*

Review | Tekken Mobile es el juego que tu celular merece

2 MAR 2018 / Reseñas

Review | Tekken Mobile es el juego que tu celular merece

La versión para celulares del juego de peleas es uno de esos títulos que exige mucho pero a la vez entrega suficiente entretención como para descargarlo.


A pesar de que recién fue lanzado de manera global esta semana, ya llevo cerca de un mes jugando Tekken Mobile, la versión para celulares del popular juego de peleas 3D de Bandai Namco. Al principio fue por curiosidad y ahora, es totalmente por placer. Y es que tras aventuras como el Tekken Card Tornament, un juego de cartas basado en la franquicia bastante regular y ya pasado al olvido, los fanáticos de Tekken merecían algo más para portar en sus celulares.

Pero el desafío siempre es difícil porque, todos sabemos que los juegos de pelea son de precisión y reflejos, algo que en una pantalla táctil es difícil de conseguir. Por lo mismo, cuando se hacen estos traslados las desarrolladoras deben hacer ciertas concesiones: esquemas de peleas más sencillos, combates más cortos y lo más importante, un sistema de juego compatible con las pantallas táctiles.

Y en ese sentido, a primera vista, podría decirse que Tekken Mobile tiene todo eso: es una versión atontada si uno quiere decirlo de cierta forma del Tekken original, ya que prácticamente tiene sólo tres tipos de ataques, las peleas son de un solo round y además, todo lo que haces es resultado de tocar la pantalla en diferentes momentos. Por lo tanto, si hacemos el esfuerzo inútil de compararlo con su hermano mayor en las consolas, es cierto, saldremos perdiendo.

Pero como un juego móvil, Tekken Mobile entrega una experiencia más que satisfactoria, mezclando de manera efectiva el mundo de los juegos de peleas con el de los juegos gacha que tanto popularidad tienen en los teléfonos.

Lo primero que salta a la vista es lo bonito que se ve el juego y eso no es algo gratis. El juego exige tener un teléfono de gama al menos media alta, con Android 5.0, 2 GB de memoria RAM y un procesador Snapdragon 820 o superior. Este procesador se usa desde el año 2016, así que tu teléfono debe ser bastante nuevo como para que se vea y corra bien. En mi caso, lo probé con un Huawei Mate 10 Pro, teléfono desde donde saqué todos los pantallazos que se ven. Y el juego no sólo luce genial -escalado en la pantalla del equipo corre muy parecido a Tekken 6 de PS3- sino que a sólidos 60 cuadros por segundo, mientras no tengas otras apps en segundo plano.

Y ciertamente ayuda para la experiencia de un juego que se supone es móvil que se vea y se sienta como la versión en la que está basada. Las peleas tienen los mismos ángulos de cámara y los movimientos son similares a los estilos de pelea que cada personaje posee. Simplemente están condensados en un paquete de consumo masivo y corto, como debe ser un juego móvil.

Como les adelantaba, el modo de juego del título es extremadamente sencillo. La mitad izquierda de la pantalla se usa para los movimientos, es decir, si deslizas adelante o atrás es donde se moverá tu personaje. No hay salto ni formas de agacharse. Y si lo mantienes presionado, bloqueas. La mitad de la derecha es para los golpes. Si presionas a lo loco, tu personaje hará un autocombo que de ve bonito, pero quita poco daño. Dependiendo de que tan cerca o lejos estés del enemigo, cambiarán los tipos de ataques.

Pero lo más importante son esos íconos que están en la parte inferior derecha. Estas son las cartas Waza y representan ataques más avanzados, o combos que pueden hacerse con el toque de un dedo. Hay diferentes tipos de cartas con efectos: Las verdes son golpes directos o remates, que quitan más daño, las azules son ataques que rompen la guardia, las naranjas se usan para aturdir, las rojas para elevar a tu oponente en el aire y así mantener tu combo y las moradas, las más escasas, son agarres.

Cada personaje puede tener hasta 9 de estas cartas, distribuidas como quiera. Si prefieres alargar combos, tendrás que poner más aturdir y lanzamientos que remates. Si eres impaciente, deberás ir por los remates. Cada carta tiene un tiempo de carga diferente y pueden ser encadenadas de la siguente manera: Azules-Naranjas-Rojas-Verdes.

Puedes crear además, diferentes “mazos” para tener diferentes estrategias de ataque.

Por si fuera poco, cada personaje tiene un elemento, que lo hace más efectivo, o menos efectivo sobre otro. Hay personajes de fuego, electricidad, agua y planta y las debilidades son casi iguales que las de Pokémon.

Ahora, ¿Como obtenemos estos personajes? Como se trata de un juego estilo gacha, eso significa que tendremos que abrir sobres. Muchos sobres. Los sobres vienen con personajes completos o bien con fragmentos, y cuando tenemos 10 fragmentos de un personaje, lo desbloqueamos a nuestro antojo. Los personajes además tienen niveles, de 1 a 4 estrellas, lo que define, además, sus niveles máximos de fuerza y la capacidad de cartas Waza que puedes tener.

Así que tu objetivo en el juego será ir jugando, desbloqueando sobres, armando equipos y ganando experiencia para mejorar esos personajes y obtener mejores sobres. Todo esto en tres modos de juego diferentes.

En Historia, es un modo arcade tradicional, donde compites por una serie de enemigos hasta llegar al rival. Cada camino tiene varias ramificaciones con diferentes recompensas y niveles de dificultad. Además, cada cierto tiempo se abren capítulos especiales, con recompensas limitadas. Acá hay que hacer un equipo de 3 luchadores y llevarlo hasta el final. Será necesario darles energías entre medio de las peleas para que no vayan cayendo.

En Dojo, es el modo que hasta ahora, enfrenta a dos jugadores. Cada persona deberá dejar en su Dojo a sus tres mejores luchadores, quienes te harán ganar puntos mientras más defensas tengan. Tu, por tu lado, tratarás de atacar otros dojos con tus equipos, obteniendo recompensas en forma de cofres y también dependiendo de tu lugar al final de cada temporada.

Y finalmente están los Eventos en Directo, que son pequeñas luchas diarias que van rotando y que entregan diferentes recompensas. Hay peleas con jefes, que son personajes con cantidades descomunales de energía con los que tendrás que pelear con todo tu equipo para obtener más y más recompensas. Es, hasta ahora, mi modo favorito porque de verdad le da utilidad a, por ejemplo, tus personajes de una estrella que quizás son compatibles con un evento y no con otro.

Ahora, es cierto que detrás de todo este sistema de juego están las mismas trampas de dinero que tienen todos estos Free to Play: gemas y sobres que son muy rápidos de conseguir pagando dinero, aunque eventualmente si juegas mucho, llegarás a ello. Pero yo, sin haber gastado un peso, en los últimos 30 días ya he conseguido más luchadores de los que necesito, terminé el modo de historia en fácil y ahora voy por el nivel medio.

Y puede que el azar te haga pasar una mala jugada, que te dé personajes que detestas como los mejores. Pero en realidad nada importa. Tekken Mobile es una excelente transición del mundo y la estética de Tekken a tu celular y un imperdible que además, le sacará todo el jugo a ese equipo que tanto te costó comprar.

Seguir leyendo