*

¿Por qué no se utilizó Pulp Fiction para rejuvenecer a Samuel L. Jackson en Capitana Marvel?

20 MAR 2019 / Cine

¿Por qué no se utilizó Pulp Fiction para rejuvenecer a Samuel L. Jackson en Capitana Marvel?

Uno de los encargados de realizar el proceso de rejuvenecimiento digital para la película reveló que no todo el material sirve para conseguir el efecto.


Uno de los efectos visuales más impresionantes de Capitana Marvel es el proceso de rejuvenecimiento digital que se aplicó a Samuel L. Jackson. A lo largo de toda la película, el actor se luce como un joven Nick Fury, pese a que al momento de la filmación tenía casi 70 años.

Para lograr este notable efecto visual, Marvel Studios contrató Lola Visual Effects, una compañía especializada que se encargó de quitarle varios años de encima al actor para darle una apariencia similar a la que tenía en 1995.

Considerando la prolifera carrera de  Jackson en los años ’90, parecería sencillo encontrar inspiración para la apariencia del joven Fury. Después de todo, cerca del período en que está ambientada Capitana Marvel Jackson participó de películas como Jurassic Park, Die Hard: With a Vengeance y obviamente Pulp Fiction.

Sin embargo, el proceso para rejuvenecer al actor no es tan fácil como tomar una película y replicar su apariencia. De hecho, en conversación con TheWrap Trent Claus, supervisor de efectos visuales de Lola, explicó que, por ejemplo, la icónica apariencia de Jackson en Pulp Fiction tuvo que ser desechada para este proceso.

“Tuvimos que descartar Pulp Fiction casi de inmediato, por el vello facial”, señaló Claus. “Bloqueaba mucho de las referencias que necesitamos, así que no era muy útil”.

En ese sentido, Claus cuenta que para rejuvenecer al actor tiene que buscar claves en escenas que tengan más o menos las mismas condiciones de filmación. Algo que por supuesto es complicado.

“No es tan útil como parece”, añadió Claus respecto a la abundante cantidad de películas de Jackson en los ’90. “Aunque tienes muchos ángulos, es extraño encontrar la posición adecuada, la luz adecuada y esas cosas”.

Además para crear el efecto hay todo un factor a considerar con las propias caracterizaciones de los personajes.

“Si miras su apariencia en Jurassic Park, que fue ’93, en comparación con su aparición en Pulp Fiction, se ve más viejo en Jurassic Park que en Pulp Fiction, solo porque así era su personaje”, dijo Claus. “Así que tuvimos que tener eso en cuenta también. No solo en qué año se filmó, sino en qué se suponía que su personaje retrataba”.

Así, pese a que Jackson especula que su apariencia en la nueva película de Marvel Studios tomó como base su aparición en The Negotiator, Claus reveló que en realidad el trabajo del actor que más contribuyó al proceso fue One Eight Seven.

Samuel L. Jackson cumplió 70 años en diciembre de 2018, y aunque ciertamente no aparenta su edad, Claus indica que el buen estado físico de Jackson representó un desafío mayor a la hora de rejuvenecerlo.

“Eso puede ser en realidad un arma de doble filo. Sin las arrugas estándar que hay que eliminar”, comentó Claus.

“Si simplemente limpiamos las arrugas de alguien, eso puede quitarles 10 o 15 años”, explicó. “Pero si estás trabajando con alguien como Sam, que realmente no tiene muchas arrugas, debes confiar en los cambios fisiológicos, los cambios en la estructura de la musculatura, las texturas de la piel, la forma en que el peso cuelga del cuello y la mandíbula, que son cosas que hemos estudiado a lo largo de muchos años”.

Seguir leyendo