*

Rock N’ Roll Racing: Cuando las carreras se animaban con clásicos del rock

8 AGO 2018 / Videojuegos

Rock N’ Roll Racing: Cuando las carreras se animaban con clásicos del rock

En 1993 fue lanzado este juego para Sega Genesis y Super Nintendo que contaba en su Banda Sonora con canciones como Paranoid de Black Sabbath y Highway Star de Deep Purple.


Un año después de la salida de Mario Kart, y en plena guerra de consolas entre Sega y Nintendo, llegaría un juego de carreras para darle un tono un tanto más oscuro a la competición sobre cuatro ruedas y a la vez acompañarla con lo mejor del rock.

Hablamos de Rock N’ Roll Racing, juego desarrollado por Silicon & Synapse (actualmente Blizzard Entertainment) y que llegó en 1993 a Super Nintendo y Sega Genesis.

El título llevaba a competir a los jugadores en diferentes planetas en carreras de cuatro vehículos, donde para ganar podían disparar al resto de competidores o dejarles trampas en el camino -sí, muy similar a Mario Kart, pero sin duda con un tono un poco más oscuro-.

Dejando de lado los viajes interplanetarios y la explosiones constantes de los vehículos, una de las cosas que más llamaba la atención de este juego es su banda sonora la cual se encuentra compuesta por conocidas canciones de importantes bandas de rock.

Es así como tenemos Paranoid de Black Sabbat, Peter Gunn de Henryu Mancini, Highway Star de Deep Purple, Born to be Wild de Steppenwolf y Bad to the Bone de George Thorogood. Sumado a estos la versión de Sega Genesis incluía una canción extra que corresponde a Radar Love de Golden Earring, una banda de rock neerlandesa, fundada en 1961 en La Haya.

En cuanto el gameplay, este nos daba a elegir entre seis personajes con diferentes características y todos con un look un tanto rockero, tanto es así que en la imagen principal del juego en vez de salir sobre los vehículos estos salían tocando instrumentos musicales.

El juego además contaba con dos personajes secretos, uno de estos Olaf de The Lost Vinkings, el cual se podía desbloquear ingresando un determinado password.

Tras elegir el personaje, eran varios los vehículos disponibles, los cuales costaban cierta cantidad de créditos que se podían obtener ganando carreras y con bonificaciones extras si destruyes a los vehículos de tus rivales. Además cada vehículo podía ser mejorado en diferentes características para no irse quedando atrás en las carreras de mayor dificultad.

El juego también contaba con un locutor el cual era llamado “Loudmouth Larry”, y que era interpretado por el reconocido narrador estadounidense, Larry Huffman.

Rock N’ Roll Racing, aunque no es el primero, si es uno de los juegos más populares que demostró que el Rock N’ Roll  y los videojuegos hacen una buena combinación y que la música es sin duda uno de los factores que da identidad a los videojuegos.


Seguir leyendo