*

Tras 15 años de servicio la NASA declaró muerto al rover Opportunity

13 FEB 2019 / Ciencia

Tras 15 años de servicio la NASA declaró muerto al rover Opportunity

El vehículo robótico llegó a la superficie de Marte en 2004 y desde entonces se había mantenido activo recabando información de ese planeta.


La NASA anunció que luego de un último e infructuoso intento por contactar a Opportunity, el rover que operaba en la superficie de Marte fue declarado muerto.

Opportunity llegó al plantea rojo en 2004 para una misión de exploración de tres meses, sin embargo, extendió sus labores por más de 15 años. De hecho, todo marchaba bien hasta que el pasado 10 de junio una tormenta de polvo en el Perseverance Valley silenció su conexión con la Tierra.

Thomas Zurbuchen, jefe de las misiones científicas de la NASA, anunció el fin de las operaciones del vehículo robótico al equipo de Opportunity el pasado martes, después de que el intento número mil por establecer contacto fallara.

“Estamos celebrando con emoción. La ciencia es un asunto emocional”, dijo Zurbuchen. “Es un deporte de equipo, y eso es lo que estamos celebrando hoy. Nunca olvidaré el increíble trabajo que sucedió aquí. Transformó nuestra comprensión sobre nuestro planeta”.

Si bien es imposible conocer con claridad qué le pasó a Opportunity, se sabe que una tormenta de polvo bloqueó la luz solar que le da energía, por lo que, sin poder activar sus calentadores a batería, es muy probable que el robot se haya congelado a causa del frío marciano.

“Este es un día difícil”, dijo el gerente del proyecto John Callas. “A pesar de que es una máquina y nos estamos despidiendo, todavía es muy duro y muy conmovedor, pero tuvimos que hacerlo. Llegamos a ese punto. Es hora de decir adiós”.

Opportunity dejó varias estadística para la exploración de Marte que serán difíciles de olvidar y superar. Ante todo, el vehículo funcionó por más tiempo que su gemelo, Spirit, que finalizó sus operaciones en 2010.

Durante sus 15 años en Marte, Opportunity recorrió un récord de 45 kilómetros y trabajó más tiempo que cualquier otro robot explorador, no solo en Marte, sino que en todas las misiones espaciales.

Además, junto a Spirit, descubrió evidencia de que el antiguo Marte tenía agua que fluía en su superficie y podría haber sido capaz de sostener la vida microbiana.

Con el fin del trabajo de Opportunity, solo quedan dos de las cinco naves que han logrado aterrizar exitosamente en Marte: InSight y Curiosity, ambas de propiedad de la NASA.

Seguir leyendo