*

Los mejores robots chilenos de la historia

14 SEP 2017 / Ciencia

Los mejores robots chilenos de la historia

Robots que buscan tesoros. Otros creados para pelear. También quienes lograron éxito en la televisión y un caso ejemplar que saltó a la política. Todo eso lo revisamos a continuación.


El ser humano siempre ha tenido fascinación sobre la creación de robots. El cine y la televisión han sacado el jugo a nuestra imaginación, mientras la ciencia y la tecnología han intentado trasladar esos sueños a un rincón mucho más concreto.

Ante las próximas Fiestas Patrias, en Mouse nos trazamos el objetivo de revisar el nivel de las innovaciones tecnológicas nacionales en lo que compete a la robótica. Aunque otros países están en la punta de la innovación, Chile no se ha quedado atrás en la materia. De hecho, desde la década de los ochentas han existido varias interesantes propuestas que han calado hondo en lo que concierne a la cultura popular.

A continuación te invitamos a revisar los mejores robots chilenos, en una investigación del Centro de Estudios Mouse.

🤖

TONGAS

El primer robot famoso del país fue creado por Gastón Centeno Pozo. Conocido bajo el nombre de Tongas, este robótico ser fue la sensación de uno de los programa más emblemáticos: Pipiripao.

Denominado como un “un averiguador universal” por su compañero Roberto Nicolini, Tongas fue una especie de Google antes de que existiese Google. Entregaba respuestas ante las dudas de los niños, que veían en su figura a alguien cuya particular voz había que oír.

Pero como toda buena historia, la fama es efímera y en muchas ocasiones acarrea problemas. El propio Nicolini recordó a La Cuarta aquella vez que Tongas “tomó exceso de aceite y se emborrachó como lo hacen los cabros jóvenes”.

Tras su salida de Pipiripao, Tongas durante años fue consumido el vacío que deja la popularidad perdida. Experimentando con metales oxidados que lo hacían alucinar con mejores tiempos en el canal UCV, Tongas terminó convertido en una sombra de lo que alguna vez fue y su rastro se perdió por alrededor de 20 años.

Convertido en chatarra, su final parecía una historia destinada al olvido. Pero el amor de sus fanáticos y su propio creador permitió recomponerlo, concretando también una reunión con un viejo amigo que nunca lo olvidó. Los transistores volvieron a funcionar de forma impecable.

Al final del camino, siempre puede haber un final feliz. Y esta fue una historia de aquellas.

🤖

TUERCA

Cuando algo tiene éxito, obviamente surgen los clones. El éxito de Tongas dio pie a la aparición de copias. En el otro gran show infantil de la época, Cacucheros, surgió un robot que intentó tomar su propio espacio. Era el denominado Robot Tuerca.

Pero su presencia entre 1991 y 1993 no engañó a nadie, ya que rápidamente el trabajo de investigación logró detectar que pasaban gato por liebre. El responsable de contratarlo no se percató que se trataba de un simple imitador de uno de los robots más famosos del mundo: Robocop.

Tuercas, en definitiva, pasó al olvido cuando la verdad salió a la luz.

🤖

FELIPITO

Luego del éxito de los robots en espacios infatiles, el paso lógico fue presentar robots actores. Ese rol lo cumplió a cabalidad Felipito, un autómata que fue ser parte de la teleserie Trampas y Caretas de TVN en 1993 y que, al no contar con un dispositivo de voz, tuvo que ser doblado por el actor Claudio Arredondo.

En una propuesta protagonizada por Bastián Bodenhöfer, su personaje llamado Luis Felipe era un Don Juan exitoso. De ahí que no solo tenía un mayordomo, algo que todo soltero acaudalado debe tener como bien ha reflejado Bruce Wayne, sino que ese sirviente tenía brazos mecánicos.

El robot tuvo un éxito tal, que cobró un notable y sobrenatural protagonismo en la historia. Según la propuesta narrativa de esta teleserie, a Felipito lo secuestraban seres que lo convertían en una especie de líder espiritual que tenía como misión llevar a su amo a otro planeta. A partir de esa historia, Felipito fue un puntal del repunte de las teleseries de TVN, que con Trampas y Caretas finalmente logró desplazar a Canal 13.

Sin embargo, como sucede con toda tecnología, Felipito fue descontinuado debido a que solo era un OmniBot 2000. Luego de compartir set con Paulina Nin de Cardona en el programa “Luz, cámara y usted”, el robot actor fue totalmente abducido.

