*

Royal Rumble 2004, el evento que la WWE enterró en el olvido

23 ENE 2017 / Wrestling

Royal Rumble 2004, el evento que la WWE enterró en el olvido

El próximo 29 de enero la WWE celebrará el aniversario número 30 de Royal Rumble, uno de sus eventos más icónicos. En Mouse revivimos una de las batallas reales más polémicas.

Chris Benoit iba a ser el campeón de la ECW. Así lo habían determinado los creativos. El 24 de junio de 2007, en el evento Vengeance: Night of Champions, derrotaría a CM Punk y conquistaría uno de los pocos títulos que no tenía en su haber.

La idea era clara: un rostro consolidado debía protagonizar la marca, con el fin de generar un mayor interés en los fanáticos. Y el elegido fue el canadiense, que llevaba un tiempo estancado como mera comparsa en SmackDown!, tras haber logrado prácticamente todo.

El día del evento, un poco más de 18 mil almas colmaron el Toyota Center de Houston a la espera de la que sería una de las luchas más atractivas de la velada. Sin embargo, ésta nunca se llevaría a cabo.

Minutos antes de que sonara la campana, Joey Styles, comentarista de la transmisión, anunciaba que “por razones personales”, Benoit no se presentaría al combate y que Johnny Nitro –a la postre el nuevo campeón– tomaría su lugar. Lo que nadie imaginaba es que esas “razones personales” formaban parte de una tragedia: uno de los golpes más grandes que sufriría la industria de la lucha libre en su historia.

El resto del relato es conocido: tal vez influenciado por el exceso de esteroides, o quizá por su deteriorado estado mental, a causa de tanto castigo recibido, Chris Benoit estranguló a su esposa, Nancy, y a su hijo, Daniel, para luego suicidarse.

Su nombre, a partir de ese hecho, lo convertiría en tabú.

El momento de gloria de Benoit

2004. Chris Benoit parecía ser un hombre feliz. Lo tenía todo. Por fin había alcanzado la cima de la industria tras cuatro años y fracción. Y lo hizo de la mejor manera posible: se coronó Campeón Mundial de Pesos Pesados en el evento estelar de Wrestlemania XX, venciendo nada más y nada menos que a Triple H y al Heartbreaker Kid, Shawn Michaels, en una triple amenaza. La imagen del abrazo con Eddie Guerrero tras su victoria se quedó para siempre en la retina de los fanáticos del wrestling.

Sin embargo, la ostentación del canadiense comenzó a gestarse un par de meses antes, en el inicio de la Ruta hacia Wrestlemania, más precisamente en Royal Rumble. La decimoséptima versión de la batalla real tuvo lugar el 25 de enero de 2004 en el Wachovia Center de Florida. Poco más de 17 mil personas presenciaron el momento exacto en que Chris Benoit empezaba a probarse el cinturón mundial.

Tras el empate entre Triple H y Shawn Michaels, que daría pie a la posterior triple amenaza en la vitrina de los inmortales, comenzaba el Royal Rumble Match. Y el primero en hacer su aparición fue Benoit. 61 minutos y 30 segundos después, el canadiense seguía en el ring, logrando el mayor tiempo de estancia hasta ese entonces en el combate que gana el último hombre sobre el cuadrilátero.

Y luego de eliminar al Big Show, se convertiría en el segundo luchador en ganar la batalla real entrando como número uno, igualando el récord de HBK, que lo había conseguido en 1995.

En definitiva, Benoit eliminó a seis luchadores durante el Rumble: Bradshaw, A-Train, Mark Henry, Matt Morgan, Rhyno y, finalmente, a Big Show.

Esa victoria marcaría el inicio de su mejor etapa en la WWE, que lo vio incluso, un par de meses después, como doble campeón, tras ganar el título de parejas junto a Edge.

El innombrable Benoit

Cuando Vince McMahon se puso al tanto de lo sucedido con la familia de Benoit, de la gravedad y las circunstancias que rodearon a esas muertes, comenzó una campaña de censura. La primera medida, y una señal inequívoca del distanciamiento que buscaba la empresa, fue eliminar todo lo relacionado con él: merchandising, perfiles en la web y apariciones en los juegos, entre otros.

Lo que siguió, seguramente fue el ajuste más drástico y el que generó más polémica: con el fin de evitar cualquier mención al luchador, la WWE editó los programas semanales de Raw, SmackDown! y ECW, además de los pague-por-ver donde se hiciera alusión a Benoit, silenciando el audio de los vídeos o derechamente eliminando los segmentos donde apareciera.

Chris Benoit

Así, a los pocos meses de su deceso, la empresa lanzó una versión editada de Wrestlemania XX, el evento en el que Benoit se consagrase Campeón Mundial. La novedad del vídeo radicaba en que la triple amenaza donde participó el canadiense ya no existía.

Asimismo, la versión de Royal Rumble 2004 se convirtió en la más polémica de la historia de la industria. Y es que, durante años, se pasó por alto: dejó de existir. Se tomó la decisión de remover el perfil del canadiense de la lista de ganadores de la batalla real, pasando entonces desde la edición del 2003 directamente a la del 2005.

Finalmente, en 2014, con motivo del lanzamiento de WWE Network, canal oficial de la empresa, se determinó que la imagen de Chris Benoit comenzase a aparecer nuevamente, previa advertencia a sus luchas y apariciones, por lo que es posible revivir uno de los grandes momentos en la carrera del dueño del candado cruzado. Un emocionante momento de lucha libre en donde finalmente se premió al talento técnico, pero que siempre será manchado por las acciones de un hombre que jamás podrá ingresar al Salón de la Fama.

Seguir leyendo