*

Review: The Gifted, una serie mutante con potencial para hacer más

3 OCT 2017 / Reseñas

Review: The Gifted, una serie mutante con potencial para hacer más

Los mutantes son perseguidos sin X-Men que los puedan salvar en esta nueva serie de Fox.


Al centro de la historia de The Gifted, la nueva serie que Fox estrenó este lunes, está una propuesta ligada directamente al corazón de las historias de los X-Men. El día en que un adolescente despierta sus habilidades mutantes, cortesía del bullying que le provocan un grupo de pelmazos en una fiesta del colegio, la vida de su familia cambia por completo. El giro que hace la serie, cuyo primer episodio fue dirigido por Bryan Singer, radica en el hecho de que en su mundo ya no existe el grupo de mutantes comandados por Charles Xavier.

The Gifted propone este mundo en el que los X-Men han desaparecido, aunque nadie sabe por qué, y los mutantes son perseguidos por el gobierno, que los encierra en instalaciones creadas especialmente para contenerlos. Sin tener conexión directa con las películas o otras series, como es el caso de Legion, en The Gifted nos proponen un escenario completamente hostil para los mutantes, quienes son reducidos como una minoría perseguida y aplastada por un poder fascista.

De hecho, los grandes antagonistas que presenta la serie no son otros mutantes, ya que existe una organización llamada Sentinel Services, en una clara alusión a los clásicos enemigos robóticos de los cómics, que inicia una implacable cacería cortesía de sus drones especialmente equipados para capturar mutantes.

Aunque esa base de The Gifted es muy interesante, su realización es  televisivamente televisiva. Sus actores son competentes, pero no destacan para nada, los diálogos de la serie no son precisamente memorables y el propio trabajo de Bryan Singer en el piloto no le saca mayor brillo a su producción. Los efectos especiales no son atractivos y las secuencias de acción no relucen. Pero quizás el punto menos interesante de esta serie, al menos en la carta de presentación que representa su primer capítulo, radica en sus personajes principales.

Andy Strucker, interpretado por Percy Hynes White, manifiesta de forma violenta sus poderes por primera vez en un baile escolar. El incidente, en el que el edificio casi se cae ante su poder, genera la preocupación de las autoridades. Pero Andy, quien no controla sus poderes mentales y parece más una versión pobre del protagonista de Legion, es rescatado por su hermana mayor, Lauren (Natalie Alyn Lind), quien durante más de un año había ocultado sus propias habilidades.

Una vez que los hermanos Strucker llegan a su hogar tras el incidente, son acogidos por su su madre, interpretada por Amy Acker, quien los acompaña mientras los agentes de Sentinel Services llegan a su casa e inician la persecución. El patriarca de la familia (Stephen Moyer), en tanto, es un abogado que se ha especializado en las causas anti mutantes contra aquellos que usan sus poderes de forma ilegal.

Pero enfrentado a este dilema, el padre decide hacer lo único que puede hacer: utilizar sus conocimientos para guiar a su familia hacia la resistencia mutante; un grupo que incluye a Eclipse (Sean Teale), Thunderbird (Blair Redford) y Blink (Jamie Chung), quien fue salvada en una operación en la que el gobierno capturó a Polaris (Emma Dumont).

El componente familiar de The Gifted, al centro de su premisa, es el más importante, pero el mayor desafío de esta serie será volver más interesantes a estos adolescentes que se integrarán a la resistencia mientras son continuamente perseguidos.

Aún así, la idea de la resistencia mutante la principal fortaleza de la serie, no porque sus personajes sean muy atractivos, sino porque la serie tiene potencial a la hora de desarrollar el tema clave de los X-Men: cómo una minoría perseguida y temida puede hacer del mundo algo mejor.

Considerando el contexto actual de la política de Estados Unidos, The Gifted también tiene la base para explotar algo que no logran hacer del todo las películas mutantes: transmitir el sentimiento de persecución que está al centro de esta historia.

Asimismo, la serie asume su presupuesto, por lo que los poderes mutantes no están al servicio de la seguridad de sus personajes. Estos son usados de una forma tan restringida, que se transmite el hecho de que están en peligro inclusive cuando se topan con policías comunes y corrientes.

A la sombra de las propias películas de los X-Men, que lograron establecer algunos personajes de forma memorable, The Gifted tiene potencial para al menos darnos una primera temporada que sea interesante, sin la necesidad de recurrir a enfrentamientos entre mutantes. Pero sin un buen desarrollo para sus dos adolescentes principales, eso no importará mucho.

Seguir leyendo