*

Sean Bean reflexionó sobre el legado de Ned Stark en Game of Thrones

15 MAR 2019 / Series

Sean Bean reflexionó sobre el legado de Ned Stark en Game of Thrones

El actor compartió sus impresiones sobre por qué el fallecido personaje se convirtió en uno de los más queridos y recordados de la serie.


En Game of Thrones la muerte está a la orden del día y nadie está a salvo. Esa es quizás una de las apuestas que hacen más interesante a la exitosa serie de HBO, pero también durante las primeras temporadas fue lo que más impactó a los fanáticos.

Si bien, las novelas escritas por George R. R. Martin fueron lanzadas hace bastante tiempo, al comenzar a ver la serie muy pocos las habían leído y la mayoría del público se sorprendió por el giro en la trama que acabó en el asesinato de Ned Stark.

El Señor de Winterfell que fue al sur, pese a todo indicaba que era una mala idea, era el protagonista perfecto: tenía buen sentido de la moral y un tono heroico en su forma de hablar que lo convertían en el candidato perfecto al Trono de Hierro.

Pero Game of Thrones no es la típica historia de fantasía épica, y antes de acabar la primera temporada, en el capítulo “Baelor”, la cabeza de Ned Stark azotó por el suelo de King’s Landing luego de que Joffrey ordenara su ejecución ante la desesperada mirada de sus hijas Sansa y Arya, y los cientos de personas que se habían congregado a ver el juicio.

Desde la emisión de ese capítulo han pasado casi 8 años, sin embargo, la muerte de Ned Stark sigue profundamente marcada en el corazón de los fanáticos, insulso después de hitos como la Boda Roja.

Pero ¿Qué es lo que hizo tan memorable a Ned Stark? Según el actor que lo interpretó, Sean Bean, todo se debe a que el personaje nunca comprometió su integridad pese a estar envuelto en un mundo como el de Game of Thrones.

“Él es muy honorable, es muy honesto, es un hombre íntegro, y hace el trabajo sucio, como al principio cuando corta la cabeza del hombre”, contó Bean a EW.  “Pero él es un hombre que es muy imparcial, y se atendrá a sus principios a través de lo fácil y lo difícil, independientemente de a quién se enfrente”.

“(Para él) ir a King’s Landing e involucrase con ese tipo de traidores, era algo a lo que no estaba acostumbrado, y ciertamente no a ese nivel”, añadió el actor. “Creo que fue bastante trágico verlo despedazado por estas personas hasta que realmente estaba luchando y estaba profundamente involucrado”.

“En todo momento, mantuvo su honor y su integridad, y creo que eso es algo que los espectadores realmente tomaron en sus corazones. Es uno de los pocos hombres buenos. Fue el primer hombre bueno en  Game of Thrones, y se mantuvo así hasta el amargo final. Sus hijos e hijas han tomado esos valores por sí mismos, y es una serie mucho más rica por eso, por él”, concluyó Bean.

Ciertamente Ned Stark marcó Game of Thrones con su presencia, y como plantea el actor hasta ahora los hijos de su personaje siguen llevando los valores del Señor de Winterfell. En ese sentido, solo queda esperar que Sansa, Bran, Arya y Jon- que no es hijo de Ned, pero igual cuenta-no sean las nuevas víctimas de la serie.

Game of Thrones regresará con su última temporada el 14 de abril.

Seguir leyendo