🤖

ARTURITO

Un tesoro oculto en Juan Fernández que nadie podía encontrar. Una misión que ningún humano podía concretar. Cumplir ese objetivo era la principal tarea de Arturito, uno de los robots chilenos más famosos y que en algún momento llegó a ser descrito como un reactor nuclear de 15 centímetros, lo que motivó la investigación de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CChEN) y las autoridades del Ministerio de Salud.

Su creador, Manuel Salinas, defendía a Arturito de sus críticos, sosteniendo que su “TR Araña” realmente podía encontrar depósitos de materiales con exactitud cortesía de su “reactor de antiplasma”. Según palabras del inventor a la revista Ercilla: “Lo que hacía es tomar un elemento básico, no radiactivo, algo que se puede comprar en una joyería o en una farmacia (pero que es secreto industrial) y lo sometía a un campo de interferencia“.

Pero siempre hubo dudas, especialmente cuando inclusive la National Geographic reportó que Salinas y su aparato lograron resolver algunos de los “casos criminales más importantes” de Chile. Algo que por este lado del mundo nunca fue validado, ya que su rol en el caso sobre el asesinato del empresario Luis Francisco
Yuraszeck fue descartado en su tiempo por la propia Fiscalía Nacional. Lo mismo sucedió sobre su accionar en Colonia Dignidad.

Tampoco existieron pruebas sobre las aseveraciones de Salinas, quien afirmaba que su robot surgió a partir de las “fórmulas inconclusas sobre la fisión atómica de Robert Oppenheimer”.

🤖

MR. KONDOR

Mr. Kondor es la primera entidad mecánica chilena que participó en el Robo One, una competencia de boxeo entre robots bipedos humanoides realizada en Japón desde el año 2002.

Con un entrenamiento inspirado en Rocky Balboa, Mr. Kondor se preparó durante meses bajo el alero de su propio Mickey Goldmill. “Esmérate, exígete. Véncete para vencer. Este es tu momento Mister Kondor“, le decía su entrenador durante su preparación.

Ante la potencia de las creaciones niponas, Mr. Kondor compitió de igual a igual en el torneo, que sirvió para demostrar que la tecnología chilena podía pararse de igual a igual contra los robots del primer mundo. Como registro quedó su enfrentamiento contra una creación de aquellas tierras en donde se creó a Mazinger Z.

Prueba de su empuje y coraje fue su enfrentamiento ante el Robo One Light.

Primer Combate de Mr. Kondor en Robo One Light " ジャベリン V/S Mr. kondor "

Posted by Mr kondor Chile on Monday, March 27, 2017

🤖

ROBOTINA

El último robot chileno que queremos destacar fue, a la vez, la guinda de la torta de todas las participaciones mecánicas en la televisión chilena. Iniciando su camino como una especie de sirvienta en ese gran reducto de proto-ñoñismo noventero llamado Maldita Sea, Robotina colaboraba con el Pera y el Salfate entregando los correos, fax y hasta las señales de humo que enviaba la audiencia.

Poco a poco Robotina ganó un poco más de protagonismo, pero un especial de videojuegos del difunto programa selló su destino. En medio de los comentarios de los juegos de “Play 1” de la época, Robotina se tomó el escenario, bailó axé y su vida cambió para siempre. Todo comienza en la marca de los 48 minutos del siguiente video:

Tras su etapa en el Canal 2 de Rock & Pop, Robotina dio el saltó a Mega. Demostrando una evolución tecnológica digna de la película Ex-Machina, la ex empleada del Maldita Sea demostró que no era un simple robot o un mero androide. Era un cyborg.

A partir de ahí, mimetizándose con los humanos en pantalla y abrazando siempre la dulzura, bajo el nombre de Cathy Barriga se transformó en una de las favoritas de la audiencia. Y lo hizo en otro show televisivos digno de robots: Mekano.

Pero esa historia de superación no quedó ahí. Con el tiempo, Robotina participó en realities, quebró las barreras de la robótica para encontrar el amor y, en definitiva, siguió el camino obvio que ya nos han profetizado tantas películas en el pasado: el inicio de la dominación mundial. Transformarse en la primera Roboalcaldesa de la historia claramente solo es el primer paso.

🤖

BONUS TRACK

Chile, tierra fértil de robots, también es la nación que nos entregó el mayor himno para estas creaciones mecánicas en la voz del Capitán Memo.

Robot eres formidable
Robot siempre luchas por amor
Cruzando por el universo tienes la velocidad de la luz
Cuando encuentras el mal siempre cambias tu cuerpo a metal
Tienes armas secretas gigante no te vencerán

Robot eres justiciero
Robot saltas hasta el cielo azul
Con el movimiento de tus puños
Te conviertes en un gigante robot…

Seguir leyendo