*

Review | Ultra Street Fighter II: El mínimo esfuerzo

30 MAY 2017 / Reseñas

Review | Ultra Street Fighter II: El mínimo esfuerzo

Un clásico incombustible de los juegos de peleas se ve ensuciado por la avaricia de Capcom, en lo que podría haber sido el siguiente gran juego de Switch


Hay algo definitivamente extraño sobre escribir en el año 2017 el review de un juego que es un port de otro lanzado en el año 2008 el cual, a su vez, también era la reedición de otro título lanzado en el año 1993.

Eso es a grandes rasgos Ultra Street Fighter 2: The Final Challengers, la primera apuesta de Capcom para tratar de conquistar a los usuarios de la Nintendo Switch. Todos sabemos que a estas alturas Street Fighter es una sandía calada, sobre todo si se trata de Street Fighter 2, ese que todos sabemos jugar con al menos un personaje, ese que nos enseñó a hacer los hadoukens y que tras más de dos décadas en el mercado sigue siendo un referente en cuanto a la creación de juegos de pelea.

Pero aun con todo ese pedigree que sabemos que el juego trae ¿estarías dispuesto a pagar 40 dólares -o 37 mil pesos en el caso del mercado chileno- para volver a jugarlo? Por supuesto, todo dependería de qué tanto esfuerzo pudo haber puesto Capcom para hacerlo lo suficientemente atractivo y nuevo como para querer volver a comprarlo. Pero por lo que pudimos jugar de manera extensiva, la verdad es que lo que más le falta a este juego son razones para invertir.

Ultra Street Fighter 2 trae pocas cosas nuevas y la verdad es que no todas funcionan muy bien. Visualmente el juego es prácticamente idéntico al remake de Super Street Fighter 2 lanzado en el 2008 para Xbox 360 y PS3: Super Street Fighter 2 HD Remix. Ese mismo al que le pusieron gráficas redibujadas en HD y cuyo estilo gráfico se ve muy bien en fotos, pero en movimiento, no tanto. Debo reconocer, eso si, que en el modo portátil, las gráficas HD de Ultra Street Fighter 2 no se ven tan terribles como si lo hacen en la pantalla grande, y al menos con los arreglos que hicieron a las barras de daño y otros elementos visuales, hacen que se acerque un poco más a la versión original.

De todas formas, en las opciones se puede cambiar al siempre fiel modo de gráficos clásicos e incluso, cambiar los sonidos de las voces clásicas del original al nuevo doblaje que debutó en Street Fighter 4. Independiente de como lo veas, la jugabilidad se ve y siente igual en ambos modos. El único gran cambio que tiene el título es la inclusión de dos peleadores “nuevos” y pongo el nuevos muy entre comillas porque se trata de “Evil Ryu” y “Violent Ken”.

Si, dos clones más de Ryu y Ken con apariencias y habilidades que parecen haber sido sacadas de un MUGEN más que ser pensados como nuevos personajes, aunque para ser justos, igual son bastante diferentes en cuando a las propiedades de sus habilidades, solo que no sé si necesitábamos más clones. Se nota que es una justificación rápida para poder cobrar algo más de dinero. Imaginen que Capcom hubiese adaptado algunos de los personajes nuevos de Street Fighter 3 o 4 para agregarlos al juego. Una versión 2D de Abel, C. Viper. o incluso Dan. ¿Tanto costaba pensar un poco más lejos para así justificar el precio?

En cuanto a modos de juego, Ultra Street Fighter 2 tiene lo suficiente como para sentir que no falta nada. Está el clásico modo arcade donde deberás derrotar a todos los personajes para ver el final y los créditos, el modo versus para pelear con tus amigos y el modo online para pelear con desconocidos. Directamente de los juegos de pelea modernos se agrega un modo de entrenamiento.

Y sería. El resto del contenido del juego son un montón de ideas pensadas en la sobremesa e implementadas a medias, con el solo fin de sacar el juego lo más rápido posible.

El modo que tenía más potencial es el Buddy Battle, un modo de peleas cooperativo en donde dos amigos pelean al mismo tiempo contra un rival de la computadora. Si, es un 2 contra 1 muy maletero pero que es entretenido por varios motivos como que, por ejemplo, ambos peleadores comparten solo una barra de vida. Este modo es solo para jugar contra el CPU, por lo que me pregunto ¿qué costaba hacerlo disponible para el modo de versus? Hubiese sido muy entretenido un modo 2 contra 1 solo por el humor, para ver si entre dos jugadores se le puede ganar a ese papero que no suelta el hadouken. Para el perfil de jugadores de la Switch, era un hitazo.

Pero el peor de todos los ejemplos de la mediocridad de Capcon está en “El camino del Hado”, un modo de juego totalmente distinto al resto del título, ya que incluye los modelos tridimensionales de Street Fighter 4. En este modo de juegos tomas el rol de Ryu pero desde una perspectiva de primera persona, haciendo poderes con gestos registrados a través de los mandos inalámbricos de la Switch. Como pudieron haber anticipado, este modo es un desastre con todas sus letras.

Los controles no responden y Ryu termina haciendo lo que quiere. Lo peor de este modo es que demuestra que la Switch está hecha para correr al menos Street Fighter 4 o algo con esas gráficas, pero no, decidieron optar por un juego que visualmente ya no atrae a nadie y cobrar montones por él.

Otros extras del juego incluyen la posibilidad de editar los colores de los peleadores y una galería que en realidad es la versión digital de un libro de arte de Street Fighter, muy bonito pero que ni siquiera se dieron el trabajo de traducir, pues está completamente en japonés. Supongo que ya entendieron mi punto.

No se me ocurre decir nada contra Ultra Street Fighter 2 como juego. Es variado, entretenido, a veces injusto y otras veces te hace rabiar, pero es quizás la escencia más pura e inocente del juego de peleas como lo conocemos hoy.

Ya sea jugandose con el remodelado del 2008 o los pixeles originales de los 90, una partida de Ultra Street Fighter 2 es como una partida de cachipún: todos sabemos jugar. Eso si, los controles de la Switch no son los más adecuados para este juego, salvo que tengas un par de controles Pro para poder aprovechar la cruz direccional que lamentablemente está ausente del control básico del juego. Pero a pesar de eso funciona (aunque recomiendo que al menos se haga con la configuración del grip en vez de cada Joy-Con por separado, porque con los controles minúsculos ahi si que no vale la pena).

Sin embargo, la razón por la que no podemos recomendar este juego, por lo menos ahora es la codicia de Capcom, quienes bajo la excusa de querer subirse rápido al barco de la Switch llegaron con un juego que ya estaba hecho antes, le agregaron una capa de pintura encima y nos cobran dos veces más de lo que debería costar. En la tienda digital de la Switch puedes comprar 5 juegos de peleas como KOF 98 o Garou por lo que cuesta este refrito. Ultra Street Fighter 2 es un homenaje flaite a un juego que a muchos, nos cambió la vida.

Seguir leyendo