*

Rian Johnson cree que es un error intentar satisfacer a los fans en lugar de desafiarlos

17 DIC 2019 / Cine

Rian Johnson cree que es un error intentar satisfacer a los fans en lugar de desafiarlos

El director de Star Wars: The Last Jedi comentó que las películas deben aspirar a sorprender a los fanáticos en lugar de apostar por el fanservice.


En teoría el momento de Star Wars: The Last Jedi ya pasó, esta semana se estrenará The Rise of Skywalker y por ende el divisivo Episodio VIII debería ser cosa del pasado. Pero mientras para los fanáticos será fácil trasladar su debate a la nueva entrega de la saga, hay alguien que tendrá una tarea un poco más difícil para dejar atrás las críticas y cuestionamientos: el director Rian Johnson.

Desde que se estrenó en Episodio VIII, Johnson ha sido el blanco de las quejas de aquellos fanáticos que odiaron The Last Jedi y eso le ha dado espacio al director para reflexionar y compartir sus visiones sobre cuál es su prepuesta como director y en general, su visión de las películas.

En ese sentido, la semana pasada (antes de la premiere del Episodio 9) Johnson conversó con el podcast “Swings & Mrs” de Radio.com (vía Indiewire) y tras ser consultado sobre sus impresiones del fanservice no dudó en plantear que para él ese no era el camino a seguir en ningún tipo de historia.

“Creo que abordar cualquier proceso creativo (pensando en hacer felices a los fanáticos) sería un error que conduciría probablemente al resultado exactamente opuesto”, dijo Johnson. “Incluso, en mi experiencia como fanático, sé que si voy a ver algo, incluso si es algo que creo que anhelo, si veo exactamente lo que creo que quiero en la pantalla, es como ‘oh, está bien’. Podría hacerme sonreír, hacerme sentir neutral sobre esa cosa y no pensar al respecto después, pero eso no me va a satisfacer“.

A lo largo de The Last Jedi, Johnson se dedicó a jugar con las expectativas y teorías que los fanáticos habían tejido tan meticulosamente desde The Force Awakens, presentando giros y respuestas que hasta el día de hoy tienen algunos clamando contra el director. Pero todo eso, según Johnson, es porque cree que es preciso que las películas sorprendan a los fanáticos y no les den justamente aquello que estaban esperando que pasara.

“Quiero impactarme, quiero sorprenderme, quiero que me tomen desprevenido, quiero que las cosas se recontextualicen, quiero que me desafíen como fanático cuando me siento en el cine”, añadió el director. “A lo que apunto cada vez que me siento en un cine es a tener la experiencia (que tuve) con Empire Strikes Back, algo que resuena emocionalmente y parece que se conecta y tiene sentido y realmente llega al corazón de lo que es esto de una manera que nunca podría haber visto venir”.

Seguir leyendo