*

Review | X-Morph: Defense, llego la hora de acabar con la humanidad

14 SEP 2017 / Reseñas

Review | X-Morph: Defense, llego la hora de acabar con la humanidad

La combinación perfecta entre un TD y un shooter isométrico desde una perspectiva casi nunca utilizada: Nosotros somos los encargados de invadir la tierra y acabar con sus habitantes.


Juegos del estilo ‘Tower Defense‘ hay muchos, pero pocos se acercan a lo que muestra X-Morph: Defense, un juego en el que además de planear nuestras defensas en base a torres permite utilizar una nave para atacar las hordas de enemigos, convirtiéndolo en un shooter isométrico (juego de disparos con una vista aérea).

Si de novedades se trata, junto con la característica anterior, destaca el hecho de que a diferencia de la mayoría de los juegos donde debemos defender la Tierra de todo tipo de amenazas, en X-Morph: Defense nosotros somos los invasores.

Así es, porque tomamos el control de los alienígenas que llegaron para acabar con la sociedad y conquistarlo todo. A medida que vayamos enfrentando a los humanos en diferentes partes del mundo, estos nos mandarán tanques, aviones, bombarderos y todo lo que tienen a mano para intentar acabar con nuestra invasión.

Ante estas hordas de enemigos es donde debemos utilizar diferentes estrategia para defender nuestra base.  Para esto podemos bloquear caminos con nuestras torres o derribando edificios, todo para guiar a los enemigos a lugares donde tengamos más defensas.

Al combinar los elementos de TD con un shooter las variables en cada batalla que entrega el juego son mucho más, como poner más torres en ciertos lados mientras la defensa por otros caminos la llevamos a cabo con nuestra nave.

Al igual que todos los TD, en X-Morph: Defense las diferentes torres que tenemos las podemos ir mejorando a medida que vamos pasando más misiones, de la misma forma nuestra nave irá teniendo nuevas armas a medida que avanza el juego. Es así como iremos obteniendo de bombas para derribar edificios a misiles dirigidos los cuales podremos intercambiar con tan sólo apretar un botón.

Los controles del juego son bastante instintivos, si utilizas un joystick los análogos controlarás la nave y la mira, mientras que si utilizas un teclado y un mouse, utilizarás el primero para moverte y el segundo para apuntar y disparar.

Uno de los elementos que le resta unos puntos, no en diversión pero si en dificultad, es que la nave al entrar en modo construcción se vuelve invulnerable a los ataques enemigos.

Con esto cuando te queda poca vida puedes simplemente desaparecer y evitar todos los disparos, misiles o lo que sea que te lancen. Claro la desventaja es que en este modo tampoco podrás atacar y tus enemigos podrán seguir avanzando, pero de todas formas disminuye con creces las posibilidades de morir.

Sobre esto mencionar que a pesar de que es algo que se le puede criticar, es más bien una tendencia que ha dominado el mundo de los videojuegos los últimos años, sobretodo en los que involucran disparos. Es así que en juegos como Call of Duty pareciera que todos los soldados son Wolverine que con el pasar de unos segundos recuperan su salud por completo.

Otro de los elementos a destacar de X-Morph: Defense es su ritmo, ya que a pesar de ser un TD, este mantiene un ritmo frenético en cada una de las hordas de enemigos y nos obliga a mantenernos constantemente en movimiento y observando el mapa para ver donde se requiere nuestro apoyo.

Esto le da un dinamismo con el que pocos TD cuentan, todo claro sin dejar de lado la estrategia necesaria que requiere para vencer sin perder nuestra base.

Gráficos

Por último en cuanto a los gráficos,  el juego no se queda atrás, con escenarios repletos de elementos destruibles y diferentes tipos de unidades enemigas, se vuelve muy atractivo a la vista.

Nosotros probamos el juego con una tarjeta gráfica MSI GTX 1070 Armor de 8GB, la que corrió sin problemas el juego a su máxima capacidad y aprovechamos la ocasión de agradecer a Nvidia por facilitarnos X-Morph: Defense para realizar esta review.

Desde cuando derribamos un edificio, hasta ver explotar los tanques enemigos todo luce bien en X-Morph.

Al final del día el juego es un título muy completo y que sin duda entregará varias horas de diversión a quienes son aficionados al género de Tower Defense.

X-Morph Defense se encuentra disponible a través de Steam para PC y tiene un valor de $9.500 pesos chilenos.

 

 

Seguir leyendo