*

Se busca: La gallina perdida que su familia quiere encontrar por Facebook

11 MAY 2018 / Actualidad

Se busca: La gallina perdida que su familia quiere encontrar por Facebook

Una familia de San Antonio decidió recurrir a la red social de Mark Zuckerberg para intentar encontrar a Kentucky, la mascota que se les perdió en la semana

Facebook es un lugar de encuentros. Grandes amistades, familiares perdidos e incluso ex parejas utilizan la masividad de la red social para poder encontrarse después de muchos años perdidos.

Pero para la familia Sapiains Arias de la localidad de Llolleo, en San Antonio, la red social de Mark Zuckerberg se ha convertido en la última oportunidad para poder encontrar a uno de sus seres más queridos: una gallina.

Pero no se trata de cualquiera, sino que de Kentucky, una gallina café a la que no le haríamos justicia diciendo que se trata sólo de una mascota. Según relata María Soledad Arias al diario local El Líder, Kentucky había sido un regalo del pololo de su hija a la familia hace unos dos años. Desde ese entonces, el ave comenzó a mezclarse en el entorno familiar junto al resto de perros y gatos que terminan de conformar este hogar.

Pero el miércoles pasado, Kentucky no acudió a recibir ni a María Soledad ni a la joven Javiera cuando llegaron a la casa. Tampoco la encontraron cuando la buscaron en la casa y el patio. Y como sabemos que las gallinas no pueden volar, algo raro había pasado.

Lo cierto es que el momento motivó a que la madre, para levantar el ánimo de su hija, y legítima madre de este polluelo, pusiera un aviso en Facebook con la fotografía y el contacto de cualquier vecino o vecina que logre dar con el paradero de Kentucky, si es que por alguna equivocación decidió escaparse de su casa. El aviso luce así:

Y si bien el posteo ha sido víctima de las burlas de los clásicos desalmados de siempre, desde Mouse solo queremos que esta historia tenga un final feliz y los cacareos de Kentucky vuelvan a sentirse dentro de la casa de la familia de humanos que se ha convertido en su cálido gallinero.

Seguir leyendo