*

Para muchos lo peor del último partido de Chile no fue la derrota

17 NOV 2018 / Deportes

Para muchos lo peor del último partido de Chile no fue la derrota

Los partidos de "La Roja" no se pueden ver en línea, pese a que las audiencias cada vez más prefieren Internet por sobre la TV.


“La Roja” sigue sin encontrar el rumbo de cara a su preparación para la próxima Copa América que se disputará en Brasil, torneo al que llegará como doble campeón defensor tras las históricas victorias en las ediciones 2015 y 2016.

La preocupación ronda a la era de Reinaldo Rueda al mando de la selección chilena, ya que la derrota por 3 a 2 ante Costa Rica dejó en evidencia que el último año y medio de trabajo no ha logrado avances significativos en el trabajo colectivo de un equipo que busca renovación, estancándose por las ausencias y el bajo nivel individual de los más consagrados. Simplemente el equipo dio pena en Rancagua.

Pero más allá del aspecto deportivo que dejó el encuentro amistoso, una situación asociada a la transmisión de Chilevisión sigue representando, para muchos hinchas, el verdadero aspecto negativo de estas jornadas intentando seguir a la selección nacional: la imposibilidad de ver el encuentro a través de Internet.

Y eso no es algo menor en un contexto en donde el televisor ya no es la principal pantalla.

Tal como ha ocurrido en otros encuentros, al ingresar a la aplicación o al sitio oficial del canal de televisión dueño de los derechos, la audiencia se encontró con una cortina de datos estadísticos y un seguimiento en texto con las incidencias del encuentro. De fondo solo se podía escuchar el audio con los relatos oficiales del encuentro.

Aunque no existe una versión oficial sobre las causas de esta restricción, las quejas siguen multiplicándose en redes sociales. Ya sea porque existen personas que no pueden ver CHV en su televisor o simplemente porque no estaban cerca de uno para seguir el encuentro en vivo.

Tengan en cuenta que esto viene sucediendo desde que Mediapro y Chilevisión firmaron un acuerdo por 120 millones de dólares para adjudicarse los derechos hasta el Mundial de Catar. Y varios de los afectados son de la región del Maule.

Diversos estudios internacionales han indicado que actualmente los aparatos inteligentes han desplazado a la televisión. También se ha constatado que los smartphones están predominantemente presentes cuando uno enciende la TV. De ahí que probablemente continuarán las quejas ante la imposibilidad de ver oficialmente los partidos de “La Roja” a través de Internet. Al menos hasta la próxima Copa América.

Seguir leyendo