sienten bastante vacíos, y es que aunque cuentas con dibujos que hacen de tablero, no cuentan con ningún tipo de relieve -a diferencia por ejemplo de las últimas entregas de la saga Super Robot Taisen-.

En conclusión…

SD Gundam G Generation Cross Rays es un gran juego del género ‘tactics’, aunque se encuentra un poco bajo frente a otros del mismo estilo. En cuanto a la historia, aunque se pueden revivir diferentes momentos de la franquicia, se extraña una historia central que una todo, sobretodo si tenemos en cuenta que varios de las tramas incluidas en este juego no son las mejores que ha tenido Gundam.

Esta disparidad de historias a la vez hace que algunas historias sean muy interesantes y atrapantes, mientras que otras derechamente aburran a los pocos minutos. Finalmente, el aspecto visual en las batallas luce bien y atractivo, sobretodo al juntarlo con la banda sonora que está repleta de adaptaciones de las canciones del anime. 

Seguir leyendo